#6 ALABAMA CRIMSON TIDE AT #10 LSU TIGERS

#RollTide🐘 Vs. #GeauxTigers🐯

📅 06/11/22

00:00 / 📺 ESPN

🏟 TIGER STADIUM, BATON ROUGE (LOUISIANA)

Uno de los partidazos de la jornada que disputarán dos equipos con mucha historia y rivalidad dentro de la SEC. El partido está un poco eclipsado por el Tennessee Vs. Georgia.

Recordemos que LSU y Alabama son fundadores de la actual SEC, forman parte de la división oeste de la SEC, desde 1992. Se ven la cara anualmente, desde 1964, pero el primer partido entre los dos data de 1895. 

El partido entre los dos es conocido como el partido del primer sábado de noviembre (siempre se juega este sábado). La serie la lidera Alabama con 55 victorias, 26 derrotas y 5 empates. Desde 2007, a este partido se le llama la “Saban Bowl”, el bueno de Nick estuvo 4 temporadas en LSU (antes de probar suerte en la NFL), donde ganó un título nacional. En 2007, los millones de Alabama, que le convirtieron en uno de los  mejores pagados, hicieron que terminara su aventura en los Miami Dolphins de la NFL.

A partir de 2007, los aficionados de LSU marcaron más aún en rojo el primer sábado de noviembre y la bautizaron como la Saban Bowl. Desde entonces, Alabama lidera 11-4 la serie y la última victoria de LSU fue en 2019 en uno de los partidos que más revuelo y expectación tenía. 

Volvemos a ese 2019, era la segunda vez en la década que estos dos equipos jugaban el conocido como: “El Partido del siglo” (se dice así cuando juegan el primer clasificado contra el segundo del ranking nacional). Tenía muchos alicientes, los dos llegaban invictos, con la lucha por el Heisman abierta entre los dos QB, LSU con Burrow a los mandos que enamoraba al país por su manera de entender y leer el juego, parecía muy superior al resto. Por otro lado, llegaba la magia del zurdo hawaiano, Tua Tagovailoa. Los dos parecía que iban a disputarse el número uno del Draft, ganó 46 a 41 LSU en Tuscaloosa, el resto es historia…

Este 2022 la cosa es diferente, los dos luchan por ganar la división oeste de la SEC y, así, poder jugar la final de conferencia. Los dos tienen un récord de 4-1 en la división, aquí están las opciones de  Alabama para entrar a ese top 4 que le daría acceso a Playoffs y LSU tiene difícil optar a entrar en postemporada, pues ha pertdido dos partidos esta temporada, pero si gana a Alabama y a Tennessee o Georgia en la final de la SEC tendría posibilidades reales de entrar.

Saban en su etapa en Baton Rouge – trojanswire.usatoday.com

ALABAMA

@AlabamaFTBL

Qué podemos contar de Alabama que no se sepa, son el séptimo equipo anotando de la FBS con 43’1 puntos de media por partido, encajan solo 16.6 puntos de media. Sin duda, no descubriremos nada, son un señor equipo con el mejor entrenador, el mejor jugador ofensivo (puede haber debate) y el mejor defensivo (no hay debate) de todo el College Football.  

Ofensivamente, Alabama no es tan reconocible como los años anteriores, no tiene ningún receptor que sobresalga (recordemos que en las últimas tres temporadas han tenido cinco receptores saliendo antes del 15 del Draft) y eso limita el potencial de su estrella ofensiva, el QB Bryce Young que lleva 1906 yardas y “solo” 18 TDs. Brooks y Burton, con 376 y 306 yardas respectivamente, son los dos más productivos, pero el que lleva más targets es Gibbs, el RB.

En el juego de carrera, vuelven a tener un RB importante (no es el perfil Harris o Henry tan arrolladores), Gibbs se ha convertido en el RB moderno que necesitaba Alabama, muy elusivo y con una aceleración brutal, aparte de tener unas manos privilegiadas. Gibbs roza las 1000 yardas, con 672 de carrera y 301 de recepción.

En defensa, como siempre en los equipos de Saban, da gusto ver cómo mueve las piezas en el cuerpo de LBs y DBs, es un maestro en esto. Te va amenazar el blitz con cualquiera y la cobertura de los demás será buena. Llevan 23 sacks y, salvo Will Anderson que lleva seis, nadie lleva más de dos. A este nivel de lecturas tendrá que enfrentarse Daniels.

El nombrado Will Anderson es la pieza diferencial, es un jugador en el uno contra uno imparable, la línea de LSU tendrá que tener ayudas para pararlo.

Defendiendo el juego de carrera, son los terceros mejores de la SEC permitiendo solo 94 yardas de media por partido, con el LB Henry To’o To’o como máximo baluarte. En el juego aéreo, encajan casi 202 yardas de media por partido, son bastantes para ser Alabama. El ex de LSU Eli Ricks cierra una esquina y McKinstry la otra, pero el jugador que más me está sorprendiendo más es Brian Branch, como quinto DB más híbrido.

Young, todo un talento – rolltide.com

LSU

@LSUFootball

Esta temporada ha llegado Brian Kelly, después de su polémica y espera salida de Notre Dame. Kelly no es un hombre que haga muchos amigos entre los universitarios, pero es una mente ganadora y este aura ha llegado a Baton Rouge.

Empezaron la temporada perdiendo de uno contra Florida State, luego ganaron, con solvencia, los cuatro siguientes. Posteriormente, sufrieron una contundente derrota contra Tennessee y han ganado los dos últimos contra Florida y Ole Miss. Podemos catalogar como buena la primera temporada de Kelly y cada día vemos a una mejor LSU.

Sorprendente está siendo el rendimiento en las últimas jornadas, sobre todo, de Jayden Daniels, el ex-QB de Arizona State, que está demostrando que es un buen gestor y esa doble amenaza lo está convirtiendo en uno de los QBd de moda.

Jayden lleva 1812 yardas de pase, 12 TDs y una sola interceptación, pero también lleva 524 yardas de carrera, siendo de largo el que más yardas e intentos tiene del equipo. Esa dualidad de Daniels la está aprovechando Kelly para conseguir un ataque muy productivo.

Como hemos comentado, el juego de carrera está siendo vital en el ataque de LSU, sobre todo, en zona de finalización. Llevan 23 TDs de carrera y solo 13 de pase. Detrás de Daniels, hay un comité de cuatro RBs muy productivos, Williams, Goodwin, Emery y Cain.

Muy repartidos y sin mucho riesgo son los pases de Jaylen Daniels. Están usando muy poco a Boutte, que tiene talento para ser un receptor top tres de todo el College Football. Boutte lleva solo 288 yardas y no está siendo el jugador diferencial que se esperaba, pero ¡ojo! que puede despertar en cualquier momento y este es un partido con muchos focos mediáticos. Nabers está siendo el receptor con más targets y más yardas (455 yardas).

La defensa está funcionando en la mayoría de partidos, encajando una media de 21 puntos y 364 yardas por partido. Podemos destacar el pass rusher BJ Ojulari, con cuatro sacks, que está demostrando que puede tener su hueco en rondas altas en el próximo Draft. Parando la carrera en esta 3-4 -aparte del NT Jaquelin Roy- destacamos a los dos LBs Baskerville y Penn II. 

La secundaria está rayando a buen nivel, a pesar de ser casi entera nueva y estar llena de transfers. Destacamos al safety Greg Brooks.

En resumen, la clave del partido estará en parar la carrera, el equipo que logre ser superior defendiendo en las trincheras tendrá mucho ganado. Veo Alabama superior, pero la magia de Baton Rouge dirá…  

@albert49ers

Jayden Daniels, ¿el gran tapado? – nola.com

@CoollegeNation 

#CoollegeNation – #BeTheCoolest🏈