AIR FORCE FALCONS Vs. ARMY BLACK KNIGHTS

#FlyFightWin⚡️ Vs. #GoArmy⚔️

📅 05/11/22

16:30 / 📺 CBS

🏟 CHOCTAW STADIUM, ARLINGTON (TEXAS)

La tarde del próximo sábado -a un horario poco habitual, 16:30 horas- viviremos la anual batalla que mide las fuerzas de dos de los grandes programas militares: Air Force Falcons y Army Black Knights. En esta ocasión, el escenario sobre el que se disputará esta antagónica lucha será el Choctaw Stadium de la localidad tejana de Arlington. 

Army intentará alcanzar su tercera victoria consecutiva ante Air Force, en un encuentro en el que los de Colorado Springs parten como favoritos en las apuestas. El último año el programa sito en West Point venció a los Falcons por un ajustadísimo 21-14, en un encuentro en el que también partían como claros “underdogs”. La lucha está servida… 

Veremos qué equipo se lleva la segunda victoria del clásico “Commander-In-Chief’s Trophy”, pues hay que recordar que ya Air Force triunfó sobre Navy 13-10, en un reñido duelo.

AIR FORCE

@AF_Football

Sensaciones agridulces está dejando, en Colorado Springs, el inicio de los Falcons. Tras ganar cuatro de sus primeros cinco partidos de la temporada, las huestes aleccionadas por Troy Calhoun han mordido el polvo en dos de sus últimos tres encuentros. Efectivamente, tras destrozar a Northern Iowa y Colorado, llegaría el varapalo en Laramie ante Wyoming. Posteriormente, se triunfaría sobre Nevada y Navy, se perdería ante Utah State y se volvería a la senda del triunfo destrozando a UNLV. No obstante, queda el regusto amargo de esa derrota hace dos fines de semana frente a Boise State. Tras una semana de descanso, Air Force pretende conseguir su sexta victoria del año, alcanzar el pasaporte automático para una bowl y ganar el “Commander-In-Chief’s Trophy”. 

Los Falcons promedian, por partido, 59’4 intentos de carrera frente a 7’5 intentos de pase, siendo el conjunto número 59º de la nación en puntos (con una media de casi 31 puntos por partido) y el 5º en yardas de carrera (con un promedio de 336’8 por partido). 

Sin duda, el adalid de la sólida ofensiva de Air Force es el excelso running back Brad Roberts, que acumula 174 carreras para 943 yardas y 13 touchdowns. Está bien secundado por otros corredores como John Lee Eldridge III (574 yardas, 2 TDs) o el fullback Emmanuel Michel (166 yardas, 2 TDs). El jefe de operaciones es el quarterback Haaziq Daniels, que lleva ya 579 yardas de pase, 5 TDs y 1 interceptación, aunque su mayor rendimiento -lógicamente- llega de manera terrestre: 358 yardas y 4 anotaciones. Por aire, la mayor referencia es la de David Cormier (248 yardas, 3 TDs), aunque jugadores como Amari Terry, Dane Kinamon o Cade Harris siempre pueden ser ese “factor X” que desequilibre un partido marcado por las ofensivas terrestres. 

La defensa de Air Force está funcionando a las mil maravillas, a pesar de esas derrotas tan ajustadas. Solo conceden un promedio de 16’8 puntos por partido (puesto 9º de la nación), permitiendo apenas 164’8 yardas de pase (puesto 5º de la nación) y 126’4 yardas de carrera (puesto 42º de la nación) por encuentro. Los jugadores más relevantes en esta zaga son los linebackers T.D. Blackmon (45 placajes, 3’5 sacks, 1 pase defendido, 2 fumbles forzados, 1 fumble recuperado), Alec Mock (40 tackles, 1 fumble recuperado) y Vince Sanford, así como los safeties Trey Taylor (49 tackles, 1 pase defendido, 1 interceptación, 2 fumbles forzados, 1 fumble recuperado) y Jayden Goodwin.  

Brad Roberts, un portento físico – goairforcefalcons.com

ARMY

@ArmyWP_Football

Army también llega de una jornada de descanso, que ha servido para preparar bien el enfrentamiento ante los Falcons, a los que quieren ganar por tercera vez consecutiva. Los dos últimos enfrentamientos de los Black Knights se saldaron con sendas victorias frente a Colgate Raiders (42-17) y Louisiana-Monroe Warhawks (48-24). En ese partido ante los Warhawks, Army supo sobreponerse a una desventaja de 10 puntos y anotar 34 puntos en la segunda mitad, consiguiendo la friolera de 441 yardas terrestres en 62 intentos. Algo delirante. 

Jemel Jones, que inició la temporada como tercer quarterback en el depth chart, tuvo 17 intentos para 96 yardas y 3 TDs, en ese partido. Tyson Riley añadió 90 yardas y 1 anotación, tras perderse los dos encuentros anteriores por lesión. Además, el fullback Jakobi Buchanan tuvo 13 intentos para 45 yardas y otra anotación. 

Los Black Knights promedian 32’7 puntos (puesto 42º de la nación) y 334’6 yardas terrestres (puesto 2º de la nación) por partido. Tras la vuelta de Riley, se prevé que asuma el mando de operaciones, aunque Jemel Jones y Cade Ballard tendrán muchos snaps. Los líderes por tierra de los Black Knights volverán a ser Tyrell Robinson (321 yardas, 1 TD), el propio Tyhier Tyler (316 yardas, 6 TDs) y ese portento físico llamado Jakobi Buchanan (236 yardas, 4 TDs). Las escasas yardas aéreas se reparten entre Isaiah Alston, Ay’Jaun Marshall y Tyrell Robinson. 

La defensa de Army concede 29’4 puntos (puesto 91º de la nación), 182 yardas aéreas (23º de la nación) y 212’4 yardas terrestres (126º de la nación) por partido. Los dos defensas más productivos de los Black Knights son el linebacker Leo Lowin (66 tackles, 2 sacks, 2 interceptaciones, 1 fumble forzado, 1 fumble recuperado) y el defensive back Marquel Broughton (48 tackles, 4 pases defendidos, 1 interceptación, 1 fumble forzado). Aunque si alguien puede cambiar el signo de un partido es el sensacional OLB Andre Carter II (2 sacks). 

@EduBillsMafia

Tyler, un demonio sobre el emparrillado – goarmywestpoint.com

@CoollegeNation 

#CoollegeNation – #BeTheCoolest🏈