FCS SPRING REGULAR SEASON 2021

YOUNGSTOWN STATE PENGUINS AT NORTH DAKOTA STATE BISON

#GoGuins 🐧🔴 Vs. #GoBison 🦬🟢🟡

📆 21/02/21

🕰 21:30 / 📺 ESPN+

🏟 FARGODOME, FARGO (DAKOTA DEL NORTE)

Craig Bohl fue el ideólogo y el iniciador de la dinastía más arrolladora que haya conocido el football. Chris Klieman fue su discípulo y continuador. Y Matt Entz llevó al programa futbolístico de la siempre legendaria ciudad de Fargo a la excelencia cine de los Coen apartey a su éxtasis deportivo.

Ocho FCS National Championships en los últimos nueve años, 38 victorias consecutivas y la primera temporada de 16 victorias y ninguna derrota que ha cosechado cualquier equipo de la FCS de cualquier división, desde que lo hiciera Yale en 1894. Esas son las credenciales del Bison.

Un dominio aplastante en la última temporada que evoca al reciente triunfo de LSU Tigers, Alabama o a la siempre mítica “temporada perfecta” de los Dolphins del 72. La maquinaria futbolística magistralmente diseñada por Bohl, mejorada por Klieman y heredada por Entz no ha tenido rival -salvo su némesis James Madison Dukesen la última década. A todo esto hay que sumar cinco títulos de la NCAA División II en el periodo 1983-1990.

El partido de este domingo no es -realmente- el primer encuentro de la temporada para NDSU, pues el pasado mes de octubre obtuvieron una dificultosa victoria ante una Central Arkansas muy combativa. Lo que iba a ser un paseo y una exhibición de Trey Lance cara al NFL Draft, se convirtió en una auténtica pesadilla para las huestes aleccionadas por Matt Entz. Los Penguins visitan el Fargodome sin nada que perder y mucho que ganar, dispuestos a no ser un mero convidado de piedra y vender muy cara su derrota.

Trey Lance ya es historia bison – latimes.com

YOUNGSTOWN STATE

El programa futbolístico sito en Youngstown (Ohio) ha tenido que vivir la eclosión de ese tirano llamado North Dakota State, sufriendo -en la sombra- su reinado de títulos y dominio. El laureado Jim Tressel comandó a Youngstown State a cuatro FCS National Championships consecutivos -de 1991 a 1994-, consiguiendo ganar tres de ellos. Doug Phillips -nuevo entrenador de los Penguins-, que comenzó su carrera al lado de Tressel, en su etapa en Ohio State, quiere cambiar el rumbo del programa y reverdecer viejos laureles. Lo primero que desea imponer es un cambio completo de mentalidad. 

Phillips viene de trabajar mano a mano con otro ex asistente de Tressel, el mediático Luke Fickell. Cincinnati estableció un potentísimo juego de carrera a las órdenes de Phillips, y el nuevo entrenador de Youngstown State quiere implantar este predominio del ataque terrestre en su nuevo equipo. 

El futuro -casi con total seguridad- en el backfield será para Christian Turner, que ya la pasada campaña promedió cinco yardas por acarreo y anotó tres touchdowns. La manija del ataque podría ser asumida por los quarterbacks Mark Waid y Joe Craycraft, que pueden ser considerados interesantes dual threats, con una increíble capacidad para correr. Quizá el titular sea Craycraft, que cuajó una decente temporada sophomore, completando el 52% de sus pases y consiguiendo 893 yardas de pase y 8 TDs. 

El mejor socio para cualquiera de los dos quarterbacks será Dan Becker, el hombre más dominante de la offensive line penguin. Las dudas vienen en los receptores, pues Joe Alessi se ha graduado y Braxton Chapman pidió su transferencia a Northern Illinois.

La defensa de Youngstown State no cuenta con ningún jugador en el All-Missouri Valley Football Conference preseason team y viene de graves problemas defensivos en la etapa de Bo Pelini. La gran baza de su zaga es -quizá- la secundaria, aunque muy lejos del nivel de hace dos años, momento en el que esta unidad hizo estragos en la liga. El gran problema para los Penguins será parar un apoteósico juego de carrera bison. Ahí es donde puede romperse el partido. 

Youngstown State no vence a NDSU desde la temporada 2011. Una derrota que supuso un auténtico shock para el Bison, pues los Penguins cosecharon su victoria a domicilio por 27-24. Los encuentros de 2015, 2017 y 2018 fueron muy reñidos, pero cayeron del lado bison. El experimento Bo Pelini fue infructuoso, solo logrando una clasificación para el FCS Championship en 2016. Sin embargo, su récord total fue de 21 victorias y 24 derrotas. La era Doug Phillips comienza… 

Phillips o el comienzo de una era – vindy.com

NORTH DAKOTA STATE

La receta del éxito fue marcada por Craig Bohl desde el principio: poderoso y físico juego terrestre marcado por dominantes running backs, que corren detrás de una impresionante línea ofensiva, al nivel de cualquier programa Power 5. Así, los grandes corredores fueron sucediéndose uno detrás de otro: Pat Paschall, DJ McNorton, Sam Ojuri… Esta sencilla fórmula fue aprovechada -y llevada a la perfección- por Chris Klieman y Matt Entz en la última década. El baluarte de esa guardia pretoriana, Dillon Radunz, ya viaja camino de la NFL, y el mando de las operaciones de ese potente front five lo asumirá el polivalente Cordell Volson, que abrirá el camino para que el excepcional corredor Seth Wilson, martirice a las defensas rivales. 

La irrupción estelar de Trey Lance añadió un nuevo concepto al ataque de North Dakota State. Esa espectacular movilidad supuso una combinación más a la ecuación que rompería los esquemas defensivos de los equipos rivales. Ya Carson Wentz y Easton Stick presentaban esa capacidad para correr, pero Lance lo llevó al extremo. Tras ser el único freshman en ganar el Walter Payton Award -el equivalente FCS al Heisman Trophy-, Lance se prepara para su nueva etapa en el circo profesional. Ahora llega el momento de Zeb Noland. 

Noland pasó sus dos primeros años en Ames, pero perdió la titularidad en Iowa State ante Brock Purdy. Pidió el transfer al programa de Fargo, y vio algo de acción en 2019, a pesar de estar a la sombra de Trey Lance. Tras acumular buenas estadísticas en su etapa cyclone, Noland es, sin duda, uno de los mejores quarterbacks de la competición. 

Su gran problema es que llega a un equipo eminentemente corredor. El año pasado el Bison promedió 287’6 yardas terrestres por encuentro, con un espectacular media de 6’4 yardas por acarreo. Ty Brooks y Adam Cofield –running backs del equipo- corrieron de manera conjunta para 1781 yardas y 17 TDs. El dominio del emparrillado esta primavera será para Seth Wilson -que vuelve tras perderse la temporada 2019 por lesión- y el veterano Kobe Johnson. 

Poco podemos decir de la defensa de North Dakota State: simplemente es la zaga más dominante de la FCS. La secundaria es temible, brillando con luz propia el safety Michael Tutsie. En el front seven destacan Jackson Hankey -mejor linebacker de la conferencia a pesar de su tamaño- y Spencer Waege, que ya el año pasado acumuló 11 tackle for loss y 5’5 sacks, siendo sophomore. 

Cordell Volson, el indestructible – gobison.com

Todo parece indicar que la victoria caerá del lado bison -y de forma muy clara-. En North Dakota State hay demasiado talento junto, mientras que en Youngstown State existen demasiadas dudas alrededor del nuevo proyecto liderado por Doug Phillips. 

 

 

🏈 @CoollegeNation – @EduVall82 🏈 

#CoollegeNation  #BeTheCoolest

www.coollegenation.com