En @CoollegeFB @TheSpanishBowlseguimos en nuestro peregrinar por los caminos del maravilloso y prolífico mundo colegial. En esta ocasión, nuestros compañeros de @TulsaFBSpain, nos adentrarán en la apasionante historia del Golden Hurricane. Un programa que ha tenido que sobreponerse a la opacidad mediática y a la iridiscencia de los dos grandes programas futbolísticos vecinos de su estado.

Tulsa fue muy grande en la década de los 40 y de los 60, y quiere dejar claro que, en Oklahoma, hay mucho más -futbolísticamente hablando- que esos dos transatlánticos llamados Oklahoma Sooners y Oklahoma State Cowboys. Hoy llega el turno para el Huracán Dorado, un programa que vive un momento dulce, merced al espectacular desempeño de su zaga y, en especial, de ese cíclope mariscal defensivo llamado Zaven Collins. Fiel lector prepárate para conocer a Captain Cane, a ese equipo maravilloso del 42, para volver a vivir esa espectacular victoria de 2010 o para dejarte embriagar por la atmósfera que genera el “Wave the Flag” en el Chapman Stadium. Llega el turno de Tulsa Golden Hurricane.

 

 

EL HURACÁN DORADO DE TULSA

En 1922, el equipo de football comenzó a utilizar un nuevo apodo: Yellow Jackets -nombre con el que popularmente se conoce, en la zona, a las abejas-. No obstante, Tulsa había usado diferentes apodos a lo largo de su historia como Kendallites, Presbyterians, Tigers, Orange & Black o Tulsans.

El head coach, Howard Acher, tras analizar todas las posibilidades y desechar algunas otros (era aberrante haber usado el nickname de Black & Orange, pues eran los colores propios del archirrival, Oklahoma State), consideró seriamente rebautizar a los equipos deportivos de la University of Tulsa con el nombre de Golden Tornadoes.

Sin embargo, Georgia Tech había elegido ese apelativo para sus equipos deportivos, ya en 1917 -posteriormente el Instituto de Tecnología de Georgia utilizaría el famoso apodo de Yellow Jackets-. Así que Acher decidió cambiar el fenómeno atmosférico, dejando atrás el tornado y dando la bienvenida al huracán. Días antes de que el equipo se enfrentara a Texas A&M, Acher preguntó a sus jugadores si estaban conformes con ese nuevo nombre: Golden Hurricane. La plantilla, al completo, recibió con júbilo ese calificativo, pues dorado era el color de sus nuevos uniformes, unas equipaciones que estrenarían ante los Aggies.

 

 

EL EQUIPO DEL 42

Era el periodo de la Segunda Guerra Mundial, pero, durante el año de 1942, muchos jugadores permanecieron en el campus de la universidad. Con la intención de distraer a la preocupada población que sufría los avatares de este cruento conflicto armado, la competición se inició.

 

El equipo invencible de 1942 / tulsahurricane.com

 

Tulsa destrozó, sobre el emparrillado, a sus primeros seis rivales, finalizando la temporada con un espectacular 10-0, tras derrotar a la siempre correosa Tennessee en la Sugar Bowl. El equipo liderado por el mítico Glenn Dobbs haría historia y sería recordado como el mejor conjunto en la historia del programa. Sus victorias 23-0 ante Oklahoma y 34-6 frente a Oklahoma A&M siguen siendo hoy rememoradas. El entrenador de aquella gesta del 42 fue Henry Frnka.

 

 

LA VICTORIA DE 2010

La mayor victoria del Golden Hurricane aún está por llegar, pero una sonrisa ilumina la faz de los aficionados de Tulsa cuando rememoran aquel triunfo, 28-27, de 2010 frente a Notre Dame. Shawn Jackson retornó una interceptación 66 yardas para touchdown, Damarius Johnson regresó un punt 59 yardas para anotación, Kevin Fitzpatrick anotó un decisivo field goal cuando restaban algo más de tres minutos en el marcador, y John Flanders interceptó un pase fighting irish cuando faltaban 36 segundos, sellando así esa mítica victoria.

Junto a este triunfo, dos upset son recordados a orillas del río Arkansas. La victoria 35-34, de 1991, ante Texas A&M, número 15 de la nación. Y, sobre todo, ese sorprendente triunfo 21-20, de 1971, frente a los Razorbacks, “rankeados” en el puesto séptimo del Top 25. Además, cada victoria ante Oklahoma y Oklahoma State tiene un sabor especial.

 

 

DEL SKELLY AL CHAPMAN STADIUM

El Skelly Stadium abrió sus puertas en 1930, ostentando una capacidad para 40385 almas. Gracias al ayuntamiento y a las entidades gubernamentales del gran estado de Oklahoma, el vetusto estadio sufrió una remodelación en 2008, siendo bautizado con el nombre del H.A. Chapman Stadium y reduciendo su aforo a 30000 personas.

 

 

UN HURACÁN EN EL JUEGO AÉREO

Tulsa tuvo una especial relevancia en el cambio de sistema de juego de la década de los 60. El llamado “passing revolution” hizo furor en aquel equipo de hace 60 años. Tulsa lideró la nación en pase, durante cinco años consecutivos (1960-1964), y, en la temporada 1964, el quarterback Jerry Rhome y el wide receiver Howard Twilley lideraron una unidad ofensiva que rompió 20 récords de la NCAA. Rhome y Twilley estuvieron en la carrera por el Heisman Trophy en dos años consecutivos, 1964-1965.

 

Jerry Rhome, leyenda golden cane de los 60 / Oklahoman.com

 

 

THE SOUND OF THE GOLDEN HURRICANE

The Sound of the Golden Hurricane, nombre con el que se conoce a la marching band de la University of Tulsa, está abierta a todos sus estudiantes, teniendo su actividad más importante en cada evento en los que participan los equipos deportivos. “The Sound”, como popularmente se conoce a esta banda musical, hace las delicias del respetable en los descansos de los partidos, gracias a un variado repertorio, en el que se mezcla música clásica, popular, temas de películas y toda clase de géneros sonoros.

 

The Sound en pleno funcionamiento / tulsahurricane.com

 

HURRICANE ALLEY

El llamado Hurricane Alley es la fiesta que da inicio a cada partido que Tulsa juega como local. Se localiza en el Chapman Commons, en Tucker Drive, y consiste en el goce y disfrute de diversas actividades: tailgates, puestos ambulantes de todo tipo de comida, inflables para los más jóvenes, música en directo, venta de productos oficiales y mucha diversión. Hurricane Alley da comienzo tres horas antes del kick off del encuentro de football. 

 

 

WAVE THE FLAG

Florida tiene su célebre “Gator Chomp”, Mississipi State llega al éxtasis con su “Cowbells”, Arkansas se ha hecho eterna con su grito “Woo Pig Sooie”, Florida State seduce al mundo con su carismático “War Chant”, o Tennessee ilumina su estadio con el hermoso “Orange and White Pom Pons”. Sin embargo, el mundo del College Football ha sido sacudido por la irrupción, desde 2014, de una maravillosa tradición en el Chapman Stadium, el “Wave the Flag”. 

 

La marea roja y negra en el Chapman Stadium / tulsahurricane.com

 

La idea surgió cuando la Asociación de Estudiantes entregó a todos los aficionados una bandera de alerta de huracanes para el Homecoming Game. Fue emocionante la atmósfera que se generó en el estadio, cuando las 30.000 almas que poblaban las gradas, blandieron al unísono las enseñas rojas y negras. Desde entonces, en los momentos más álgidos de cada partido, los aficionados ayudan al equipo enarbolando este blasón identificativo del Golden Hurricane.

 

 

CAPTAIN CANE

Colin Cane, un estudiante freshman de la University of Tulsa, trabajaba como electricista por la noche para sufragarse los gastos ocasionados por sus estudios universitarios. Durante una tormenta eléctrica que impedía la retransmisión televisiva de un partido de football, Colin fue llamado desde el complejo deportivo de la universidad para solucionar este incidente.

Cuando Colin ajustaba el repetidor del satélite dentro del Chapman Stadium, sufrió una potentísima descarga eléctrica procedente de un rayo de la tormenta. Colin nunca jamás volvió a visionar un partido de su amado Golden Hurricane como un simple mortal. Desde entonces, su cuerpo se transformó, recibió súper poderes, pudiendo utilizar a su antojo la electricidad y provocando auténticos tornados contra los equipos rivales. El único problema es que perdió el cabello, aunque Colin se convirtió en Captain Cane. Un súper héroe, auténtico híper atleta, con una cultura, una inteligencia, una educación y unos modales exquisitos, que representa y lleva con honor el nombre de Tulsa.

 

Captain Cane, el súper héroe de Tulsa / kccollegegameday.com

 

 

 

Desde @CoollegeFB @TheSpanishBowldamos las gracias a @TulsaFBSpain por acercarnos las maravillosas tradiciones del Golden Hurricane y la apasionante historia de Colin Cane, el trasunto del impresionante súper héroe Captain Cane. Nos hemos emocionado con la visión de un estadio blandiendo al unísono una enseña roja y negra, hemos recordado a esos equipos que emocionaron los emparrillados en las décadas de los 40 y 60. Y, sobre todo, hemos gozado con un nuevo programa universitario que tiene como estandarte la humildad, la empatía y la igualdad por encima de todo. Enamorados de Tulsa Golden Hurricane.

 

🟡🔵 #ReignCane 👑🌀 #HuntForTheCrown 🔵🟡