SUN BELT CONFERENCE.

Volver a la guia

SEÑAS DE IDENTIDAD:

La Sun Belt Conference es una conferencia de 10 universidades que participan en la FBS Division I. Se fundó en 1976, aunque no patrocinó el football hasta 2001. Se integra por programas que tienen su sede en la zona sudeste de Estados Unidos. Sus rasgos distintivos son marcadores altos, defensas débiles, juego terrestre prioritario y gran igualdad. Appalachian State Mountaineers es actualmente el programa más influyente, aunando cuatro campeonatos de la competición, aunque Louisiana y Coastal Carolina vienen pisando, cada vez, más fuerte.

La conferencia se divide en dos divisiones:

EAST DIVISION: 1) Appalachian State Mountaineers; 2) Georgia Southern Eagles; 3) Georgia State Panthers; 4) Troy Trojans; 5) Coastal Carolina Chanticleers.

WEST DIVISION: 1) Louisiana Ragin’ Cajuns; 2) Arkansas State Red Wolves; 3) UL Monroe Warhawks; 4) Texas State Bobcats; 5) South Alabama Jaguars.

@EduVall82

EAST DIVISION

APPALACHIAN STATE MOUNTAINEERS.

(COLORES: NEGRO & AMARILLO)
PRIMERA TEMPORADA: 1928
CIUDAD (ESTADO): Boone (North Carolina).
ESTADIO (CAPACIDAD): Kidd Brewer Stadium (30.000).
TÍTULOS NACIONALES Y TÍTULOS CONFERENCIA: 3 (FCS) – 4 (Sun Belt).

TRADICIONES Y MASCOTAS.

Una vez cada año, los deportistas, staff técnico, estudiantes y todos los hinchas del equipo se reúnen para la celebración de un colosal homecoming. Esta cabalgata se impregna del espíritu de hermandad y compañerismo, que es una de las señas de identidad de la universidad sita en Boone (North Carolina). En esta nutrida y florida caravana tienen su especial importancia la Marching Mountaineers (la banda musical) y Yosef (la mascota del equipo).
“Yosef” es la peculiar forma que tienen los agrestes y rudos montañeros de los Apalaches de pronunciar la voz “your self” (“tú mismo”). La idea que se pretende desde App State Athletics es que cualquier alumno, fan o amigo, que siente en su corazón los colores negro y oro de los Mountaineers, puede ser considerado el propio Yosef.

RIVALIDADES.

Tras la entrada del programa de Boone en la Sun Belt Conference, la rivalidad más enconada se establece con Georgia Southern Eagles, uno de los programas más fuertes de su división. La dolorosísima derrota -quitando el invicto-, en 2020, en la noche de Halloween, ha incrementado las ansias de revancha en filas montañeras (a pesar de que el año pasado, App State se tomó cumplida venganza). Otro programa con el que las espadas están en todo lo alto es Louisiana-Lafayette Ragin’ Cajuns. ¿El motivo? Sus últimos enfrentamientos en el Championship conferencial. Por último, hay que señalar la rivalidad estatal con North Carolina Tar Heels y South Carolina Gamecocks.

TEMPORADA 2020.

La Conferencia Sun Belt, por primera vez en los últimos cuatro años, no fue dominada por los Mountaineers. Las dudas, a pesar de la victoria, ante Charlotte se convirtieron en un problema tras la debacle ante Marshall. Los cinco triunfos consecutivos frente a Campbell, Arkansas State, ULM, Texas State y Georgia State hacían presagiar un resurgir. Mas la clara derrota ante los “gallitos” de Coastal Carolina y el doloroso final de temporada regular, con esa ajustada victoria de Louisiana bajo la lluvia, pusieron un final gris a la primera temporada de Shawn Clark. El triunfo en la bowl ante North Texas no ocultó un decepcionante primer año de Clark.

JUGADORES HISTÓRICOS.

Larry Hand (DT) 1960-1964; Dino Hackett (LB) 1982-1985; Dexter Coakley (LB) 1993-1996; John Settle (RB) 1983-1986; Darrynton Evans (RB) 2016-2019 y Akeem Davis-Gaither (LB) 2017-2019.

ESTRELLA OFENSIVA: CHASE BRICE.

Chase Brice busca un nuevo comienzo en los Montes Apalaches. Tras su horrible temporada en Duke, en la que fue interceptado en 15 ocasiones y tuvo 7 fumbles, espera erigirse, en Boone, en el heredero de la estrella local Zack Thomas y volver a recordar a ese esperanzador QB reserva de Trevor Lawrence. Con una spring season y una offseason reales, podremos reencontrarnos con la mejor versión de Brice. Contará a su alrededor con multitud de armas aéreas y terrestres, que pueden ayudar al renacer de su carrera.

 

ESTRELLA DEFENSIVA: DEMETRIUS TAYLOR.

La zaga montañera ha sufrido en los últimos años las duras bajas de varios baluartes defensivos como Akeem Davis-Gaither, Shemar Jean-Charles, Jordan Fehr, Noel Cook y Josh Thomas. Ante tan grotesco panorama, el liniero defensivo super senior Demetrius Taylor deberá dar un paso adelante y erigirse en el gran líder de las trincheras defensivas.Tanto él como Caleb Spurlin, han decidido aceptar el año extra de elegibilidad dado por la NCAA, debido a la pandemia. Taylor consiguió la pasada temporada 6 sacks y 13 tackles for loss el pasado ejercicio. Aún perdura en nuestra retina su espectacular partido en Chapel Hill frente al rival estatal North Carolina de 2019.

 

LO MEJOR DEL RECRUITING.

Sin ninguna duda, estamos ante el mejor recruiting de Appalachian State en décadas. Varios jugadores ya están camino de The Rock, atraídos por el buen hacer de la gerencia, del staff técnico y, sobre todo, por los pingües resultados obtenidos en los últimos años. El recruit de Appalachian State ha sido posicionado en el puesto 75º de la nación. Dentro de ese compendio de atletas egresados de high school destacan dos linieros ofensivos, el guard Jaden Lindsay y el tackle Colston Powers. Asimismo, llega el interesante QB DC Tabscott, así como dos prometedores receptores, Da’Shawn Brown y Dalton Stroman. Otros jugadores a considerar son Troy Everett (OG), Deshawn McKnight (LB), Jaquan Lowman (S), KaRon White (DT) o Trevor Moffitt (LB).

ENTRENADOR: SHAWN CLARK.

Las venas de Shawn Clark están llenas de sangre negra y oro. Nadie mejor que él conoce el programa de Appalachian State. Tras jugar cuatro temporadas en Boone y ser el encargado de las trincheras ofensivas de Eastern Kentucky, Purdue y Kent State, retomaría su idilio con los Mountaineers. Tras la marcha de Drinkwitz, asumió la responsabilidad de dirigir al equipo en la New Orleans Bowl y ahora ya ejerce como máximo responsable de App State. Su sintonía con los jugadores, la implementación del juego aéreo y una continuación del excelente sistema terrestre serán las credenciales de Clark.  Dale Jones (23 años en el staff técnico de App State) vuelve a Boone -tras su paso por Louisville- y será el máximo responsable de que la defensa montañera siga luciendo agresiva e inexpugnable.

 

TEMPORADA 2021.

Recuperar la identidad. Ese es, sin duda, el axioma que martillea la cabeza de Shawn Clark. Entrega, esfuerzo, dedicación, pasión, ilusión, amor por los colores, profesionalidad… son los ingredientes básicos que definen la labor del entrenador de 45 años. Clark conoce perfectamente su equipo, su conferencia… tiene muy claro lo que quiere y dará todo por conseguirlo. Chase Brice será el mariscal de campo que haga olvidar a Zack Thomas y que lidere el arsenal ofensivo montañero. Armas no le faltarán al ex quarterback de Clemson y Duke. Un ataque aéreo con Corey Sutton, Thomas Hennigan, Malik Williams y Jalen Virgil suena muy bien. Además, por tierra, Camerun Peoples seguirá haciendo de las suyas, bien acompañado de Nate Noel. En la línea ofensiva, vuelven dos titulares (Baer Hunter y Damion Daley) y, aquí, debe verse la mano de Clark.
En defensa, App State solo concedió 20 puntos por partido la pasada temporada y, este año, esos números deben mejorar, pues regresan nueve titulares. Taylor y Spurlin serán los jefes de las trincheras. La secundaria estará dirigida por el safety Kaiden Smith. Los linebackers D’Marco Jackson y Trey Cobb volverán a mostrar su contundencia defensiva y a ser esos auténticos stoppers de la carrera rival.

MEJORES PARTIDOS DE 2021.

1) Appalachian State Vs. East Carolina (2 de septiembre); 2) Appalachian State at Miami Hurricanes (11 de septiembre); 3) Appalachian State Vs. Marshall (25 de septiembre); 4) Appalachian State at Louisiana (12 de octubre); 5) Appalachian State Vs. Coastal Carolina (20 de octubre); 6) Appalachian State Vs. Georgia Southern  (27 de noviembre).

@EduVall82

GEORGIA SOUTHERN EAGLES.

(COLORES: AZUL MARINO & BLANCO)
PRIMERA TEMPORADA: 1924
CIUDAD (ESTADO): Statesboro (Georgia).
ESTADIO (CAPACIDAD): Paulson Stadium (25.000).
TÍTULOS NACIONALES Y TÍTULOS CONFERENCIA: 6 (National Championships FCS) – 1 (Sun Belt) – 10 (Southern Conference FCS).

TRADICIONES Y MASCOTAS.

Sin duda, el más épico y mítico head coach de la historia de Georgia Southern ha sido Erk Russell. Su tradición de golpear a sus jugadores con su cabeza antes de cada encuentro -aunque en el intercambio, el propio Erk se hiciera sangre tras el choque con el casco de sus pupilos- se convirtió en tradición en Statesboro. Para honrar la intensidad, la leyenda y el coraje de Russell, la comunidad eagle optó por dedicar un busto de bronce al brillante entrenador, a la entrada del Paulson Stadium. Actualmente, cada jugador choca su cabeza con el busto, antes de cada encuentro, en honor al legendario Russell.
GUS es el nombre de la mascota oficial de Georgia Southern. Es un águila antropomórfica, que representa a los Eagles en cada partido y allá donde va. Sus performances antes, durante y después de cada encuentro son archiconocidas.

RIVALIDADES.

Los dos grandes rivales de Georgia Southern son Appalachian State y Georgia State. La rivalidad con los Mountaineers se remonta a 1987, temporada en la que el programa de Boone derrotó a los Eagles en los cuartos de final de los Playoffs FCS. Desde 1993, compartieron la Southern Conference, incrementando este odio deportivo. En la actualidad, pertenecen a la Sun Belt Conference, enfrentándose anualmente. Para el recuerdo queda el partido de 2019, cuando los Eagles -comandados por el kicker Tyler Bass- derrotaron a unos imbatidos Mountaineers en su fortín del Kidd Brewer Stadium en medio de una lluvia torrencial.
El otro gran rival son sus vecinos estatales, Georgia State. Ambos programas compiten desde 2014 y el balance es 3-4 a favor de los Panthers.

TEMPORADA 2020.

La temporada 2020 de Georgia Southern fue un auténtico carrusel de sensaciones. Tras un cerrado duelo ante la débil Campbell en la que las huestes de Chad Lunsford salieron victoriosas, se sufrió una ajustada derrota ante los poderosos Ragin’ Cajuns. Llegaron victorias sólidas ante Louisiana-Monroe y UMass, pero un baño de realidad llegó con la aplastante derrota ante Coastal Carolina. Se sufrió, pero ganó frente a South Alabama, Troy y Texas State. Contra Army se vivió uno de los partidos más locos de la temporada, con una derrota que aún la fanaticada eagle no puede entender. La temporada regular se cerró con luces y sombras: dos derrotas ante los archienemigos Georgia State y Appalachian State y un triunfo de prestigio frente a Florida Atlantic. En la New Orleans Bowl, los pupilos de Lunsford no tuvieron piedad y aniquilaron 38-3 a Louisiana Tech.

JUGADORES HISTÓRICOS.

Tracy Ham (QB); Adrian Peterson (RB); Tyler Bass (K); Kindle Vildor (CB); Younghoe Koo (K); Matt Breida (RB); Ukeme Eligwe (LB); Antoine Williams (LB); Edwin Jackson (LB); Jerick McKinnon (RB); J.J. Wilcox (S); Jayson Foster (WR); Rob Bironas (K); Kiwaukee Thomas (CB) y Fred Stokes (DE).

ESTRELLA OFENSIVA: J.D. KING.

Tras su transfer desde Oklahoma State al final de la temporada 2018, el running back J.D. King se ha erigido en uno de los baluartes del potente ataque terrestre eagle. Su temporada 2019 fue para enmarcar, aunando 804 yardas terrestres y anotando 8 TDs, y, sobre todo, dando la sensación de ser un arma difícil de anular. 2020 estaba siendo un año muy productivo para King (626 yardas terrestres y 5 anotaciones), pero una ACL, a comienzos de noviembre, puso fin a este esperanzador desempeño. Teniendo a su disposición una línea ofensiva en la que regresan cinco titulares, se espera que 2021 sea un grandísimo año para King.

 

ESTRELLA DEFENSIVA: DERRICK CANTEEN.

La temporada del cornerback freshman Derrick Canteen ha sido simplemente apoteósica. Ha mostrado sobre el emparrillado una insultante veteranía, haciendo gala de unos recursos que lo pueden catapultar como uno de los CBs con un futuro más prometedor. Con él, la secundaria de Georgia Southern ha dado un clarísimo salto de calidad. Derrick consiguió 48 tackles (23 solo, 14 asistidos), 0’5 TFLs, 10 pases defendidos, 6 interceptaciones, 1 fumble forzado, 1 fumble recuperado y retornado para TD.

 

LO MEJOR DEL RECRUITING.

El recruit de Georgia Southern ha sido posicionado en el puesto 92º de la nación. Teniendo en cuenta lo bien que está reclutando jugadores de secundaria Lunsford, en los últimos años, habrá que prestar especial atención a Myzel Williams, un safety egresado del DeLand High School de Florida. Junto a él, han llegado otros jugadores de secundaria como Tyrell Davis (S) y Josh Trice (CB). La marcha del QB estrella Shai Werts a Louisville hace que en Statesboro se tenga que mirar al futuro y, para ello, se han reclutado a un QB: Cam Ransom. También, se espera muchísimo en ataque de Derwin Burgess Jr., un receptor que procede del Riverdale HS de Georgia. Otros puntales de este recruit son Michael Edwards III (LB), Caleb Cook (OG), Montae Maxwell (ATH) o Chas Collins (OT).

ENTRENADOR: CHAD LUNSFORD.

Tras la destitución de Tyson Summers, Chad Lunsford sirvió de entrenador interino, otorgándosele las riendas de los Eagles el 27 de noviembre de 2017. Desde entonces, la evolución positiva de los resultados de Georgia Southern son patentes (tres temporadas consecutivas con balance positivo), siendo uno de los equipos más rocosos y más complejos de batir. Su récord es de 27 victorias y 18 derrotas, obteniendo dos triunfos en bowls y solo una derrota. Siguiendo la tradición de Georgia Southern, los Eagles son el equipo más militar fuera de los tres grandes programas (Army, Navy y Air Force), pues utilizan y llevan la triple option a la perfección. Trincheras y poderoso juego terrestre son las líneas básicas de los esquemas ofensivos de Lunsford.


TEMPORADA 2021.

Uno de los grandes problemas de los Eagles la pasada temporada fue su escasa anotación por partido. Ostentar una media de solo 27’2 puntos por partido en la Sun Belt (solo los octavos en la conferencia) es algo muy mejorable. Para ello, Lunsford ha otorgado las riendas del ataque a Doug Ruse (que inició la temporada 2020 como entrenador de tight ends). Con Ruse, el ataque mejoró considerablemente los tres últimos encuentros de la pasada campaña, coronándose con una meritoria victoria 38-3 en la New Orleans Bowl.
El QB titular Shai Werts se ha marchado a Louisville para disputar su año extra de elegibilidad. En principio, el elegido para reemplazarlo será Justin Tomlin, que ya deslumbró en varios partidos con más de 75 yardas terrestres y que conoce el sistema a la perfección. No obstante, desde Georgia Tech, llega James Graham (QB titular de los Yellow Jackets en 2019), que se lo pondrá muy difícil a Tomlin. El juego terrestre volverá a tener como máximo agente a J.D. King, que parece totalmente recuperado de su ACL, que puso fin a su temporada. Junto a él, el poderoso corredor senior Logan Wright luchará por asfaltar las defensas rivales junto a King. Wright tuvo una gran campaña, en ausencia de King, con 602 yardas en tan solo 99 intentos. Cuatro titulares regresan a la OL, lo que asegura el buen desempeño de esta unidad.
Scot Sloan asumió el cargo de coordinador defensivo en 2018 y trocó la defensa eagle en un sistema 3-4. Desde estos cambios, la zaga de Georgia Southern se ha erigido en uno de los conjuntos más correosos y más áridos a la hora de batir. En 2021, el espectacular desempeño defensivo queda asegurado gracias a una secundaria espectacular, en la que destacan el CB estrella Derrick Canteen y el safety Anthony Wilson, que obtuvo honores all-conference tras su gran temporada con 67 tackles. Además, el regreso de los seniors Darrel Baker Jr. y Justin Birdsong dan a esta unidad un empaque enorme.
La unidad de linebackers tiene muy buena pinta gracias a Zyon McGee, Randy Wade Jr y Benz Josue. Andrew Johnson Jr. llega desde Oregon para aportar como inside linebacker. La gran duda será quién reemplazará a Raymond Johnson III en el pass rush. Las mayores papeletas las tienen Dillon Springer y Justin Ellis.

MEJORES PARTIDOS DE 2021.

1) Georgia Southern at Florida Atlantic (11 de septiembre); 2) Georgia Southern at Arkansas (18 de septiembre); 3) Georgia Southern Vs. Louisiana (25 de septiembre); 4) Georgia Southern Vs. Georgia State (30 de octubre); 5) Georgia Southern Vs. BYU (20 de noviembre); 6) Georgia Southern at Appalachian State (27 de noviembre).

@EduVall82

GEORGIA STATE PANTHERS.

(COLORES: AZUL & BLANCO)
PRIMERA TEMPORADA: 2010
CIUDAD (ESTADO): Atlanta (Georgia).
ESTADIO (CAPACIDAD): Center Parc Credit Union Stadium (26.000).

TRADICIONES Y MASCOTAS.

Pounce es la mascota oficial de los equipos deportivos de Georgia State University. Es una pantera antropomórfica, con la piel azul, con dientes muy afilados y bigotes negros. Asiste a todos los partidos de los Panthers. Oficialmente, representa los colores azul y blanco de Georgia State desde 2009.
Sin duda, la gran tradición de Georgia State va en consonancia con algo intrínseco al fútbol colegial: los tailgates. En Atlanta, los tailgates significan una auténtica forma de vida y ningún partido de Georgia State tendría sentido sin asistir previamente a uno y degustar sabrosas cervezas y rica comida. Para los aficionados panthers, la organización ofrece innumerables espectáculos en cada game day.

 

RIVALIDADES.

La mayor rivalidad de los Panthers es con sus vecinos de estado y conferencia: Georgia Southern Eagles. A pesar de que, en football, solo compiten anualmente desde 2014, la rivalidad es muy aguerrida en baloncesto. Actualmente, la serie futbolística es dominada por los Panthers por 4 victorias y 3 derrotas. El enconamiento de esta contienda se inició con el fichaje de Charlie Cobb como Director Atlético de Georgia State. En la rueda de prensa de su presentación, el propio Cobb admitió que Tom Kleinlein, athletic director de Georgia Southern, le dijo, tras enterarse de su fichaje por los Panthers, “Bienvenido, ahora es cuando empieza nuestra verdadera guerra”.

TEMPORADA 2020.

Luces y sombras fue el guión que trazó perfectamente Georgia State la pasa temporada. A una derrota le seguía una victoria, hasta el arreón final de tres triunfos consecutivos. La campaña se iniciaba con una derrota en la prórroga ante Louisiana. East Carolina pagaría los platos rotos de esta derrota. Arkansas State se llevaba un partido muy reñido y, siguiendo el esquema establecido, se ganaba a Troy en el último segundo. Coastal Carolina infringió la mayor derrota de 2020 (0-51). Louisiana-Monroe hincaba la rodilla ante unos sólidos Panthers. La última derrota de la temporada llegaba en Boone en un encuentro no apto para cardíacos. El final de año fue espectacular, con triunfos ante South Alabama y Georgia Southern, poniendo el broche final la victoria 39-21 en la Lending Tree Bowl frente a Western Kentucky.

JUGADORES HISTÓRICOS.

Will Lutz (K); Albert Wilson (WR); Brandon Wright (Placekicker); Chandon Sullivan (CB); Ulrick John (OT); Penny Hart (WR); Robert Davis (WR) y Nick Arbuckle (QB).

ESTRELLA OFENSIVA: CORNELIOUS BROWN IV.

Cornelious logró la titularidad en su año redshirt freshman y mostró lo bien que mueve las cadenas desde su atalaya de 6’5” pies de altura. Su temporada ha sido simplemente espectacular, erigiéndose en un doble arma mortífera tanto por aire como por tierra. Cornelious completó el 58’6% de los pases que intentaba, acumulando 2278 yardas de pase para 17 TDs y sufriendo 10 interceptaciones. Por tierra, añadió 301 yardas y 7 anotaciones. Su media de 228 yardas de pase por encuentro nos deja patente que 2021 puede ser, sin duda, el año de su total consagración.

 

ESTRELLA DEFENSIVA: ANTAVIOUS LANE.

El safety Antavious Lane realizó una campaña redshirt freshman impactante, siendo el alter ego de Cornelious Brown en el terreno defensivo. A pesar de ser un poco pequeño para la posición (5’9” pies), juega de manera rocosa y saca el máximo partido a sus 180 libras de peso. Consiguió honores All-Sun Belt y fue elegido parte del segundo equipo de la conferencia. Sus estadísticas fueron brillantes: 4 interceptaciones, seis pases defendidos y 55 tackles.

 

LO MEJOR DEL RECRUITING.

El recruit de Georgia State ha sido posicionado en el puesto 104º de la nación. Shawn Elliot ha añadido mucho talento en la parcela defensiva, siendo sus reclutas más rutilantes el cornerback Brylan Lanier y el inside linebacker Jordan Jones. El exterior del front seven defensivo de los Panthers plantea muchas dudas de cara al futuro, así que desde la gerencia se confía en la evolución de tres outside linebackers, que pueden dar mucho que hablar dentro de poco: Jamarion Ellis, Christopher Davis Jr. y Evan Graham. Las perlas defensivas se cierran con los defensive ends Tyler Dunlap y Fuches Lewis II, el safety Makkah Jordan y el CB Tony McCray Jr. Asimismo, se espera mucho del guard Marquez Bargman.

ENTRENADOR: SHAWN ELLIOT.

Tras una dilatada experiencia en Appalachian State y, sobre todo, en South Carolina, Shawn Elliot era nombrado head coach de Georgia State en 2017. El balance actual del técnico es negativo con 23 victorias y 30 derrotas. No obstante, ha conseguido tres temporadas con balance positivo y solo una muy negativa, el año 2018, temporada en la que los Panthers perdieron diez encuentros y solo ganaron dos. Ha obtenido la victoria en dos partidos de bowl y ha perdido uno. Es un entrenador muy visceral, que sabe transmitir muy bien esos valores de entrega, sacrificio y esfuerzo a sus jugadores. Ha conseguido sacarse de la chistera a Cornelious Brown, un quarterback destinado a cambiar el futuro del programa de Atlanta. Tras dos años luchando por la clasificación para una bowl, 2021 debe significar un cambio de rumbo y aspirar al título de conferencia.

 

TEMPORADA 2021.

El ataque de Georgia State regresará, en 2021, con once titulares del año pasado. Al mando de todos ellos y como adalid de la causa panther, aparece el QB Cornelious Brown IV, que intentará mejorar los buenos resultados y el magnífico juego desplegado en 2020. Será un arma doble, tanto por tierra como por aire. Su mejor aliado aéreo volverá a ser el espectacular receptor Sam Pinckney, que lideró la Sun Belt con 47 recepciones, 815 yardas y 7 TDs. Teniendo en cuenta la evolución de Brown, todo parece indicar que Georgia State lanzará más este año. En este sentido, tendrán su papel Roger Carter, uno de los tight ends más interesantes de la conferencia, Terrance Dixon, un slot que tuvo 21 recepciones el año pasado, y el receptor Ja’Cyais Credle, que llega desde UCF.
Por tierra, el running back senior Destin Coates (que superó las 100 yardas en cinco encuentros de 2020) volverá a asumir el mando. En su favor, estará una línea ofensiva que regresa intacta y que acumula  experiencia y veteranía con 136 titularidades.
La premisa de la zaga panther es meter mucha presión al QB y detener la carrera. Aspectos que le permitieron acumular 34 sacks y encajar apenas 3’9 yardas por acarreo la pasada campaña. Sin embargo, Jordan Strachan (10’5 capturas) se ha marchado a South Carolina, así que se espera el máximo de Trajan Stephens-McQueen, un LB que puede ser reconvertido al exterior. En la secundaria, seguirán brillando con luz propia el CB Quavian White y el safety Antavious Lane. En la línea, se espera mucho de los defensive ends Jeffery Clark y Hardrick Willis (entre ambos, 9’5 sacks y 51 tackles).

MEJORES PARTIDOS DE 2021.

1) Georgia State Vs. Army (4 de septiembre); 2) Georgia State at North Carolina (11 de septiembre); 3) Georgia State at Auburn (25 de septiembre); 4) Georgia State at Georgia Southern (30 de octubre); 5) Georgia State at Coastal Carolina (13 de noviembre).

@EduVall82

TROY TROJANS

(COLORES: GRANATE & BLANCO).
Datos Equipo

Año fundación: 1909
Estadio: Veterans Memorial Stadium (30000 espectadores)
Ciudad: Troy (Alabama)
Títulos: 2 nacionales (DII) y 6 de conferencia (Sun Belt)

Tradiciones y Mascotas

“The Sound of the South Band” es el gran protagonista en las tradiciones de Troy, una de las grandes bandas del sur del país (o del país entero). Con ellos se inició uno de las primeras caminatas de acompañamiento del equipo hacia el estadio. Lo característico de esta caminata, la llamada Trojan Walk, es que los jugadores van vestidos con pajaritas. Una vez entran en el estadio, esta ruidosa banda va tocando por todos los lugares del estadio, moviéndose por campo y escalinatas, para finalizar con un silencio de la banda para dar paso al fervor de los alumnos con el speaker, para dar entrada al equipo con un intenso verso del libro “Julio César” de William Shakespeare y gritar todos al unísono “Caos” (Havoc).
Troy esta muy unida a los cuerpos militares, y siempre les hace honores. Por ende, no es casualidad el nickname del programa, y que su mascota sea un guerreo troyano llamado T-Roy

Rivalidades

Los Trojans tienen 3 rivalidades, dos históricas y una de conferencia. La rivalidad más antigua es la que tiene con Jacksonville State y viene dada cuando los dos equipos jugaban en la FCS. El enfrentamiento es denominado como “Battle for the Ol’ School Bell” (el trofeo es una campana rememorando los orígenes de las dos universidades) y no se juega desde el 2001.
Otra de las rivalidades históricas se disputa, desde 1936, contra la universidad de Middle Tennennesse, que pasó a ser un enfrentamiento anual de 2004 a 2013, cuando MTU permaneció en la Sun Belt Conference. Desde entonces no se había vuelto a disputar hasta este año con una doble disputa. Este enfrentamiento tenía el nombre de “Battle for the Palladium”
La última rivalidad es contra la universidad de South Alabama, que data desde la entrada en la SBC, de esta última, en 2012. Esta rivalidad es denominada como “Battle for the Belt”

Jugadores Históricos

Virgil Seay (WR) 1977-1980
Willie Tullis (CB) 1978-1981
Titus Dixon (WR) 1986-1989
Leonard Wheeler (S) 1989-1992
Osi Omenyiora (DE) 2000-2003
Demarcus Ware (DE) 2003-2005
Leodis McKelvin (CB) 2004-2007
Sherrod Martin (S) 2004-2008

Estrella Ofensiva. Kimani Vidal

Ante un año ofensivamente malo y donde no se ha visto destacar a ningún jugador, se empezó a darle presencia a este RB de primer año. Es la grata noticia para este equipo en la parcela ofensiva y donde se respaldará este año el peso en ataque. Vidal es un corredor pequeño, elusivo, rápido y con buenas manos. Sumó en su año freshman 516 yardas terrestres y 4 TDs, y 225 yardas aéreas

Estrella Defensiva. Carlton Martial

Este LB es carne de NFL, todo un playmaker defensivo. No ha parado de callar bocas desde High School. Siendo el mejor LB del estado de Alabama, en el instituto, nadie confió en este chico (a excepción de los Trojans) por su pequeño tamaño (5’8” en ese momento, y 5’10” en la actualidad). En su año Sophomore presentó unos stats de 114 tackles (10 for loss), 1 sack, 1 interceptación y 3 pases defendidos. Un jugador que no se puede dejar de seguir.

Entrenador. Chip Lindsey

Ante la salida de Neal Brown hacia West Virgina, Lindsey, después de romper el acuerdo con Kansas, volvió a Troy (ya ejerció de QB coach) con la difícil tarea de igualar o mejorar lo hecho por Brown. El reto era complicado, ya que los Trojans acababan de realizar el mejor récord de temporada de su historia y ganar su 1ª Bowl. En las 2 temporadas que lleva Lindsey en el equipo, ha “defraudado” llevando al equipo a un récord negativo. Se empieza a perder la fe y el tiempo para poder llevar el estilo rocoso y duro de Auburn a Troy, con una gran defensa y un ataque lleno de RPO.

Recruiting

Lindsey solo ha llegado a reclutar para los Trojans un total de 15 jugadores, de los cuales 13 tienen una calificación de 3 estrellas. Con ello, ha sido el 8º mejor equipo de la Sun Belt en reclutamiento, es decir, ha empeorado en esta faceta. Destacan entre estos jugadores: Jarris Williams (RB), Ivan Shultz (OG) y Deshon Stoudemire (WR JUCO). Este último puede hacerse con puesto titular. Vía tránsfer han llegado 8 jugadores, y algunos bastante interesantes: Taiyon Palmer (CB) de North Carolina State, Jordan Anthony (LB) de Michigan, Taylor Powell (QB) de Missouri y Luke Magliozzi (K) de UConn

Resumen Temporada 2020

Temporada bastante decepcionante para los Trojans. El equipo destinado en intentar poner en aprietos a los Mountainners defraudaron en su lucha, teniendo una temporada negativa con récord de 5-6, y, por tanto, no llegando a una Bowl. El cambio de entrenador se ha notado mucho en el equipo, y están llevando mucha irregularidad, teniendo partidos y momentos muy buenos, con otros dando una imagen bastante mala. Fiel reflejo de ello estuvo en el doble enfrentamiento que tuvo en el “Battle for the Palladium”.

Temporada 2021

Dos años de Lindsey al mando de los Trojans, y la ofensiva se está viniendo hacia abajo. Gunnar Watson cogió el relevo de mariscal a Kaleb Baker y, por lo visto hasta ahora, le está costando sustituirle, siendo muy irregular en sus lecturas de juego. Taylor Powell estará en la recamará si no responde bien Watson.
A pesar del sitio del que viene Chip, no le está dando mucho peso al juego terrestre, y esto debería cambiar, de una vez, y poner el peso de la ofensiva en la dupla Vidal y el veterano BJ Smith. Para reforzar esto, hay que decir que se cuenta con uno de los mejores Centers y Offensive Tackles de la Sun Belt, Dylan Bradshaw y Austin Stidham, y hay que aprovechar su trabajo. En lo que respecta al juego aéreo, la referencia será Reggie Todd junto con Tray Eafford.

Se espera que este año la defensa suba un peldaño y pueda mantener al equipo en los partidos. La línea de LB’s será la unidad más importante de la defensiva, y puede que de la Sun Belt. A Martial hay que añadirle KJ Robertson, en su papel de Will, y a Jayden McDonald en el Sam. En la secundaria se espera crecimiento gracias a la mayor veteranía del safety Dell Pettus y la adición de Taiyon Palmer. En la DL destaca como fuerza interior el primo de Alvin Kamara, Will Choloh, y en el exterior Richard Jibunor.
El calendario se presenta como una prueba dura, ya que hay varios enfrentamientos contra equipos rocosos, y para poder sacar un récord positivo va a ser muy importante que la defensa se presente sólida.

Calendario

En la semana 5 los Trojans tienen, a priori, el enfrentamiento más complicado, teniendo que visitar Columbia para jugar contra los Gamecocks de South Carolina. El partido de la W2 no se queda atrás, recibiendo a Liberty Flames, con uno de los QBs más destacados del College. Destacan también los enfrentamientos contra el campeón de la Sun Belt, los Chanticleers, en la W9, la “Battle for the Belt” en casa en la W10, y en la W12, también en casa, la disputa contra Appalachian State

Firma: @TroyFBSpain @SaulKiwi

COASTAL CAROLINA CHANTICLEERS.

(COLORES: VERDE AGUA, BRONCE & NEGRO)
PRIMERA TEMPORADA: 2003
CIUDAD (ESTADO): Conway (South Carolina).
ESTADIO (CAPACIDAD): Brooks Stadium (20.000).
TÍTULOS NACIONALES Y TÍTULOS CONFERENCIA: 1 (Sun Belt); 7 (Big South – FCS).

TRADICIONES Y MASCOTAS.

Lo primero que tenemos que preguntarnos es “¿qué demonios entendemos por un chanticleer?”. El término procede de la inmortal obra “Los cuentos de Canterbury” del genial escritor británico Geoffrey Chaucer. La historia del chanticleer se evidencia en el cuento “The Nun’s Priest” (El cuento del sacerdote de la monja), relato protagonizado por un orgulloso y agresivo gallo que es el jefe de su corral.
La mascota de Coastal Carolina es el genuino Chauncey the Chanticleer, un gallo antropomórfico que hace diabluras en el Brooks Stadium. Aunque la mascota “viva” de los Chanticleers recibe el nombre de Maddox, un gallo por el que sienten devoción jugadores y estudiantes. Otra tradición muy bonita es el tañido de la Beaty Memorial Victory Bell.

RIVALIDADES.

A pesar de que el programa de football es relativamente nuevo, pues vio la luz en el año 2003, existe una enconada rivalidad con Liberty. Rivalidad que se ha acrecentado, ya que los Flames quitaron el invicto a los Chanticleers en la pasada temporada en la Cure Bowl. Esta rivalidad tendrá reediciones en 2023 y 2024. Junto a esta competencia con el programa de Lynchburg (Virginia), los dos tradicionales rivales conferenciales de Coastal Carolina son Appalachian State Mountaineers y Georgia Southern Eagles.

TEMPORADA 2020.

A veces, los sueños se hacen realidad… La impresionante labor de Jamey Chadwell desde su llegada a Conway, tuvo sus réditos en la pasada campaña. Sus excelsos recruits, así como una idea de football agresiva y divertida (como el chanticleer de Chaucer) hicieron que Coastal Carolina dominara los emparrillados de la Sun Belt Conference de principio a fin (a pesar de que la pandemia nos privara de un emocionante Championship ante Louisiana). Once victorias consecutivas (algunas de prestigio ante App State y BYU) y la irrupción de jugadores espectaculares como C.J. Marable o Grayson McCall fueron algunas de las notas dominantes de 2020. En el recuerdo permanecerá ese apoteósico “Mullets Vs. Mormons”, para muchos el mejor encuentro del pasado año. Zach Wilson no lo olvidará…

JUGADORES HISTÓRICOS.

Josh Norman (CB); Tarron Jackson (DE); De’Angelo Henderson (RB); Lorenzo Taliaferro (RB); Matt Hazel (WR); Jerome Simpson (WR) y Tyler Thigpen (QB).

ESTRELLA OFENSIVA: GRAYSON McCALL.

Volveremos a degustar una temporada más ese espectáculo llamado Grayson McCall. El quarterback nos ofreció un año redshirt freshman sensacional, erigiéndose en el auténtico motor del explosivo ataque chanticleer. Con toda justicia, fue seleccionado “2020 Sun Belt Conference Player of the Year”, completando 172 de 250 pases (un 68’8%), para 2488 yardas, logrando 26 TDs y solo sufriendo 3 interceptaciones. Además, corrió para 569 yardas, con una asombrosa media de 5’1 yardas por acarreo, sumando 7 anotaciones más por tierra. McCall volverá con toda su guardia pretoriana y nueve de sus once titulares ofensivos de la pasada temporada. Lo mejor de McCall aún está por llegar.

 

ESTRELLA DEFENSIVA: “BLACK SWARM”.

La unidad comandada por el coordinador defensivo, Chad Staggs, ha sido bautizada con el apelativo “Black Swarm” (Enjambre Negro), pues el poderío de la defensa reside en la fuerza colectiva, en su actuación como un auténtico enjambre mortífero. El cuerpo de linebackers es impresionante, con jugadores que rindieron la pasada temporada a un nivel descomunal: Silas Kelly, Teddy Gallagher, Enock Makonzo y Jeffrey Gunter. La presión al quarterback tiene un nombre, tras la salida de Tarron Jackson a la NFL: C.J. Brewer. En la secundaria, el jefe de este enjambre mortal es el cornerback D’Jordan Strong.

 

LO MEJOR DEL RECRUITING.

La descomunal labor de Jamey Chadwell, unida al éxito deportivo, tiene su eco en los atletas procedentes de High School, que ven Conway como un lugar donde crecer deportivamente de una manera bestial. El recruit de Coastal Carolina ha sido posicionado en el puesto 82º de la nación. Siguiendo la agresividad del “Black Swarm” dirigido por Chad Staggs, se espera muchísimo de las dos joyas del recruiting este año: el LB Ze’Marion Harrell y el DE Josaiah Stewart. Como piezas interesantes en ataque, se han reclutado tres receptores (Tae’Quan Johnson, Jared Brown y Jameson Tucker) y dos corredores (Max Balthazar y Aaron Jones) en los que hay puestas grandes esperanzas. El quarterback Ty Lyles espera aprender mucho de McCall. Mientras que la secundaria se verá renovada con el CB Tobias Fletcher y el safety Dre Pinckney.

ENTRENADOR: JAMEY CHADWELL.

Jamey Chadwell encara su tercera temporada al frente de Coastal Carolina. Tras un primer año en el que se vieron brotes verdes en momentos puntuales, llegó la excelencia en 2020. Desde el primer momento, Chadwell ha dejado su sello en Conway, realizando reclutamientos impresionantes. Se espera una mejor versión de los Chanticleers en 2021, merced al regreso de sus jugadores vitales y a una mayor experiencia. Los sistemas ofensivos de Chadwell se caracterizan por la agresividad, con un sistema triple option en el que cualquiera puede hacer daño por tierra… y aire. En defensa, el sello de Staggs, con ese “Black Swarm”, se nota, siendo capaces sus huestes de competir y poner contra las cuerdas a cualquier rival.

 

TEMPORADA 2021.

Cuando algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Eso es lo que debe pensar Chadwell y el conjunto de jugadores que han decidido regresar una temporada más. Al comando de los Chanticleers, continuará esa auténtica joya llamada Grayson McCall, que dispondrá nuevamente de sus dos mejores estiletes aéreos: el wide receiver Jaivon Heiligh, que atrapó 65 pases, alcanzando 998 yardas y 10 touchdowns, y el impresionante tight end Isaiah Likely, que no oyó los cantos de sirena procedentes del NFL Draft y optó por regresar una campaña más. La baja de C.J. Marable será bastante dura, pero los running backs Reese White y Shermari Jones (juntos acumularon casi 900 yardas y 9 TDs) intentarán hacer olvidar al menudo y explosivo corredor. La línea ofensiva regresa intacta, incluyendo a dos brillantísimos linieros: el guard Trey Carter -titular en los últimos 48 encuentros y que fue seleccionado en el primer equipo All-Sun Belt- y el guard Willie Lampkin -jugador que rozó la perfección en su temporada freshman-.
En defensa, regresan 10 de los 11 titulares y esa es la mejor noticia en Conway. El retorno de la “Black Swarm” es sinónimo de fiereza, agresividad y pavor en los ataques rivales. A los brillantes Brewer, Gunter, Clark, Gallagher, Kelly, Makonzo o Strong se unen dos jugadores, que -vía transfer- pueden tener un impacto inmediato: el DE Emmanuel Johnson (procedente de Georgia Tech) y el DB Tre Douglas II (que llega desde Vanderbilt). La zaga de CCU consiguió el pasado año 77 TFLs, 34 sacks y 16 interceptaciones… ¡Cifras alucinantes!

MEJORES PARTIDOS DE 2021.

1) Coastal Carolina Vs. Kansas (11 de septiembre); 2) Coastal Carolina at Buffalo (18 de septiembre); 3) Coastal Carolina at Appalachian State (20 de octubre); 4) Coastal Carolina at Georgia Southern (6 de noviembre).

@EduVall82

WEST DIVISION

LOUISIANA RAGIN’ CAJUNS.

(COLORES: ROJO BERMELLÓN & BLANCO)
PRIMERA TEMPORADA: 1901
CIUDAD (ESTADO): Lafayette (Louisiana).
ESTADIO (CAPACIDAD): Cajun Field (41.426).
TÍTULOS NACIONALES Y TÍTULOS CONFERENCIA: 3 (Sun Belt).

TRADICIONES Y MASCOTAS.

El rojo bermellón es una tradición y el color favorito de toda Lafayette. Cada sábado, estudiantes, miembros de la comunidad, profesorado, jugadores y staff técnico muestran su espíritu “cajún”, vistiéndose de rojo bermellón. Otras múltiples tradiciones pueden ir y venir, oscilando con los tiempos, pero el rojo bermellón siempre será el color que represente a Louisiana-Lafayette. De hecho, es la única universidad en todos los Estados Unidos que tiene el bermellón como color oficial.
Cayenne es el líder espiritual -Louisiana no tiene mascota oficial- de los Ragin’ Cajuns. Es un pimiento  cayenne antropomórfico que representa, con honor, a los equipos deportivos y a la propia universidad. Es una variante de pimiento de la región Acadiana, en la que se localiza el campus.

 

RIVALIDADES.

La principal rivalidad se establece con Louisiana Monroe en la llamada “Battle on the Bayou”. Se han celebrado 54 partidos y Louisiana ha ganado 30 encuentros por las 25 victorias de ULM. Otra gran rivalidad se establece con Lamar, luchando -desde 1937- por el “Sabine Shoe Trophy”. Otro grandísimo duelo se lleva a cabo con McNeese State. En los 38 partidos de esta rivalidad se lucha por la Cajun Crown.
Por último, hay que poner de manifiesto otro encuentro de rivalidad máxima entre los Ragin’ Cajuns y Southeastern Louisiana. El trofeo que se le otorga al campeón de esta contienda es el Cypress Mug.

TEMPORADA 2020.

La temporada 2020 comenzó por todo lo alto con un upset histórico, en Ames, ante Iowa State. Se sufrió, pero se venció a Georgia State y a Georgia Southern. Ante Coastal Carolina, las huestes de Billy Napier sufrieron su única derrota de la temporada. La temporada regular se cerró con seis victorias consecutivas (UAB, Texas State, Arkansas State, South Alabama, ULM y Appalachian State). Lamentablemente, por vicisitudes propias de la pandemia, el Championship de la Sun Belt, ante los Chanticleers, no se pudo disputar y el título conferencial se compartió ex aequo. El broche a una brillante temporada se alcanzó con el triunfo en la First Responder Bowl frente a UTSA.

JUGADORES HISTÓRICOS.

Chris Gannon (DE); Orlando Thomas (DB); Anthony Clement ((OT); Charles Tillman (DB); Bill Bentley (DB); Tracy Walker (DB); Robert Hunt (OG); Kevin Dotson (OG); Ladarius Green (TE).

ESTRELLA OFENSIVA: LEVI LEWIS.

El quarterback Levi Lewis ha tomado la decisión más correcta, al volver con Louisiana en su quinto año, aprovechando la gracia dada por la NCAA debido a la pandemia. Vuelve a un equipo hecho, que aspira nuevamente a todo y con un técnico, Billy Napier, que puede ser considerado en la élite de toda la FBS. Lewis tiene un récord espectacular como titular de 24 triunfos y solo 4 derrotas. Sus estadísticas son fantásticas en estos cuatro años: 61’5% de pases completados, 6286 yardas de pase, 54 TDs, 14 interceptaciones, 745 yardas de carrera y 9 anotaciones. Es un arma dual, con gran movilidad fuera del pocket, que seguirá creciendo de la mano de Napier.

 

ESTRELLA DEFENSIVA: ZI’YON HILL.

La versatilidad de Zi’Yon Hill fue premiada el pasado ejercicio con honores All-Sun Belt. En su año junior, Hill mostró lo mejor de su football, erigiéndose en un magnífica arma de presión al quarterback rival con 4 sacks y 5 tackles for loss, añadiendo, además, 49 tackles totales. Esa movilidad y esa habilidad para desenvolverse -tanto por dentro como por fuera- convierte a Zi’Yon en uno de los mejores DLs de toda la Sun Belt.

LO MEJOR DEL RECRUITING.

Los buenos resultado deportivos y el gran desarrollo de los reclutas son algo consustancial al hacer de Louisiana-Lafayette. Si adicionamos a la ecuación el nombre de Billy Napier, nos encontramos con un programa que es muy atractivo para los jóvenes egresados de high school. El recruit de Louisiana ha sido posicionado en el puesto 69º de la nación. Las bajas importantísimas de Elijah Mitchell y Trey Ragas dejan el puesto de corredor como uno de los más necesitados, así que Napier ha reclutado a tres prometedores corredores para ser desarrollados con tranquilidad: Terrence Williams, Montrell Johnson y Kendrell Williams. Como junior college transfer llega el interesante DE Nijel McGriff. Otros jugadores que darán el salto en los próximos años serán Robert Williams (WR), George Jackson (OT), Ja’Marian Peterson (DE), K.C. Ossai (LB), Cejae Caesar (S) y Zy McDonald (QB).

ENTRENADOR: BILLY NAPIER.

Billy Napier desoyó las múltiples ofertas que tuvo sobre la mesa y decidió permanecer un año más al frente de los Ragin’ Cajuns. Desde su llegada a Lafayette, Louisiana ha ido mejorando cada temporada, culminando con el 10-1 de la pasada temporada, consiguiendo el puesto #15 en el AP poll y compartiendo -con Coastal Carolina- el título de la Sun Belt. 2021 se presenta ilusionaste para Napier, ese estreno en Austin frente a Texas puede catapultar -aún más- su caché, y Louisiana debe ser claro contendiente para reeditar el título de conferencia. Utiliza un esquema pro, con una preponderancia del juego terrestre, con un QB muy móvil y con una línea espectacular, que otorga muchas opciones a ese ataque por tierra.

 

TEMPORADA 2021.

Levi Lewis volverá a asumir el peso de las operaciones de la ofensiva ragin’ cajun, aunque llega -desde Maryland- Lance LeGendre -un antiguo recluta cuatro estrellas-, que intentará ponérselo difícil. La salida de Elijah Mitchell y Trey Ragas siembra dudas en esa importantísima posición para el esquema de Louisiana, aunque el RB sophomore Chris Smith se presupone que sea el caballo de batalla (en sus dos años en Lafayette acumula 1639 yardas entre recepciones, acarreos y yardas de retorno). Todo el cuerpo de receptores y alas cerradas regresa, pero el principal retorno es el de esa magnífica línea ofensiva, que acumula 107 tituladas y más de 7200 snaps.
Toda la unidad defensiva, salvo el OLB Joe Dillon, regresa. Una zaga que solo permitió a sus rivales 4’92 yardas por jugada y que cuajó un año muy productivo (segunda de la nación en pases defendidos y promediando menos de 200 yardas totales por encuentro). La línea defensiva estará comandada por el DL estrella Zi’Yon Hill y el nose tackle Tayland Humphrey. Los dos mejores linebackers, Ferrod Gardner y Chauncey Manac, regresan para su año “super sénior”. Las mayores dudas proceden de la secundaria, aunque el grupo es ingente en cuanto a jugadores disponibles y seguro que Patrick Toney -coordinador defensivo- halla soluciones.

MEJORES PARTIDOS DE 2021.

1) Louisiana at Texas (4 de septiembre); 2) Louisiana Vs. Ohio (18 de septiembre); 3) Louisiana at Georgia Southern (25 de septiembre); 4) Louisiana Vs. Appalachian State (12 de octubre); 5) Louisiana Vs. Louisiana-Monroe (27 de noviembre).

@EduVall82

ARKANSAS STATE RED WOLVES

(COLORES: ROJO Y NEGRO)

Datos Equipo

Año fundación: 1911
Estadio: Centennial Bank Stadium (30.964 espectadores)
Ciudad: Jonesboro (Arkansas)
Títulos: 7 de conferencia FBS. 2 (Southland Conference) y 5 (Sun Belt)

Tradiciones y Mascotas

Es algo natural la reunión de equipo el día anterior al de un partido, pero que sea tomando “Leche con Galletas”… pues esto se cumple en Jonesboro, desde 1950, fecha en la que Steve Roberts impuso este hecho para crear vínculos entre los jugadores y hacer “piña”. En cada reunión un jugadores debe “reunirse” con tres jugadores (cada vez uno diferente) y hablar de temas personales. Otra tradición surgida en esta década “War Drum Ritual” donde los jugadores y staff freshman se relevan para tocar un tambor indio de guerra durante 24 horas antes del partido inicial de la temporada. Hay que decir que esta tradición viene cuando el equipo se denominaba Indians.
“Howl and Scarlet” es el nombre de esta mascota de corta vida (como la del nickname del programa deportivo de la universidad). Esta juvenil y divertida mascota representa un lobo de color rojo, y sustituye a las mascotas indias existentes desde los inicios de esta universidad.

A-State Loyalty Song (Fight Song)
Howl and Scarlet Highlights

Rivalidades

La rivalidad más potente que tiene, actualmente, los Red Wolves es con ULM. Esta rivalidad viene de cuando compartían la Southland Conference, pero especialmente compartían otra cosa más, el apodo de Indians (que tuvieron que cambiarlo obligados por normativa NCAA). Esta rivalidad se denomina “The Southland Classic” o “The ArkLa Classic”. Esta rivalidad suele estar bastante animada. También tiene una rivalidad histórica que data de 1914, la “Paint Bucket Bowl”, que disputa contra Memphis. En esta temporada y la siguiente, se revivirá de nuevo esta rivalidad. Y, por último, está la “Border Brawl”, la rivalidad más reciente de la Sun Belt, que disputa contra Texas State

Jugadores Históricos

Will Bergey (LB) 1969
Jerry Muckensturm (LB) 1976
Ken Jones (OT) 1976
Maurice Carthon (RB) 1983
Ray Brown (OG) 1986
Carlos Emmons (LB) 1993-1996
Corey Williams (DT) 2000-2003
Tyrell Johnson (S) 2003-2007
Fred Barnett (WR) 2008-2009
Bryan Hall (DT) 2008-2011
Demario Davis (LB) 2008-2011

 

Estrella Ofensiva. Corey Rucker

El gran referente ofensivo del año pasado, Jonathan Adams, ya no está. Rucker fue cogiendo poco a poco responsabilidad ofensiva, y en su último partido demostró de lo que es capaz de hacer. Sumó un total de 310 yardas aéreas y 4 TDs contra los Warhawks de ULM. Es un jugador con gran velocidad y que va muy bien en profundo. Será el faro de Layne Hatcher, el presumible QB starter, y con el que ya tiene química. En caso de que el QB sea Blackmon, también será un gran arma ante el brazo de este. Debo destacar que este será su segundo año en la competición.

Estrella Defensiva. Kivon Bennett

El hijo de Cornelius Bennett fue uno de los mejores jugadores defensivos de los Volunteers el año pasado, generando mucha presión al QB rival. Pero, a principios de diciembre, fue detenido por posesión de sustancias prohibidas y armas de fuego, siendo expulsado del programa de Knoxville. Después de aceptar su culpabilidad, se le retiraron los cargos graves, pudiendo volver a un programa de college. Bennett se reúne de nuevo con Butch. El rusher, en 7 partidos, acumuló unas stats de 22 tackles (7’5 for loss), 4’5 sacks y un fumble recuperado para TD.

Entrenador. Butch Jones

Nacido en Saugatuck, Michigan, jugó como WR para la universidad de Ferris State. Después de iniciarse como entrenador interno en los Bucs, fue pasando como entrenador de varias posiciones ofensivas en Ferris State y Central Michigan, donde debutó como HC, consiguiendo dos campeonatos de la MAC. Mismo éxito obtuvo con los Bearcats de Cincy con 2 títulos de la Big East. Aquí le llegó su gran oferta, ser HC de los Vols de Tennessee. Después de una primera mala temporada, consiguió entrar en 3 Bowls, ganándolas todas ellas. Una última temporada nefasta causó su destitución. De ahí, hasta la ida de Blake Anderson, ha estado como asistente ofensivo de Saban. Aunque siempre se ha encargado de la parcela ofensiva de sus equipos, delegará esta faceta al OC Keith Heckenforf, que ya ejercía las funciones con Anderson.

Recruiting

Hasta 17 jugadores han llegado a firmar para los Red Wolves. 14 de estos tienen calificación de jugadores de 3 estrellas, lo que lleva a Arkansas State a ser el 6º mejor equipo reclutador de la Sun Belt. Hay que destacar entre los jugadores firmados: Cam Jeffey (ATH) que jugará de Safety y Ethan Hassler (Edge). Donde se ha notado la mano de Butch Jones es con los transfers conseguidos. Han llegado un total de 14 jugadores, de los que destacan Kivon Bennett (Edge) y John Micey (DL) de Tennessee, Thurman Geathers (LB) de Lousville y James Blackman (QB) de Florida State.

Resumen Temporada 2020

Primera campaña en la que Anderson no consigue una temporada con récord positivo para los de Jonesboro. Y el inicio fue más que prometedor con una derrota, más ajustada de lo que dice el resultado, contra Memphis, y una victoria contra Kansas State, en los dos primeros partidos. En las 5 primeras jornadas, récord de 3-2. A partir de ahí, vino la debacle contra todos sus rivales conferenciales, dejando un récord final de 4-7. Una mancha en el currículum del bueno de Blake, que no ha impedido que le surgiese una oferta de mejora de otro programa, como fue la de Utah State.

Temporada 2021

A priori, Layne Hatcher tiene las de ganar, en su disputa contra Blackman, para ser el QB1 de los Red Wolves. Parte con la ventaja de conocer a sus compañeros y los esquemas de Heckenforf. Dicho esto, no es descartable que suceda como el año pasado, y se compartan snaps ofensivos entre los dos.
Como se ha hecho mención anteriormente, el referente en el juego aéreo será Rucker, pero estará bien acompañado por Jeff Foreman y Dahu Green. Mucha pólvora aérea. En lo que respecta en el juego terrestre el peso de los acarreos será repartido entre Marcel Murray y Lincoln Pare.
A nivel defensivo los Red Wolves han sufrido mucho bajo la tutela de Anderson. Es un equipo que ha adolecido mucho de generar presión. Para ello, Butch Jones ha conseguido a sus ex-Vols, Bennett y Micey para ayudar a TW Ayers en dichas tareas. Justin Rice solo ha durado un año en el programa y queda un hueco importante en la unidad de LB. Entre Caleb Bonner, Jeffmario Brown y CJ Harris tendrán que ocupar sus funciones. En la unidad de CB hay bastante carencia de calidad (se ha llegado, incluso, a ser utilizado el WR Dahu Green en dicha posición). Los safeties, aunque son mejores, tampoco es una unidad muy sólida.
Ante esa -aparente- debilidad defensiva, unida al complicado calendario inicial, será harto complejo llegar a un récord positivo. Va a ser muy importante que el equipo pueda generar presión y ayudar a la secundaria. De lo contrario, solo cabrá esperar que el ataque no pierda pólvora y anote muchos puntos.

Calendario

La temporada para los Red Wolves empieza muy fuerte. Ya en la W2 tiene la reedición, esta vez en Jonesboro, de la “Paint Bucket Bowl” y tomar revancha contra los Tigers. En la W3, viaja para jugar en Seattle y enfrentarse a los Huskies. Y en la W4, aunque de un escalón más bajo que los anteriores, se enfrenta contra Tulsa. En la W10, tendrá el rival más duro, a priori, de la Sun Belt, los Mountainners. Ya en la W11, disputará su gran rivalidad contra ULM Warhawks.

Firma: @SaulKiwi

 

LOUISIANA-MONROE WARHAWKS.

(COLORES: GRANATE & DORADO)
PRIMERA TEMPORADA: 1931
CIUDAD (ESTADO): Monroe (Louisiana).
ESTADIO (CAPACIDAD): JPS Field at Malone Stadium (30.427).
TÍTULOS NACIONALES Y TÍTULOS CONFERENCIA: 1 (FCS) – 1 (Sun Belt) 4 (Southland).

TRADICIONES Y MASCOTAS.

Ace the Warhawk es la mascota oficial de todos los equipos deportivos de Louisiana-Monroe Warhawks. Ace es un halcón antropomórfico, ataviado como un aviador norteamericano de la Segunda Guerra Mundial y que representa fielmente los colores granate y dorado de los Warhawks, y acude a todos los encuentros del JPS Field at Malone Stadium, apoyando al equipo y animando a los fanáticos. Antes de él, la mascota era Chief Brave Spirit, una caricatura de un nativo americano, que fue abolida en 2006. Es muy tradicional cantar la fight song y el alma mater  después de cada encuentro.

 

RIVALIDADES.

“The Battle on the Bayou” es la rivalidad anual establecida entre ULM y Louisiana. Esta rivalidad no solo se da en football, sino en todos los deportes en los que compiten estos dos programas universitarios. La serie histórica es ganada por los Ragin’ Cajuns por 30 victorias frente a los 25 triunfos de los Warhawks. Otra gran rivalidad se establece con Louisiana Tech, pues los campus de Warhawks y Bulldogs se sitúan a apenas 35 millas de distancia. Desde 2001, ambas universidades compiten en conferencias diferentes (Sun Belt, ULM; C-USA, Bulldogs). Los Warhawks han ganado 14 duelos, mientras que Louisiana Tech ha vencido en 29.

TEMPORADA 2020.

Annus horribilis puede ser el calificativo para resumir la temporada 2020 de los Warhawks, ya que perdieron todos los partidos que disputaron, El año se inicio con una contundente derrota en West Point ante los chicos de la Academia. Continuarían dos derrotas seguidas en casa frente a Texas State y UTEP. El partido más reñido de todo el año tuvo lugar en Monroe ante Georgia Southern, que “solo” derrotó a los Warhaks por 5 puntos. Más derrotas frente a Liberty, South Alabama, Appalachian State y Georgia State. Dolió mucho la paliza 20-70 en la batalla del Bayou. El patético año de Louisiana-Monroe se cerraría con otra derrota ante Arkansas State.

JUGADORES HISTÓRICOS.

Doug Pederson (QB); Joe Profit (RB); Stan Humphries (QB); Roosevelt Potts (FB); Bubby Brister (QB); Chris Harris (S); Marty Booker (WR); Smokey Stover (LB); Josh Allen (C) y Lenzy Pipkins (CB).

ESTRELLA OFENSIVA: COLBY SUITS.

Poco se puede salvar de la temporada 2020 de los Warhawks, aunque la labor del quarterback sophomore puede considerarse lo más relevante. Su porcentaje del 61% de pases completados en un ataque tan pobre es digno de mención. Lanzó 1541 yardas para 8 touchdowns y 7 interceptaciones. Ahora bien, el nuevo coordinador ofensivo, Rich Rodriguez, no es del gusto de los pocket passers, inclinándose por los quarterbaks dual-threat. Si añadimos a la ecuación que Rodriguez se trae a su hijo Rhett desde Arizona (un QB móvil), parece que Suits no tiene ganado el puesto como líder de la ofensiva.

 

ESTRELLA DEFENSIVA: TRAVEION WEBSTER.

Zac Alley, antiguo entrenador de linebackers y co-coordinador de equipos especiales de Boise State, se ha convertido -a sus 27 años- en el coordinador más joven de toda la FBS. Su experiencia con los linebackers puede hacer que Traveion Webster, un espectacular LB, mejore sus números de la pasada campaña (79 tackles -récord del equipo-) y dé su mejor versión.

 

LO MEJOR DEL RECRUITING.

Cuando tienes 10 derrotas consecutivas en tu última temporada, cualquier ayuda es poca. Así que desde Monroe, se ha intentado convencer a algunos interesantes prospectos en todas las posiciones.  El recruit de Louisiana-Monroe ha sido posicionado en el puesto 99º de la nación. Quizá, los jugadores más interesantes sean James Gillespie (DT), Kenard Snyder (LB), Caymen Mills (CB), James Smith (DE), Hunter Smith (ATH), Justin Macías Jr. (S), Andrew Henry (RB), Brett Drillette (LB), Rylan Green (TE) o Justin Kimber (WR).

ENTRENADOR: TERRY BOWDEN.

Bowden tiene experiencia entrenando en niveles Division III, Division II, FCS y FBS en su dilatada experiencia de casi 40 años. El reto de hacer resurgir a los Warhawks no se antoja una tarea fácil, un equipo que no lideró el marcador en ninguno de sus diez partidos del pasado ejercicio. No obstante, se ha reclutado bien en Monroe en los últimos años y ULM tiene futuro, aunque -lo más obvio- es que Bowden apueste por los jugadores con más experiencia tratando de mejorar resultados. La mano de Bowden y los jugadores que llegan vía transfer portal se erigen en la mayor esperanza para que ULM obtenga una victoria en 2021.

 

TEMPORADA 2021.

Bowden se trajo a Rich Rodríguez, antiguo head coach de West Virginia, para revitalizar una ofensiva que no tuvo una ventaja en todo 2020 y que apenas promedió 16’3 puntos por encuentro. El puesto de quarterback se disputará entre el titular del año pasado, Colby Suits, Rhett Rodriguez (hijo de Rich), que llega desde Arizona y el experimentado backup Jeremy Hunt. El cuerpo de receptores posee mucha veteranía en las figuras de Jahquan Bloomfield, Perry Carter y Jevin Frett. Además, la unidad adhiere más empaque con el traspaso de Jared Sparks desde Purdue. Otro de los nombres a tener muy en cuenta es el del graduate transfer Jacob Mathis, un TE que puede ayudar mucho. El ataque terrestre es muy bisoño con el freshman Kadyn Roach y el sophomore Isaiah Phillips.
Los Warhawks permitieron 42 puntos por partido la pasada campaña y el jovencísimo Zac Alley llega a Monroe para evitar tal despilfarre de puntos. Las estrellas del front seven de ULM son el LB Traveion webster, el DE Ty Shelby y el DT Kevin Pointer. La secundaria tiene como nombres más significativos al CB Josh Newton y al S Austin Hawley. El kicker Calum Sutherland llega desde Oklahoma para mejorar los equipos especiales.

MEJORES PARTIDOS DE 2021.

1) ULM at Kentucky (4 de septiembre); 2) ULM Vs. Jackson State (18 de septiembre); 3) ULM Vs. Liberty (16 de octubre); 4) ULM at LSU (20 de noviembre); 5) ULM Vs. Louisiana (27 de noviembre).

@EduVall82

TEXAS STATE BOBCATS.

(COLORES: GRANATE & DORADO)
PRIMERA TEMPORADA: 1904
CIUDAD (ESTADO): San Marcos (Texas).
ESTADIO (CAPACIDAD): Bobcat Stadium (30.000).
TÍTULOS NACIONALES Y TÍTULOS CONFERENCIA: 1 (Division II) – 2 (Southland) 9 (Lone Star) 3 (TIAA).

TRADICIONES Y MASCOTAS.

Boko the Bobcat es la mascota oficial de Texas State Bobcats. Nació en San Marcos (Texas) en 1921. Es un súper gato de 5’11” pies de altura. Es un fiel seguidor de los Bobcats y ha cursado estudios en comunicaciones mascotiles, catología y fiestas de todo tipo. Su serie de televisión favorita es, lógicamente, Garfield y la gata de sus sueños es… Catwoman.
La universidad de Texas State carecía de un nombre ni una mascota oficial antes de la llegada, en 1919, del director atlético Oscar Straham. Tras pensar en varias posibilidades, Straham sentenció: “un bobcat tiene todo lo que hay que tener para salir victorioso del campo: cuatro patas, colmillos, velocidad y mucha, mucha inteligencia”.

 

RIVALIDADES.

La mayor rivalidad de los Bobcats es con sus vecinos estatales de UTSA Roadrunners. La primera vez que Texas State y UTSA se vieron las caras fue el 24 de noviembre de 2012 en el Alamodome. A pesar de que es una rivalidad muy moderna, el derbi del I-35 Maroon – Orange Rivalry se ha convertido en todo un clásico al sur del estado de la Estrella Solitaria. UTSA ganó ese partido 38-31 y se mantiene invicta (4-0) en estos clásicos. Otra rivalidad importante de Texas State, que se revitalizará en 2025, es con Nicholls.

TEMPORADA 2020.

Jake Spavital, en su segundo año al frente de los Bobcats, hizo una labor impresionante. Así se apreció en sus dos primeras derrotas, en las que Texas State puso contra las cuerdas a SMU y a UTSA. En la tercera jornada, llegó -al fin- el premio de la victoria ante una muy débil ULM. Continuaron siete derrotas consecutivas, pero siempre dando guerra, frente a Boston College (21-24), Troy, South Alabama, BYU, Louisiana, Appalachian State y Georgia Southern. Las huestes de Spavital se reencontraron con las mieles del triunfo en su envite ante Arkansas State. El año se cerraría con una paliza ante la potente Coastal Carolina.

JUGADORES HISTÓRICOS.

Ricky Sanders (WR); Jim Stienke (DB); Reece Morrison (RB); Pence Dacus (QB); Craig Mager (DB); David Mayo (LB); Fred Evans (DT); Bobby Watkins (DB); Van Hughes (DT) y Spergon Wynn (QB).

ESTRELLA OFENSIVA: MARCELL BARBEE.

El año del receptor Marcell Barbee fue sencillamente espectacular, deleitándonos con algunas recepciones de una calidad sublime. Fue, sin duda, el wide receiver número uno en el ataque de los Bobcats, contribuyendo en esa implementación del ataque de la mano de Spavital. Sus 40 recepciones, 584 yardas y 10 TDs le valieron para conseguir honores All Sun Belt y entrar en el tercer equipo ideal de la conferencia.

 

ESTRELLA DEFENSIVA: JARRON MORRIS.

El cornerback junior Jarron Morris regresa al programa de San Marcos. Junto a él, volverán siete de los mejores defensas, así que lo mejor de la zaga bobcat aún está por llegar. Morris consiguió honores All Sun Belt y entrar en el segundo equipo ideal de la conferencia. Lideró a Texas State con 69 placajes y cuatro interceptaciones, añadiendo, además, 15 pases defendidos. La secundaria aún mejorará más con la llegada -vía transfer- del cornerback Eric Sutton (SMU), del safety Troy Lefeged Jr. (Utah State) y del safety D.C. Williams (Vanderbilt).

 

LO MEJOR DEL RECRUITING.

El recruit de Texas State ha sido posicionado en el puesto 141º de la nación. Los jugadores más destacados han sido el defensive end DeOnte Washington, el defensive line Davon Sears, el cornerback Ronnie Hamrick II, el linebacker Nace Washington y el wide receiver Donnovan Moorer.

ENTRENADOR: JAKE SPAVITAL.

Texas State ostenta un récord de 5 victorias y 19 derrotas en las dos primeras temporadas de Spavital al frente del programa de San Marcos. No obstante, en los últimos seis años, los Bobcats tienen un récord global de 15 triunfos y 57 derrotas, no ganando más de tres partidos desde un fantástico 7-5 en 2014. Por tanto, el trabajo de Spavital se está viendo, aunque quizá no haya obtenido los resultados que los Bobcats se merecían. Spavital ha confeccionado un roster joven, pero experimentado, sin miedo a nada y que demuestra una agresividad ofensiva y defensiva total. Estos Bobcats son muy divertidos de ver de la mano de Spavital.

 

TEMPORADA 2021.

El ataque de Texas State mejoró considerablemente de los 18’4 puntos por partido (puesto 121 de la nación) en 2019 a los 27’7 puntos (puesto 69) en 2020. De esa explosiva y enérgica ofensiva de 2020, los Bobcats solo pierden al receptor y retornador Jeremiah Haydel y al center Reece Jordan. Todo lo demás regresa, sumando una serie de transfers que pueden contribuir espectacularmente. Las lesiones obligaron a Spavital a alternar entre dos quarterbacks: el sophomore Brady McBride (ocho titularidades) y el junior Tyler Vitt (cuatro titularidades). De ahí, saldrá el líder que mueva las cadenas de Texas State. No obstante, desde North Carolina State, llega Ty Evans, un QB freshman que también tendrá algo que decir. El puesto de running back está muy bien cubierto con los sophomores Brock Sturges y Jahmyl Jeter, y el freshman Calvin Hill, que sumaron 1453 yardas terrestres y 13 TDs. Llegan más jugadores al backfield: Charles Fletcher (NC State), Silas Robinson (Arkansas) y Liam Dobson (Maine). El cuerpo de receptores tendrá como adalid al estelar Marcell Barbee.
La defensa experimentó también una notable evolución, aunque no tan radical como la del ataque. Jarron Morris volverá a ser el jefe de la secundaria. En el front seven, el junior defensive end Nico Ezidore volverá a campar a sus anchas. Además, llegan dos jugadores que darán más agresividad y veteranía a la zaga bobcat: el nose tackle Nicholas McCann (Texas Tech) y el JUCO defensive lineman DeOnte Washington.

MEJORES PARTIDOS DE 2021.

1) Texas State Vs. Baylor (4 de septiembre); 2) Texas State at FIU (11 de septiembre); 3) Texas State at  Eastern Michigan (25 de septiembre); 4) Texas State Vs. ULM (30 de octubre); 5) Texas State at Arkansas State (27 de noviembre).

@EduVall82

SOUTH ALABAMA JAGUARS.

(COLORES: AZUL, BLANCO & ROJO)
PRIMERA TEMPORADA: 2009.
CIUDAD (ESTADO): Mobile (Alabama).
ESTADIO (CAPACIDAD): Hancock Whitney Stadium (25.450).

TRADICIONES Y MASCOTAS.

Una de las tradiciones más emocionantes de South Alabama es el #5. Desde la segunda temporada de los Jaguars, tras la repentina muerte de su running back Anthony Mostella, el head coach otorga el número 5 de Anthony a un jugador senior, que debe ejercer como modelo e imagen para el resto de sus compañeros -aspectos que eran innatos en el malogrado Mostella-.
Las mascotas oficiales de los Jaguars son los simpáticos South Paw y Miss Pawla, una pareja de felinos que hace felices a los más pequeños y anima con devoción a sus amados Jaguars.

 

RIVALIDADES.

La más visceral rivalidad de South Alabama es con el vecino estatal y rival de conferencia, Troy Trojans. Los dos programas del gran estado de Alabama midieron sus fuerzas, por vez primera, en 2012. Hasta el momento, Troy lidera las series por 6 victorias y 3 derrotas.

TEMPORADA 2020.

La campaña 2020 se inició con un meritorio triunfo ante Southern Miss. Siguieron dos derrotas ante Tulane (24-27) y UAB. Los Jaguars se reencontraron con la victoria frente a los rivales conferenciales Texas State y ULM. Cuatro derrotas consecutivas (Georgia Southern, Coastal Carolina, Louisiana y Georgia State) bajaron a la realidad a South Alabama. En la penúltima jornada, se vivió un auténtico partidazo y los Jaguars vencían a domicilio a los Red Wolves (38-31). Sin embargo, en el derbi de Alabama, Troy destrozaba 29-0 a South Alabama.

JUGADORES HISTÓRICOS.

Gerald Everett (TE) y Kawaan Baker (WR).

ESTRELLA OFENSIVA: JAKE BENTLEY.

El quarterback, que pasó tres años como titular en South Carolina y no tuvo suerte en su única temporada con Utah, intentará un nuevo comienzo… una vez más. En su carrera deportiva, acumula 8409 yardas y 61 touchdown. Contará con el nuevo head coach, Kane Wommack, que ve en Bentley el líder de su proyecto, y un nutrido grupo de talentosos receptores, entre los que destaca el estelar Jalen Tolbert. Tendrá que competir con el mariscal de campo titular el pasado año, Desmond Trotter.

 

ESTRELLA DEFENSIVA: NICK MOBLEY.

El talento del cuerpo de linebackers de los Jaguars es indiscutible. El nuevo HC, Kane Wommack, era coordinador defensivo de los Jaguars desde la temporada 2016, y sabe de la calidad de esta unidad. Esta temporada ya ha anunciado que pasará de un esquema 4-2-5 a una clara formación 3-4, dando aún más peso a los linebackers. De todos ellos, el más talentoso es Nick Mobley, que la pasada campaña consiguió 94 tackles totales, 1’5 tackles for loss, una interceptación, dos pases defendidos y un fumble recuperado.

 

LO MEJOR DEL RECRUITING.

Las cosas se están haciendo muy bien en Mobile y el programa, a pesar de su insultante juventud, se está erigiendo en un sólido referente dentro de la Sun Belt. De ahí que mucho talento llegue al Hancock Whitney Stadium. El recruit de South Alabama ha sido posicionado en el puesto 124º de la nación. Los reclutas más interesantes son Lamondre Brooks (DE), Adrein Strickland (OT), Jason Brooks (ATH), Cole Daniels (DT), Reid Gavin (OT), Trey Kiser (LB), Chris Rias (LB), Dalton Hughes (LB), Lincoln Sefcik (TE) y Jay’juan Townsend (ATH).

ENTRENADOR: KANE WOMMACK.

Steve Campbell, tras tres temporadas discretas, fue cesado. Ahora, el front office ha hecho una apuesta por un joven que ya conoce la casa y que brilló las dos últimas temporadas en Indiana, Kane Wommack, que espera insuflar nuevos bríos en Mobile. Mimbres tiene para confeccionar un cesto interesante. La solidez defensiva y la esperanza en recuperar la mejor versión de Bentley serán las bases sobre las que Wommack quiere construir sus nuevos Jaguars. El inicio de temporada es muy asequible para South Alabama, con encuentros no conferenciales ante Southern Miss, Bowling Green y Alcorn State. No obstante, el final es bastante duro con el derbi regional ante Troy y encuentros frente Appalachian State, Tennessee y Coastal Carolina.

 

TEMPORADA 2021.

Kane Wommack llega desde Bloomington con el deseo de hacer algo grande con los Jaguars. Bentley está destinado a ser el líder de la ofensiva, aunque tendrá que competir con Desmond Trotter. Tanto uno como otro se beneficiarán del impresionante receptor All-Sun Belt, Jalen Tolbert, que la pasada campaña deslumbró con 64 recepciones, 1085 yardas y 8 TDs. Su compañero, Jalen Wayne, también puede erigirse en un estilete mortal (33 recepciones, 418 yardas). El coordinador ofensivo Major Applewhite intentará asentar un poderoso ataque aéreo, que revitalice la carrera de Bentley. Mayores dificultades presenta el backfield, donde los Jaguars carecen de corredores de jerarquía e importancia. Habrá que confiar en los jóvenes Jared Wilson y A.J. Phillips. El kicker Diego Guajardo seguirá dando solidez a los equipos especiales, ya que el año pasado tuvo solo cuatro fallos en sus 17 lanzamientos.
Wommack traerá su 3-4 desde Bloomington y dará mucha importancia al cuerpo de linebackers, donde Nick Mobley, Quentin Wilfawn y A.J. DeShazor ejercerán su tiranía. Regresan el all-conference free safety Keith Gallmon, que el año pasado deslumbró con 84 placajes y 10 pases rotos, y el magnífico nose tackle Gi’Narious Johnson. Los rushers más relevantes son Chris Henderson, Christian Bell y Shawn Jennings. No obstante, Wommack tiene una ingente tarea por delante, pues la zaga jaguar se mostró indolente la pasada campaña en la producción de sacks y tackles for loss.

MEJORES PARTIDOS DE 2021.

1) South Alabama Vs. Louisiana (2 de octubre); 2) South Alabama at Troy (6 de noviembre); 3) South Alabama at  Appalachian State (13 de noviembre); 4) South Alabama at Tennessee (20 de noviembre); 5) South Alabama Vs. Coastal Carolina (27 de noviembre).

@EduVall82