#10 UTAH UTES AT #12 OREGON DUCKS

#GoUtes🙌 Vs. #GoDucks🦆

📅 20/11/22

04:30 / 📺 ESPN

🏟 AUTZEN STADIUM, EUGENE (OREGON)

Lo más bonito del College Football, además de ser un proceso de formación maravilloso, son las rivalidades recientes o históricas. Lo que para muchos es considerado como folklore, otros lo consideramos una grandeza que no podemos ver en el deporte profesional y en esa liga de postureo llamada NFL. Los finales de temporada en el fútbol americano universitario se caracterizan por los partidos de rivalidad local o cercana. Pero muchos programas y conferencias también tienden a poner, en las últimas semanas, ciertos partidos que, en los últimos años. han sido relevantes y que podrían ser determinantes de cara a decidir el duelo final por la conferencia.

En la organización anterior de la PAC12, Oregon y Utah estaban en divisiones distintas y aún así se han enfrentado 9 veces, desde 2013, entre partidos de liga regular y Championship Games. En 2021, la conferencia se la llevaron los Utes y, en 2019, fueron los Ducks. Actualmente, el sistema de conseguir jugar el campeonato de conferencia es sin divisiones, pero este año es prácticamente imposible que Utes y Ducks se enfrenten el 2 de diciembre en Las Vegas. Tendría que darse una carambola que, a día de hoy, resulta más que improbable.

Por lo tanto, este partido se convierte en clave para el devenir de la PAC12. Como no podía ser de otra forma, es uno de esos maravillosos partidos de café y tostadas, es decir, uno de esos partidos que hay que ver recién levantado con toda la calma del mundo.

Se prevé un gran duelo de trincheras – lavanguardia.com

UTAH

@Utah_Football

La victoria de Utah contra USC puso a los Utes en el lugar que siempre consideramos que debería estar. Sin ir más lejos, son los actuales campeones de la conferencia y son la defensa más dura de todos los programas del oeste.

Kyle Whittingham es un entrenador muy infravalorado, pero en Utah ya es leyenda. Lleva 350 partidos entre asistente y entrenador principal. Bajo su mando, los Utes han conseguido billete-bowl en 14 ocasiones.

Esta temporada, su ataque en momentos clave es élite consiguiendo un 50’8% de terceros downs y llegando a ser top10 de la nación en esta faceta. El uso del reloj es una de sus armas y son los 8º de la FBS en posesión con 33:46 por partido. Si a eso le sumamos que la defensa es la 16ª que más turnovers provoca esta temporada con 19, digamos que la defensa es la que gana los partidos. Pero esto no es algo sorprendente. Llevamos años viendo este estilo en Salt Lake City. El juego de los Utes hace honor a sus agrestes paisajes. Pero es efectivo. En los últimos diez partidos, esta defensa ha reducido hasta el 31’9% la conversión de terceros downs de los rivales y a 31’6% la de los cuartos downs.

Utah es uno de los seis programas de Power 5 que son Top 25 en anotación ofensiva y defensiva. Y en cuatro de los últimos seis partidos, han anotado más de 40 puntos.

Aunque Tavion Thomas y Micah Bernard son las armas terrestres más importantes de Utah, y aunque Cameron Rising es un dual threat y corre hasta ser el tercer o cuarto corredor del equipo; al final, el ataque es más eficiente cuando Rising pasa. En este ámbito, sus grandes aliados son Dalton Kincaid, con 650 yardas en 50 recepciones y 7 TDs, Devaughn Vele, con 546 yardas y 5 TDs, sin olvidar al australiano Thomas Yassmin que, como habíamos comentado en previas anteriores, nunca había jugado al fútbol americano hasta que llegó a Utah en 2018. Pero como jugador de rugby y baloncesto ha sabido convertir su fuerza para bloquear y recibir como TE.

Whittingham, un viejo rockero – sltrib.com

OREGON

@oregonfootball

La dolorosa derrota en casa contra Washington, pese a los intentos en el último suspiro, han dejado a Oregon sin posibilidad alguna de luchar por el playoff. Volviendo a la pretemporada, nadie hubiese imaginado que los Ducks estarían con esas aspiraciones a mediados de noviembre. Y ahora el objetivo tiene que ser el que se habían planteado en agosto con el nuevo staff, el nuevo sistema de juego, el nuevo QB…Pero es que romper la racha de 23 partidos seguidos ganando en el Autzen es algo que duele mucho más que quedarse sin aspiraciones de playoffs. Pero el football es así. 

Por diferentes razones, el que gane este duelo será el que luche por la PAC12 el 2 de diciembre en Las Vegas. Pese a que sean dos equipos ofensivamente muy potentes, es probable que no vayamos a ver este poderío ofensivo en este partido, ya que se enfrentan dos de las defensas más duras de la nación. El front de Oregon es uno de los 20 mejores del país contra la carrera, con Noah Sewell y Jeffrey Bassa como principales de ese front. La secundaria siempre ha sido uno de los mayores problemas de los Ducks y los números corroboran este inconveniente, ya que Oregon es el tercer equipo de la FBS que más pases completados permite. Luego se compensa mucho ya que, aunque permiten muchas yardas aéreas, no se llegan a convertir los TDs. Para ello, tenemos que fijarnos –como llevamos insistiendo desde el verano desde este humilde proyecto– en Christian González, muy bien escoltado por Trikweze Bridges y Bennett Williams. La secundaria ha mejorado muchísimo con respecto a otros años. Pero ese no debería ser el gran problema contra Utah. 

En la parcela ofensiva, los Ducks han aprovechado la herencia de Alex Mirabal y su potentísima OL y han ajustado esa fortaleza a la anarquía organizada de Bo Nix y a los múltiples y versátiles corredores.

Sin querer repetirme demasiado con respecto a lo escrito la semana pasada, los Ducks son: a) Los primeros de la nación en primeros downs convertidos (28); b) La OL solo ha permitido 2 sacks en toda la temporada, siendo los mejores de la FBS; c) Los 41 TDs en red zone alzan al tercer puesto de la nación a la ofensiva de Eugene; d) Son los segundos en yardas por partido con 527’7 y los terceros en jugadas de más 10 yardas con 191; e) El ataque de Oregon es el cuarto en puntos por partido con 42’2, los novenos en yardas de carrera por partido con 239’4 y los décimo novenos en yardas de pase por partido con 288’3. 

Bo Nix está a un nivel Heisman, si no fuese por la barbaridad de temporada que están haciendo Bryce Young y Caleb Williams desde el puesto de QB. Y además tiene a su disposición grandísimas armas terrestres y aéreas, aunque no tengan la calidad extrema que tienen los skills players de USC o Alabama. La carrera de los Ducks es propiedad de Irving y Whittington, aunque no podemos olvidar la importancia que Dollars tiene en momentos decisivos. Echamos mucho de menos a Byron Cardwell, que este año ha tenido muy mala suerte con las lesiones. Por aire, el mejor aliado de Nix son –como aquí ya habíamos predicho– Troy Franklyn, Terrance Ferguson y Khris Hutson. Pero es que hay 9 jugadores con más de 100 yardas aéreas y 12 jugadores que han anotado TD de pase. La ofensiva de Oregon es súper explosiva, pero esta semana tiene su partido más difícil y la mejor defensa rival desde el kick off frente a los actuales campeones.

MÁS DUELO DE TRINCHERAS QUE EN LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Aunque sean dos equipos que superan los 40 puntos por partidos, también son dos defensas durísimas que permiten menos de 27 puntos por partido. Ese nos puede llevar a que sean las defensas las que dominen y lideren el partido y que tengamos un partido precioso de trincheras y de baja anotación. Lo que está claro es que será súper competido y que ambos estarán dejándose la piel para asegurar su puesto en el Championship de Las Vegas.

@julianguede

Christian González – dailyemerald.com

@CoollegeNation 

#CoollegeNation – #BeTheCoolest🏈