En @CoollegeFB @TheSpanishBowlconsideramos que no hay programa futbolístico pequeño y estamos decididos a dar importancia y visibilidad a todas las universidades, sin importar si pertenecen a la FBS, a la FCS o incluso a una división más ignota.

En esta ocasión, nos dejaremos seducir por un programa centenario, nacido en 1882 y que tiene el lustre de tener su sede en ese crisol de culturas, en esa ciudad que nunca duerme, en la cuna del cosmopolitismo, la diversidad y la igualdad, la Gran Manzana. Efectivamente, Fordham Rams tiene su sede y su campus en Nueva York, poseyendo su auténtico fortín en Coffey Field, un coqueto estadio con capacidad para 7000 espectadores, que está anclado en el bohemio y multicultural barrio del Bronx.

Fordham Rams compite en la Patriot League, una de las conferencias de la Division I de la FCS. No obstante, es uno de esos programas futbolísticos con mucha solera y tradición, compitiendo desde el ocaso del siglo XIX con grandes rivales como Columbia, Holy Cross, NYU, Rutgers, Princeton, Cornell o Syracuse.

 

Larga vida al carnero / commons.wikimedia.org

 

En Coollege creemos que su insigne mascota y sus vetustas tradiciones merecen un espacio dentro de nuestra sección semanal. De todos es conocido el lúgubre carnericidio ocasionado por la homicida Peruna -allá por la década de los 50- y sostenemos que Rameses y The Ram necesitan un especial reconocimiento. Acompáñanos por las coloridas calles del Bronx, descubrirás las centenarias tradiciones de uno de los colosos históricos del College Football. Bienvenido a la familia del carnero, es el #Ramily time. 

 

 

THE RAM

The Ram supone muchísimas cosas para la Universidad de Fordham. No solo constituye un miembro importantísimo dentro de la comunidad de Fordham, sino que constituye por sí mismo y consolida el propio espíritu, de valor inmaterial, de la propia Fordham. Con ese calificativo, El Carnero, se concibe a la propia universidad como parte de un todo, de un equipo que lucha junto.

The Ram promueve ese orgullo de pertenencia a Fordham en cada evento deportivo de la universidad, principalmente en football y en baloncesto. Es el encargado de transmitir la historia y tradiciones del programa al resto de generaciones de fanáticos.

Además, The Ram es un miembro activo de la comunidad, participando en innumerables actos de caridad y ayuda a las clases más desfavorecidas. Por tanto, es el embajador de Fordham y su  nexo de unión con toda la sociedad neoyorquina.

Durante más de 50 años (1925-1975), Fordham contó con un carnero vivo como mascota. Su nombre era Rameses y hubo 27 generaciones de nuestro animado carnero. Rameses vivía en el propio campus de la universidad y su presencia siempre estaba asegurada en cada espectáculo deportivo. Las travesuras entre Fordham y otras universidades rivales siempre tenían como objetivo a nuestro carnero. Hay que resaltar que Manhattan secuestró al animal en múltiples ocasiones.

 

Rameses y los capitanes de Fordham / fordhamobserver.com

 

En 2016, The Ram fue inmortalizado con una versión animada, un regalo que se le ofreció al equipo de baloncesto en su importante último partido de temporada regular. El “nacimiento” de The Ram, como bobblehead, significó un espectacular lleno en el Rose Hill Gym y una posterior victoria ante Rhode Island Rams.

Actualmente, The Ram entretiene y divierte a toda la fanaticada, haciendo vibrar a jóvenes y no tan jóvenes con sus espectaculares acrobacias, bailes y, sobre todo, transmitiendo esa energía y positivismo tan acorde al espíritu de Fordham. Muchos voluntarios, de manera desinteresada, contribuyen a mantener la tradición de The Ram, con múltiples eventos durante todo el año en los que es vital su participación y colaboración. The Ram ejemplifica exactamente eso: el trabajo en equipo, el altruismo, la cooperación y la unión.

 

 

EL CARNERICIDIO: PERUNA, LA ASESINA

Se conocen los hechos, pero no la fecha exacta. El carnericidio fue cometido por la indómita y violenta Peruna V, el más longevo y sanguinario de todos los ponis que han representado a la Universidad Metodista del Sur. Entre 1950 y 1965, Peruna V sembró el pánico allá por donde iba.

 

Imagen del venerable y achuchable Rameses antes de ser abatido por la malévola Peruna / fordhamobserver.com

 

Nuestro simpático carnero cometió la osadía y el error mortal de acercarse demasiado al equino, que le infligió una coz que ocasionó la muerte instantánea del venerable y pacífico Rameses. Peruna V ha pasado a la historia del College Football como la asesina mascotil más despiadada.

 

 

RAMNAPPING 1961: EL SECUESTRO DE RAMESES

La noche del 31 de marzo de 1961, cuatro despiadados estudiantes sophomores del Manhattan College se colaron en el campus Rose Hill de la Fordham University para cometer una deplorable e impía acción: secuestrar al carnero Rameses, mascota de su némesis deportiva e institucional.

El Rameses secuestrado era el decimonoveno de una amplia tradición de carneros. La rivalidad deportiva entre estos dos programas era enorme, así que Edward Hannan y tres de sus mejores amigos, motivados por defender el honor de su universidad, decidieron cometer tan execrable misión.

 

Rameses tras ser rescatado de su rapto por los estudiantes del Manhattan College / fordhamram.com

 

No contentos con robar a Rameses, lo tiñeron de verde -el color del Manhattan College-, lo encadenaron a una valla y lo abandonaron en el Madison Square Garden Circus.

 

¿POR QUÉ SOMOS “THE RAMS”?

Una de las más intrigantes cuestiones en Fordham es de dónde viene el calificativo de Rams. Todo comenzó una tarde de la primavera de 1883, Fordham disputaba un partido de béisbol contra US Military Academy at West Point, el público asistente comenzó a animar al equipo gritando: “One-Dam, Two-Dam, Three-Dam… FORDHAM!!!”. El grito de guerra causó sensación entre los aficionados, pero cierto sector consideraba que era un grito que no era propio de caballeros. Hay que recordar que la palabra “damn” –que fonética puede confundirse con “dam”- significa coloquialmente ¡Mierda! ¡Maldita sea!. Por tanto, los estudiantes encontraron un vocablo que rimaba perfectamente con Fordham, la palabra “ram”. Así que, desde entonces, los equipos deportivos se conocieron como Fordham Rams.

 

IT’S ALL ABOUT MAROON

Existe mucha controversia en torno al color de Fordham, pero la única cosa cierta es que el granate no fue el color primario de los equipos deportivos, sino el magenta. El equipo universitario de béisbol inició sus competiciones deportivas utilizando el magenta como el color principal en sus equipaciones. Sin embargo, uno de los grandes rivales de Fordham -Harvard- también lo hacía.

Ambas instituciones iniciaron un litigio por coronarse como las pioneras en la utilización del magenta, pero ninguna consiguió salir vencedora. Así que decidieron jugarse el color al ganador de unas series beisbolísticas, de tal manera que el perdedor debería usar otro color. Fordham ganó estas series, pero Harvard no cumplió su promesa.

 

We love maroon / news.fordham.edu

 

Ante tal situación, Stephen Wall -alumno de la universidad- sugirió el uso del granate como color oficial, pues no era un color muy utilizado en la época. En una carta que Wall escribió al Fordham Monthly en 1907, el alumno recordaba que eligió el granate, ya que le recordaba a una copa de vino clarete cuando le da un rayo de sol. El comité universitario aceptó la propuesta de Wall y, desde entonces, el granate es color de los Fordham Rams. Lo más irónico de todo es que Harvard terminaría abandonando el magenta en favor del rojo carmesí.

 

RING THE BELL

Una de las tradiciones más clásicas es que, tras una victoria del equipo de football, siempre se toca la Victory Bell, una campana que está localizada justo enfrente del Rose Hill Gym. La Victory Bell era la campana del buque de guerra japonés Junyo, siendo donada por el almirante Chester Nimitz a Fordham. El presidente Harry S. Truman tuvo el honor de ser la primera persona en tocar la campana, allá por 1946.

 

Desde @CoollegeFB @TheSpanishBowl, seguimos disfrutando y descubriendo las tradiciones y mascotas más históricas, vetustas y genuinas del panorama futbolístico colegial. Hemos saboreado auténticas historias de leyenda como la elección del color granate por Fordham, o la procedencia de una auténtica campana de guerra. The Ram nos ha cautivado por su extrovertida personalidad, pero también nos ha causado gran controversia las situaciones -muerte y rapto incluidas- que ha experimentado a lo largo de toda su vida. Esto es Fordham, la universidad del cosmopolita Bronx neoyorquino.

 

El entrañable The Ram, genio y figura / news.fordham.edu

 

 

🍷 #RAMily 🐏 #FordhamFootball 🍷