Fuente de la cabecera: www.on3.com.

Como pasa en todas semanas de College Football, en esta jornada 7 también ha habido resultados inesperados, partidos al filo de un ataque de nervios, tradiciones, rivalidades, y ambientazos tremendos que nos ponen la piel de gallina. A continuación os contamos lo más destacado de la semana 7 desde nuestro punto de vista.

Baylor se sigue desinflando

Segunda derrota consecutiva de los Bears, y en esta ocasión ante unos Mountaineers que no están haciendo una buena temporada. Baylor estuvo por delante a lo largo de toda la primera parte, y hasta el final del tercer cuarto, donde West Virginia empató el partido a 31. A partir de ahí fue un partido de ida y vuelta, con dos TDs anotados, un PAT bloqueado, y con menos de dos minutos, todo hacía indicar que nos íbamos a la prórroga tras un FG de Baylor para empatar el partido a 40, pero con una gran carrera de Mathis Jr, los Mountaineers entraron en zona de ‘FG range’, y con 33 segundos en el reloj, anotaron el FG para llevarse la victoria.

 

Esta es la PAC-12 que esperábamos

Partidazo en Salt Lake City, USC llegaba invicta y jugando muy bien, al menos en ataque, buscando su primera victoria importante de la temporada, y enfrente estaban los Utes, que a pesar de llevar dos derrotas, seguían rankeados y aspirando a la PAC-12. El partido fue un duelo impresionante entre Caleb Williams, que lanzó 5 TDs y Cameron Rising que lanzó 2 y corrió para otros 3, además de 415 yardas, de las cuales 234 fueron para el TE estrella Kincaid, que estuvo imparable. Pese a que Utah fue por detrás la mayor parte del partido, en el último cuarto se puso a la par y justo al final con un TD de carrera de Rising se pusieron a 1 punto de empatar el partido, pero decidieron jugarse la conversión de dos puntos en vez del ‘extra point’, y los Utes se llevaron la victoria.

Otro batacazo más de Notre Dame

Justo cuando pensábamos que Notre Dame empezaba a despegar, llegó Stanford y acabó con las esperanzas de ver a Notre Dame competir por algo este año. En un partido de baja puntuación, donde Stanford tuvo el control durante casi todo el partido, Notre Dame solo se puso una vez por delante en el marcador. Un FG a 10 minutos del final, le sirvió al Cardinal para ponerse por delante definitivamente, y lograr la victoria.

 

TCU sigue acumulando victorias

Los dos equipos top de la Pac-12 se enfrentaban con vistas a un puesto top 10 en el ranking y a seguir invictos y líderes en la conferencia. El partido no defraudó, y eso que al principio parecía que iba a ser una paliza por parte de los Cowboys, TCU despertó en el último cuarto, remontando un déficit de 14 puntos, para mandar el partido a la prórroga. Una vez en la prórroga, ambos equipos anotaron TD en la primera, pero en la segunda prórroga, tras 3 pases incompletos seguidos, Oklahoma State tuvo que conformarse con el FG, y TCU aprovechó para anotar el TD victorioso.

Duelo de alto voltaje en la AAC

Memphis y East Carolina protagonizaron un partido espectacular, muchos puntos, un gran juego de pase, tensión y prórrogas, básicamente lo que cualquier aficionado neutral quiere ver. Ambos equipos estuvieron a la par durante todo el partido, siendo 10 puntos la mayor diferencia que hubo a lo largo de todo el partido. El encuentro llegó a la prórroga después de que Memphis empatara el partido con 1 minuto en el reloj. Ya en la prórroga todo siguió igualado, hasta que en la cuarta prórroga a East Carolina le bastó con la conversión de los puntos para ponerse por delante definitivamente.

 

El ‘drop’ que arrebató las esperanzas a los Cyclones

Dos equipos con un gran potencial pero en distintas dinámicas, los Longhorns, con racha de dos victorias seguidas, mientras que los Cyclones venían con una mala racha de tres derrotas seguidas. Los Longhorns dominaron la mayor parte del encuentro, con un ataque bastante equilibrado, con un Ewers correcto. En los Cyclones, el ataque no entró en ritmo de partido hasta el tercer cuarto, donde todo se igualó. Un ‘drop’ grosero de Hutchinson WR de los Cyclones, y un ‘fumble’ de Dekkers, ambos en el último cuarto, liquidaron el sueño de remontar el partido. Los Longhorns salvaron el ‘upset’, mientras que los Cyclones aumentan el registro de derrotas seguidas, con cuatro.

 

Drake Maye fue la estrella del partido

Tuvimos el placer de presenciar en el Wallace Wade Stadium un duelo a corazón abierto, como si se tratase de un combate de boxeo, golpeaban primero los Tar Heels y después devolvían los Blue Devils. Un encuentro muy igualado con cambios en el marcador constantemente, el partido dependía de un jugador para cambiar el ritmo de este, y apareció el líder de los Tar Heels, el QB Drake Maye, que realizó un partido sensacional poniendo la guinda al pastel con un pase de TD quedando trece segundos en el marcador. Tras este final, North Carolina ganó el partido y consiguió su sexta victoria, Duke con esta derrota se pone 4-3 en su récord personal.

El águila atrapó al perro y se lo llevó volando

Saltó el ‘upset’ en el Allen E. Paulson Stadium, Georgia Southern ganó a James Madison en un partido en el que los Dukes cometieron bastantes errores, parecía que se estaban saboteando a sí mismos para no conseguir la victoria. Un ‘punt’ bloqueado que acabó en touchdown para Duke, tres interceptaciones y un ‘fumble’, catastrófico el ataque. Aun así, con todos esos ‘turnovers’, los Dukes llegaron con vida hasta el final del partido, Vantrease, el QB de los Eagles, puso el cierre al partido con un pase de touchdown a falta de 1:10 para acabar el partido.

 

Historia en el Neyland Stadium

Seguramente estamos ante el mejor partido de College que se ha disputado este año, Alabama y Tennessee, los Volunteers empezaron como un misil, anotando en sus 4 primeros drives, en el segundo cuarto un error en los ‘special teams’ provocó el enfado de Nick Saban, HC de los Crimson Tide, que se le vio incómodo durante todo el partido. Bryce Young acortaría distancia antes del descanso. En el tercer cuarto tuvimos un duelo entre dos pistoleros de calidad élite, Hooker y Young, ambos QBs ayudaron a los equipos a seguir metidos en el partido. Reichard, el kicker de Alabama falló un field goal clave, tras esto, Hooker apareció con un drive insólito, que acabó en un ‘field goal’ con cierto suspense. Los Vols ganaron un partido  que nunca pasará al olvido.

La defensa de los Wildcats pasó por encima de los Bulldogs

Partidazo entre dos grandes equipos, Mississippi State Bulldogs se veían las caras contra los Kentucky Wildcats. La defensa de los Wildcats fue una apisonadora para los Bulldogs, que  únicamente anotaron 17 puntos y solo les dejaron anotar un touchdown en todo el partido, a unos Bulldogs que anotaban 35 puntos por encuentro. Si a la ecuación le sumamos un ataque de Kentucky, que realizó una correcta actuación, pues el resultado final se traduce en victoria. Podríamos decir que es uno de los upset más importantes de esta semana, victoria contundente de los Wildcats, que suman enteros para subir puestos en el ranking, mientras que los Bulldogs bajarán puestos en ese ranking, tras esta derrota inesperada.

SDSU asaltó el Gate City Bank y se llevó el mojón.

Uno de los partidos del año en el football FCS, NDSU se enfrentaba a sus rivales sureños, los Jackrabbits, un partido que siempre da mucho espectáculo, y este año no fue menos. El Bison dominó durante toda la primera mitad, llevandose al descanso una ventaja de 14 puntos. Pero en la segunda parte SDSU dió la vuelta al partido, anotando 16 puntos sin respuesta para al final llevarse la victoria en suelo enemigo.

Oscar Lavigne (@osskartelito) & Alberto Prieto (@AlbertoTI16)