#12 OREGON DUCKS at ARIZONA WILDCATS

#GoDucks🦆 Vs. #BearDown😾

📅 09/10/22

03:00 / 📺 PAC12

🏟 ARIZONA STADIUM, TUCSON (ARIZONA)

Estados Unidos es un país enorme. Casi 5000 kilómetros de una costa a otra y cerca de 3000 entre las fronteras con Canadá y México. En semejante extensión de terreno habitan más de 330 millones de personas. Por eso, es importante que comprendamos lo diverso que puede llegar a ser ese país. Y esta diversidad llega a todos los ámbitos posibles, desde la música hasta la moda, pasando por la arquitectura, la geografía, el paisaje o la forma de pensar. 

Dos ejemplos muy claros y relativamente cercanos son los de los estados de Arizona y Oregon. Poco más de 2000 kilómetros separan Eugene de Tucson –lo que sería como ir de A Coruña a Granada y volver a la mejor ciudad costera de España–, pero en distancias americanas eso no es nada. Lo que está claro es que en tan poca distancia las diferencias son abismales. Sin profundizar demasiado, Arizona se caracteriza por climas y paisajes desérticos y acoge parte de uno de los parques nacionales más bonitos del mundo, el del Gran Cañón del río Colorado. En cambio, Oregon se caracteriza por grandes extensiones de bosque, una costa hermosa y angosta del estilo de la costa asturiana o la irlandesa, y al mismo tiempo el interior cuenta con un paisaje de montañas increíbles en los que puedes estar con nieve en verano, en una de sus cumbres más impresionantes.

Los contrastes entre Oregon y Arizona se perciben incluso en la cultura. Oregon, y Portland principalmente, se ha convertido en los últimos treinta años en la capital indie de Estados Unidos y eso se ha plasmado en la música. La vida musical en Oregon es un festival interminable de gente con gafas de pasta, sombreros folk, cerveza artesanal y un ambiente de armonía y comunidad. Aunque sus pabellones y estadios se llenan con conciertos de “The Decemberists” y “Modest Mouse”, para ellos, siguen siendo indies y se consideran los más alternativos del mundo. 

En cambio, Arizona es un estado colindante con México, que perteneció a España y México. Es un estado muy caluroso, con una gran cantidad de territorios anteriormente poblados por tribus de nativos y en pleno desierto. Arizona aúna una mezcla entre el conservadurismo de los rodeos con el progresismo de una ingente cantidad de población que se ha mudado a Arizona desde California, por tema de impuestos. Arizona es un estado que fue un nicho importante para ciertos subgéneros del rock más duro y, sobre todo, el hardcore. Aunque el máximo referente del estado es Alice Cooper, que es más cercano al glam rock que al hardcore.

Pues la madrugada del sábado para el domingo Tucson será el escenario de un enfrentamiento de dos estilos diametralmente opuestos. El indie de los Ducks contra el hardcore y glam rock de los Wildcats.

La cosmopolita Portland.

OREGON

@oregonfootball

En base a la temática de esta humilde previa queda muy claro que los sistemas de mi admirado Andy Avalos, Alex Mirabal y Mario Cristobal no encajaban como adalides del estado de Oregon. El trío maravilla de los años anteriores eran demasiado puristas y demasiado organizados. En Oregon, se valora más lo alternativo. Es importante recordar que Oregon es uno de los estados más progresistas y de los que siempre va por delante con las medidas legislativas más avanzadas. Si escuchasen y entendiesen las letras de “Love of Lesbian” o “Vetusta Morla” y vieran los pabellones llenos durante sus conciertos dirían que, en España, no tenemos ni idea de lo que es el indie. Estoy convencido de que si un oregoniano fuese a un concierto al –por desgracia– famoso Náutico de San Vicente do Mar diría que es muy poco alternativo por la abundante presencia de “Cayetanos”.

Centrémonos. “The Decemberists” y “Modest Mouse” son un claro ejemplo de lo que es la cultura musical en Oregon. Y aunque Eugene y el campus de la Universidad de Oregon sean famosas por haber albergado la filmación de la mítica “Desmadre a la americana” y, con ello, haberse ganado la etiqueta de universidad de borrachos; la ciudad y el estado son alternativos.

Y este año los Ducks han vuelto al espíritu del estado. Mantienen la fortaleza defensiva siendo la 17ª defensa de la FBS contra la carrera, aunque contra el pase estén fallando bastante. Esto es un debe de los Ducks desde hace bastantes años y contra Arizona puede ser un problema. Al front seven no hay que ponerle ningún pero, ya que están siendo importantísimo y tendremos que fijarnos mucho en el trabajo de Christian González, pues es el mejor jugador de la secundaria de Oregon. Son un bloque muy compacto y Noah Sewell está destacando como la estrella absoluta, tal y como hemos visto en temporadas anteriores con y sin Thibodeaux. En estas dos últimas temporadas, Sewell se ha convertido en el mejor jugador defensivo de la FBS y no baja de 5 placajes por partido, en los últimos 26 encuentros jugados. 

El ataque es más “Modest Mouse” que “The Decemberist”. Hemos pasado de ver formaciones muy pesadas y con predominancia de juego de carrera a un juego mucho más alegre y aéreo que en los años de Cristobal/Mirabal. La OL mantiene el nivel de los últimos años. Esta temporada, la OL solo ha permitido 18 presiones, 15 toques y 3 sacks. TJ Bass, quien empezó a destacar el año del opt-out de Penei Sewell, se ha convertido en el líder de la línea y no ha permitido que nadie le haya sobrepasado en los últimos 32 snaps.

Eficiencia y explosividad es lo que define el ataque de Oregon. Es la 13ª ofensiva en yardas totales por partido, la 16ª en puntos por partidos, la 4ª en primeros downs convertidos por partido y la 8ª en conseguir más de 10 yardas desde la línea de scrimmage. ¿Cómo han conseguido esto? Pues además de la fortaleza de la OL, son los 10º con más yardas de carrera, Bo Nix es el QB con más yardas combinadas de carrera y pase y está rompiendo récords en ambas facetas. 

El partido contra Georgia se sabía que era muy pronto y que el equipo no estaba rodado. Desde esa durísima derrota, todo el equipo ha mejorado. Aún queda mucho por implementar –sobre todo en la secundaria–, pero el equipo es un bloque súper eficiente. Alegra mucho ver a Troy Franklin y Terrance Ferguson como los receptores más eficientes de los Ducks.

Noah Sewell, un baluarte en la zaga duck.

ARIZONA

@ArizonaFBall

La temporada pasada fue espantosa para los Wildcats, pero todo indicaba que era cuestión de tiempo que las cosas cambiaran. La primera campaña de un HC es siempre complicada y requiere de paciencia. Este año Arizona ha dado un giro radical. Parece que es el camino que ha tomado todo el departamento deportivo, ya que en otoño e invierno disfrutamos de lo lindo con los chicos del basket de mano de Mathurin, Kriisa, Koloko y compañía desplegando el baloncesto más bonito de los más de 350 programas de la Division I. Pues en football van por el mismo camino. Jedd Fisch tiene un playbook ofensivo súper atractivo y con el transfer de Jayden DeLaura ha encontrado la pieza que necesitaba. DeLaura está siendo mucho más explosivo que en Washington State y muy bien acompañado tanto en la carrera con Wiley como con Cowing, cuando Jayden les manda esos hermosos ovales envenenados.

De hecho, Cowing es Top5 de receptores de la FBS en múltiples categorías. Es el 2º en touchdowns de recepción, es 5º en yardas totales en recepción, en yardas por recepción por partido y en recepciones por partido. Además, el propio Cowing también está a una recepción en este partido de convertirse en el 2º jugador de la historia de la FBS en recepciones en partidos consecutivos. Actualmente, ha conseguido una recepción en 37 partidos consecutivos. Como curiosidad, el QB Jayden DeLaura lleva una racha de 7-0 cuando anota 3 TDs de pase. Y teniendo en cuenta lo suelto que tiene siempre el brazo, pues Jayden hace de los Wildcats puro “Alice Cooper”. Y cuidado porque el futuro está asegurado con Tetairoa McMillan, que aunque Colorado no es el rival más difícil, consiguió impresionarnos a todos con sus 90 yardas en 5 recepciones y un pase de 11 yardas hasta el punto que fue nombrado el freshman de la semana en la PAC12. Hay que tener un ojo puesto encima de McMillan. 

Semejante arsenal ofensivo deja a los Wildcats en una posición muy favorable para ganar a Oregon. Además de las carreras que pueda planificarse para Willey o incluso Williams y Coleman en menor medida, DeLaura puede echarse a correr en cualquier momento. Sabemos de sobra que no es un QB corredor, pero sí que es un arma que de vez en cuando se saca de la manga y es muy eficiente. Con esa doble amenaza tanto por el QB como por los RBs, hay que sumar a los receptores antes mencionados y a un playbook muy vistoso y que denota el recorrido por la NFL de Jedd Fisch.

Si mencionaba la similitud con el equipo de baloncesto de la temporada pasada en la parte ofensiva, tampoco es desacertada mantener esta similitud con la defensa. Los chicos de Jedd Fisch no tienen a Mathurin con ese físico descomunal para defender a todo tipo de forwards y guards. El equipo de football no tiene a Koloko siendo un gran reboteador y un gran defensor sobre los números, pero que luego tenía una tendencia horrible de defender con la mirada. Y, sorprendentemente, la PAC12 lo nombró jugador defensivo del año. Pues a los chicos del football les pasa algo similar. Su defensa es un espanto. Permiten muchísimas yardas en carrera como en pase. Solo tienen una fortaleza y es la defensa en Redzone. Ahí son mucho más fuertes. El problema es que por regla general las jugadas de anotación son antes de la 20. Eso puede ser un agujero negro contra un equipo tan versátil como Oregon.

Los Wildcats pueden ser como el “Poison” de «Alice Cooper”: para algunos, un temazo tremendo; para otros, le sobran modulaciones; para otros, esas modulaciones la convierten en una canción casi perfecta; unos dicen que habla de las relaciones tóxicos y otros del SIDA. Lo que está claro es que si te pones el “Poison” de “Alice Cooper” el subidón de moral está asegurado, algo similar a lo que provoca el ataque de Arizona. Pero la defensa es como cuando estás disfrutando como un loco de un concierto de “Alice Cooper” en las primeras filas y el desgraciado se saca la camiseta y te muestra su cuerpo con los restos de sus grandes adiciones durante los 80.

Cowing o el espectáculo llegado desde El Paso.

INDIE Vs. GLAM ROCK

La madrugada del sábado para el domingo, o el propio domingo por la mañana para los más madrugadores, veremos un enfrentamiento de estilos diametralmente opuestos. Un partido muy divertido en el que podremos ver a dos de los cinco mejores equipos de la PAC12 y sin duda a dos de los equipos más alegres de ver de la FBS. Cada uno que elija su estilo: el indie más alternativo o el Glam rock plagado de modulaciones ascendentes par enganchar al escuchante.

@julianguede

Alice Cooper, todo un personaje…

@CoollegeNation 

#CoollegeNation – #BeTheCoolest🏈