TOLEDO ROCKETS At BUFFALO BULLS

#LiftOff🚀 Vs. #UBhornsUP🐂

📅 22/10/22

19:00 / 📺 ESPN+

🏟 UB STADIUM, BUFFALO (NEW YORK)

Este sábado, a las 19 horas, el UB Stadium de Buffalo será testigo de un espectacular duelo entre dos programas que llegan con una alucinante racha de victorias. Muchísimo estará en juego sobre el emparrillado, pues tanto Bulls como Rockets son líderes de sus respectivas divisiones (Este y Oeste), dentro de la indescifrable Mid-American Conference. 

Toledo (5-2, 3-0 MAC) arriba al noroeste de New York tras vencer -y convencer- frente a Kent State, a la que destrozó por un contundente 52-31. Los Rockets basaron su triunfo en un sólido equilibrio ofensivo, alternando juego aéreo y terrestre. Esta victoria ante los Golden Flashes supone el tercer triunfo consecutivo, racha que no quieren finalizar ante los Bulls. 

Por su parte, Buffalo (4-3, 3-0 MAC) masacró a una débil UMass por un exorbitado 34-7. Las huestes aleccionadas por Maurice Lingust lucieron muy fuertes a ambos lados del ovoide, ajustando defensa y ataque, tras un mal inicio de año. Han ganado cuatro partidos de forma consecutiva y quieren dilatar ese “momentum”, con un nuevo triunfo ante Toledo.   

TOLEDO

@ToledoFB

La excelencia y la contundencia ofensiva se ha instalado en Toledo, pues han anotado 52 puntos en los dos últimos partidos. Los Rockets promedian una espectacular cifra de 38’4 puntos por partido y sumando 403’1 yardas de media por encuentro. Esto habla muy bien de la gestión del head coach Jason Candle. Por aire, promedian 209 yardas por partido, mientras que la media de yardas por tierra es de 193’2 yardas por encuentro. 

El referente de todo el juego de ataque es el quarterback sophomore Dequann  Finn, que está rayando a gran altura en este inicio de campaña. Ha completado el 62% de sus pases intentados, consiguiendo 1397 yardas para 17 TDs y sufriendo 5 interceptaciones. Por tierra, Finn también supone un factor a tener muy en cuenta, pues ha conseguido 455 yardas y 6 anotaciones. Finn ya demostró su enorme clase la pasada jornada ante Kent State, al lanzar para 263 yardas y 6 TDs. 

Junto al propio Finn, el sistema terrestre de los Rockets es potentísimo, pues Jacquez Stuart (354 yardas, 3 TDs) y Peny Boone (243 yardas, 2 TDs) están siendo muy productivos. El indiscutible referente en el juego aéreo y mejor socio de Fina es el receptor Jerjuan Newton (465 yardas, 6 TDs), bien secundado por los wide receivers Demeer Blankumsee (341 yardas, 1 TD), Devin Maddox (178 yardas, 2 TDs) y el tight end Jamal Turner (150 yardas, 5 TDs). 

En la parcela defensiva, Toledo ha demostrado que puede minimizar los efectos del juego aéreo de sus rivales; sin embargo, a la hora de frenar el juego terrestre del oponente, las dificultades son máximas. Conceden un promedio de 26’3 puntos por partido, lo que coloca a la zaga de Toledo en el puesto 68º de la nación. La secundaria es la mejor unidad de la defensiva y el adalid de la misma es el safety Nate Bauer, que lleva 33 tackles y una interceptación esta temporada. Esta secundaria solo permite 194’4 yardas por encuentro, lo que los coloca en el puesto 27º. 

Otro cantar es la defensa contra la carrera, pues los Rockets conceden más de 160 yardas por partido. Su front seven está teniendo muchísimos problemas para ser dominante, fallando de manera incomprensible en los placajes. Otros jugadores a tener muy en cuenta son los linebackers Dallas Gant (63 tackles, 3 pases defendidos, 1 fumble forzado), Dyontae Johnson (47 tackles, 3 pases defendidos, 1 fumble forzado, 1 fumble recuperado) y el defensive tackle Desjuan Johnson (36 tackles, 1’5 sacks).   

Finn, un arma de doble filo – utrockets.com

BUFFALO

@UBFootball

Tras un inicio nada halagüeño, en el que Buffalo Bulls claudicó ante Maryland, Holy Cross y Coastal Carolina, Lingust parece haber dado con la tecla defensiva y ofensiva y han llegado cuatro triunfos consecutivos: Eastern Michigan, Miami (Ohio), Bowling Green y UMass. Ahora llega el momento de la consolidación y de la verificación, para comprobar si estos Bulls pueden aspirar a grandes cotas dentro de la Mis-American Conference. Toledo será un duro hueso de roer, pero Buffalo -que estrena un logo throwback maravilloso- quiere prestar batalla a los Rockets y conseguir su quinta victoria consecutiva. 

La maquinaria ofensiva está perfectamente engrasada: Buffalo promedia 30’4 puntos y 398’7 yardas totales por partido. Desde el punto de vista aéreo, los Bulls tienen una media de 241’6 yardas por partido, aspecto que se une al tradicionalmente buen juego terrestre del programa sito en Western New York. Los Bulls promedian por tierra 157’1 yardas por encuentro. Buffalo ha masacrado a sus dos últimos rivales (Bowling Green y UMass), anotándoles 38 y 34 puntos, respectivamente. 

El quarterback sophomore Cole Snyder se ha hecho con el puesto a la hora de liderar la ofensiva. Está jugando relativamente bien, lanzando para 1662 yardas, consiguiendo 11 TDs y sufriendo 5 interceptaciones. Cifras a las que añade 133 yardas y 3 anotaciones terrestres. Sus dos claros objetivos por aire son los receptores Justin Marshall (471 yardas, 5 TDs) y Quin Williams (413 yardas, 4 TDs), aunque Jamari Gassett y Cole Harrity también pueden aportar. 

En el plano terrestre, Lingust ha asentado -como de costumbre- un muy productivo comité, en el que cada miembro aporta su granito de arena. En este sentido, he de destacar la labor de Mike Washington (451 yardas, 6 TDs), Ron Cook Jr. (378 yardas, 2 TDs) y Al-Jay Henderson (181 yardas 2 TDs), junto con las galopadas del propio Snyder. 

En defensa, ya sabemos lo bueno que es Lingust buscando el talento en la secundaria y esto se está demostrando en una unidad que es capaz de dominar y ganar partidos. La zaga bull permite 24’4 puntos y 384’7 yardas totales por partido. Si la secundaria está jugando de una manera sobrenatural (solo permite 216’6 yardas de pase por duelo), no se puede decir lo mismo de la defensa contra la carrera, que permite 168’1 yardas por encuentro. El front seven de los Bulls ya no es el de antaño (recuérdese a Khalil Mack o Malcolm Koonce), apenas logra parar la carrera y tiene serios problemas para meter presión en el mariscal de campo rival. Sin duda, las estrellas defensivas del equipo son los linebackers James Patterson (52 tackles, 1 sack, 2 pases defendidos, 1 interceptación, 1 fumble forzado y 2 fumbles recuperados -uno para TD-), Shaun Dolac (74 tackles, 1 sack, 3 pases defendidos, 1 fumble forzado) y, sobre todo, el estelar safety Marcus Fuqua (30 tackles, 5 pases defendidos, 2 interceptaciones, 1 fumble recuperado).

@EduBillsMafia

Marcus Fuqua, el mejor safety de la MAC – ubbulls.com

@CoollegeNation 

#CoollegeNation – #BeTheCoolest🏈