“LEALTAD EN LAS TRINCHERAS”: 

ENTREVISTA A JOHN FINA, 

OFFENSIVE TACKLE DE BUFFALO BILLS.

“La lealtad es cosa que dirige a los hombres en todos sus hechos, para que hagan siempre lo mejor”. Esta reflexión del rey Alfonso X El Sabio, recogida en las Cantigas de Santa María, constituye una auténtica verdad atemporal que cobra más fuerza en los convulsos tiempos que nos ha tocado vivir. 

Añorando los pretéritos tiempos en los que nuestra libertad no se hallaba presa por los cruentos avatares de esta despiadada pandemia mundial, afloró en mi recuerdo una hermosa historia de lealtad, fidelidad y amor desinteresado, que -sin duda- marcó mi infancia y horadó, como la constante ola esculpe la roca, mi voluble -por entonces- personalidad. Esa fábula -mezcla de quimera, deseo y realidad- nos hace viajar al lejano país del sol naciente, siendo su protagonista un perro fiel, el leal Hachiko. 

El incierto y caprichoso destino hizo que el profesor Hidesaburo Ueno, profesor del Departamento de Agricultura en la Universidad de Tokio, encontrara, a principios de 1924, una caja en la estación de Shibuya en la que se hallaba un cachorro de perro de la raza Akita. Hidesaburo creyó que el animal había muerto, pues había sido mandado, sin agua ni comida, desde la prefectura de Akita, en un largo viaje de dos días. Al llegar a casa, logró reanimar al animal y lo bautizó con el nombre de Hachi (ocho en japonés), pues el animal tenía sus patas delanteras desviadas. La palabra “hachi” suele transcribirse con el kanji, una letra japonesa que sirve para representar al número ocho y semeja esta desviación de las extremidades. 

La relación establecida entre el profesor y Hachi fue impresionante. El perro acompañaba todos los días a la estación a su amo, cuando este iba a la universidad. Del mismo modo, al final de la jornada, Hachiko volvía a la estación para recibir a Hidesaburo. Una rutina que se estableció durante más de un año. El 21 de mayo de 1925, el profesor Ueno sufría un paro cardíaco en la Universidad de Tokio y lamentablemente moría. Hachiko esperó a su amo en la estación, tal y como era costumbre. Pero esa noche, el profesor no regresó… Y Hachi tampoco regresaría jamás a casa. El animal -fiel y leal a su dueño- permaneció durante 9 años en aquella estación de Shibuya anhelando la llegada de su amigo humano. El 8 de marzo de 1935, Hachiko fue encontrado muerto en la estación, tras haber esperado a su amo durante más de 10 años. 

El leal Hachiko – expertoanimal.com

Esta hermosa historia pone de manifiesto el amor desinteresado, la amistad eterna, hasta el punto de poder afirmar que el perro puede ser considerado el amigo más fiel y más leal del ser humano. Extrapolando esta bella parábola al terreno que nos ocupa, nadie puede negar que el tackle ofensivo encarna el máximo ejemplo de lealtad y fidelidad para un quarterback en el terreno de juego. En ocasiones, los focos mediáticos se centran en recepciones acrobáticas, carreras inusitadas, placajes espectaculares o retornos prodigiosos. El quarterback es visto como ese jugador, ese líder natural, que marca el devenir de una franquicia. Pero existe una labor oscura, opaca, llevada a cabo por unos agentes -mal llamados- secundarios, que realmente son auténticos héroes y salvaguardan la integridad de ese egregio jugador que -en muchas ocasiones- se lleva todas las prebendas. Esta es una historia de lealtad, de fidelidad, de esfuerzo, de tesón, de superación… Hoy va, desde aquí, nuestro homenaje a esos adalides de las trincheras, cuya labor es -realmente- la que gana campeonatos. 

El hercúleo John – onthemenulive.com

En primer lugar, John, queremos agradecerte encarecidamente, desde @BillsMafiaSpain, @CoollegeNation & @TheSpanishBowl, tu total accesibilidad para concedernos esta entrevista. Deseamos seguir acercando el fútbol americano al público español y contar con uno de los mejores tackles ofensivos de todos los tiempos, el hombre de confianza de Jim Kelly y un jugador que ha disputado dos Super Bowls supone -para nosotros- todo un honor. Gracias, John. 

1. En estos momentos de crisis sanitaria a nivel mundial, ¿cómo estás viviendo esta dura situación? 

He sido muy afortunado. Nadie cercano a mí ha sufrido mucho. Mi familia está sana y la empresa para la que trabajo se ha preocupado mucho por sus empleados.

2. Nos gustaría saber cómo fueron tus inicios en el mundo del football. ¿De dónde viene tu afición por la práctica de este deporte? ¿Tuviste claro, desde el primer momento, que tu puesto era en las trincheras ofensivas como offensive tackle?

Comencé a jugar al fútbol a los 10 años en la liga juvenil de mi barrio. Tengo 4 hermanos mayores que jugaban, así que, prácticamente, no tuve más remedio que jugar. En mis inicios, era súper descoordinado. Alto y desgarbado. Jugué tanto en línea ofensiva como defensiva.

3. Tras finalizar tu etapa en Salpointe Catholic High School llegaba el momento de dar el salto a la universidad. ¿Cómo recuerdas el proceso de recruiting?

Mi “recruitment” fue mínimo. Todavía era bastante desconocido, alto y delgado. Tampoco muy fuerte. Tuve 3 oportunidades, que fueron la Universidad de Nuevo México, la Universidad de Colorado State y la Universidad de Arizona.

4. En tu etapa en high school, fuiste seleccionado en tu año senior en el first team All-State. ¿Cómo te sientes al ser uno de los pocos jugadores del Salpointe Catolic High School en tener tu camiseta retirada? 

Fue un gran honor ser All-State. Realmente no lo esperaba. Jugué muy duro todo el tiempo porque odiaba perder. ¡No me gustan nada las derrotas! Cuando Salpointe retiró mi número estaba muy emocionado. Es un gran honor porque el programa deportivo de Salpointe es muy competitivo.

Toda una eminencia en Salpointe – allsportstucson.com

5. Once partidos disputados en la -entonces- Pac-10 jugando para los Wildcats, ¿cuál es el partido que más recuerdas de tu etapa universitaria? 

Recuerdo haber jugado mi último año en Ohio State y jugar contra un defensive end de muy alto nivel. Lo manejé muy bien durante todo el partido y, desde ese momento, la gente empezó a reconocerme como jugador. Otro partido de grato recuerdo fue cuando vencimos a Oklahoma en Tucson por una puntuación de solo 6-3. Ese partido nos puso en el mapa.

6. ¿Cómo se vive en College Football la enorme rivalidad entre Arizona Wildcats y Arizona State Sun Devils?

Posiblemente sea de las rivalidades más encarnizadas del país. Toda la temporada se reduce a un juego y los derechos de fanfarronear sobre el eterno rival durante todo un año. Los aficionados de uno y otro equipo se vuelven locos con este duelo y, a menudo, se comportan muy mal.

7. Fuiste seleccionado en primera ronda -puesto 27º general- en el NFL Draft de 1992, ¿cómo recuerdas aquella noche? ¿Hubo muchos nervios? 

Llegué tarde a la fiesta del NFL Draft y me incorporé en el pick 16. No esperaba ser seleccionado tan pronto después. La sensación fue indescriptible cuando me llamaron por mi nombre. Estaba tan emocionado que apenas podía pensar. Mis padres estaban de viaje por España y Portugal en ese momento, y se enteraron de mi selección cuando llamaron a un amigo en Tucson. Toda España pudo escuchar los gritos de mis padres cuando se enteraron de que su hijo había seleccionado en primera ronda.

8. Te seleccionan los Buffalo Bills, que ya habían disputado dos Super Bowls, ¿era un destino soñado? ¿Preferías una franquicia más cercana a casa?

¡Fue un sueño! Mis padres crecieron en Rochester (Nueva York) a solo 60 millas de distancia de Buffalo, y tengo muchos primos, tías y tíos por todo ese área. Desde que se inició mi carrera con los Buffalo Bills, ¡4 o 5 veces al año, mis padres venían a Nueva York para ver a la familia cuando en el pasado era solo 1 vez cada 5 años! Fue mágico haber hecho que mi familia se reuniera con tanta frecuencia.

El rookie Fina – kronozio.com

9. Llegada a Buffalo, ¿cómo fue recibido un jugador rookie en un claro equipo contendiente y aspirante al título de la NFL?

Los novatos son objeto de muchas burlas en esos primeros días. Tuve que comprar bebidas y mucha comida para pagar las novatadas. Hacer pequeñas cosas tontas para demostrar mi valía. Y, sobre todo, entrenar al más alto nivel para demostrar mi capacidad en cada entrenamiento. Los compañeros de equipo eran chicos espectaculares y auténticos DIOSES para mí. Hice todo lo posible por escuchar y aprender todos los días.

10. ¿Puedes hablarnos de ese mito llamado Marv Levy?

¡Es totalmente cierto que Marv es una LEYENDA! Cada gran historia que se cuenta sobre él es completamente real y fue un líder increíble. Conocía el juego, conocía a la gente, confiaba en lo que hacía, amaba y respetaba el football.

Sus discursos motivadores fueron increíbles. Como historiador de la Segunda Guerra Mundial, nos contaba historia acerca de las fuerzas aliadas que luchaban para salvarnos de la amenaza nazi y japonesa. Es, sin duda, una de las personas más sabias que he conocido.

11. Háblanos de esa leyenda llamada Jim Kelly…

Jim Kelly era como un general que luchaba junto a ti en una batalla. Un compañero de equipo muy leal y el mayor competidor que he conocido. Jim no se andaba con rodeos. Cuando no jugabas bien, te lo hacía saber. Y cuando realizabas un gran encuentro, te recompensaba con numerosos elogios.

12. El left tackle es el jugador encargado de proteger el lado ciego del quarterback. En tus años como titular, ¿qué jugador rival consideras que ha sido el adversario más difícil al que te has enfrentado?

Me enfrenté contra excelentes jugadores. La posición de tackle izquierdo fue muy dura en Buffalo porque rara vez tenía ayuda. Solo todo el tiempo. Sinceramente, fue muy estresante. Charles Haley (Hall of Fame) fue quizá el mejor jugador contra el que jugué.

El hombre fiel de Jim Kelly – alchetron.com

13. ¿Cómo vivías sobre el césped ese dinámico y vertiginoso sistema ofensivo llamado “No Huddle”?

Lo primero de todo… tenías que estar en forma, ser capaz de correr y pensar muy rápido. Me gustó porque encajaba perfectamente con mi estilo. Era más pequeño que muchos linieros ofensivos, pero era rápido y me mantenía de pie.

14. En tu segundo año en Buffalo Bills ya conseguiste el puesto de titular como el left tackle de K-Gun, ¿te resultó dura la transición del mundo universitario al profesional?

Fue muy duro. Bruce Smith me pateaba el trasero todos los días en el campo de entrenamiento. Mucha gente dijo que no podría jugar en ese puesto, y el estrés era muy alto. Cometí muchos errores en las prácticas, pero Kent Hull, Jim Ritcher y Glenn Parker me ayudaron y me dieron muchísima confianza.

15. Viviste el mágico “The comeback” para toda la Bills Mafia, ¿cómo recuerdas aquella remontada histórica contra los Oilers?

¡¡¡Lo conseguimos!!! No podía creerlo cuando estábamos remontando. La euforia de cada touchdown nos dio esperanza, incluso cuando probablemente no deberíamos haber tenido ninguna. ¡Estaba en el campo para el field goal ganador y los aficionados que se quedaron hicieron más ruido que 500.000 personas!

16. Dos Super Bowls perdidas ante Dallas Cowboys. ¿Es quizá perder dos finales de campeonato el momento más duro para un deportista profesional?

Para nada. Me enorgullece haber estado ahí. Luchamos duro, pero perdimos. Hay miles de jugadores que ni siquiera se acercaron al Super Bowl. Llevo mis anillos con gran orgullo.

El trabajo bien hecho – alchetron.com

17. Fuiste el primer jugador en la historia de Buffalo Bills en recibir el franchise tag. ¿Qué significó este hecho para ti?

¡Me quedé impactado! Fue un gran honor ser tan valioso para la organización. Realmente significaba que creían en mí y que yo era una parte importante de los planes en el futuro.

18. ¿Cuál es el mejor recuerdo que guardas de la ciudad de Buffalo y de la Bills Mafia?

Los fanáticos de los Bills son los mejores. Después de cada partido en casa, me paraba en los tailgates y comía y bebía con gente que ni siquiera conocía. Nos amaban y nosotros los amábamos. ¡Es aún más loco en la actualidad! Los aficionados de Buffalo fueron tan amables y respetuosos que siempre era un placer hablar con ellos.

19. Actuaste como jurado en el programa de televisión “Food Wars”. Si tuvieras que recomendarnos un restaurante y una comida en Arizona, ¿cuáles serían tus recomendaciones?

¡Tenemos una rica gastronomía en Tucson! Hay excelente comida italiana en “Vivace” y “Locale”. La comida mexicana está por todas partes y es muy buena. Incluso tenemos magníficos restaurantes españolas -con Paella Valenciana- en “Contigo” y “Casa Vicente”. Ven aquí y te mostraré toda esa sabrosa comida. Incluso existe un restaurante de comida etíope en “Zemam’s».

20. Sabemos que conoces España y que tienes familia en Sevilla. ¿Qué es lo que más te gusta de Sevilla? ¿Has pensado alguna vez en venir a vivir a España?

No creo que vaya a vivir a España, pero quiero volver pronto para ver a mi familia (estudiantes de intercambio a los que simplemente adoro). Un saludo a la Familia Candau, en el casco antiguo de Sevilla. Son auténticos hermanas y hermanos para mí. Cuando estaba de luna de miel en Italia, mi esposa y yo viajamos a España para la boda de mi hermano español Alberto. ¡Fue una experiencia alucinante!

Años antes de esa primera experiencia, yo fui a Sevilla en plena Semana Santa y Arturo nos hizo un increíble recorrido entre los Pasos y las Cofradías. Alberto era costalero ese año. Bebimos cerveza Cruzcampo y exquisito vino tinto. Las tapas eran magníficas y mi favorito era un bar diminuto que servía caracoles en salsa de albahaca.

Sevilla tiene un color especial… – sevillasecreta.co

A la gran #BillsMafiaSpain, gracias por esta oportunidad de compartir esta entrevista con todos vosotros. Sería un sueño volver a Sevilla para comer y beber contigo, Edu, y recorrer las sinuosas calles de Sevilla. Veremos las sombras alargadas desde La Giralda y escucharemos los rugidos de los toros en la Plaza de Toros de La Maestranza. Podemos andar por los laberintos de las calles moriscas y admirar a las familias paseando del brazo por los adoquines.

Espero que estén todos sanos y con mucho amor. Que sus familias permanezcan cerca de sus corazones.

Y sobre todo… ¡#GoBills!

John Fina

¡No pasarán! – comc.com

🔴🔵⚪️ #GoBills 🦬 🦬🦬 #BillsMafia ⚪️🔵🔴

@BillsMafia Spain  – @CoollegeNation – @EduVall82