FCS COOLEST

PLAYOFFS 2021 – CHAMPIONSHIP

“Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con qué pasará, otras hacen que suceda”Está épica frase del mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos -aunque esta afirmación a cierto sector pueda escandalizar-, Michael Jordan, define perfectamente el momento de la temporada que, a partir de este sábado, nos toca disfrutar, vivir y -algunos, como seguidores de ciertos equipos- sufrir. Ese momento en el que la magia pugna con el esfuerzo, la ilusión y el trabajo realizado, un espacio en el que algunos sueños se cumplen, otras ilusiones se rompen… y todos atestiguamos que cualquier cosa puede llegar a pasar. 

La paradójica y curiosa temporada FCS entra en ebullición con la irrupción de los Playoffs, esos encuentros en los que -al modo americano- debes ganar o irte a casa. Todo se jugará sobre el emparrillado en 60 minutos de pasión, furor, intriga, miedo y éxtasis -para algunos-. Dos son los invitados a esta fiesta, y, finalmente, el mundo del ovoide rendirá pleitesía al campeón de la alternativa y peculiar Spring Season 2021. Es el instante de los nervios, de las sensaciones más primigenias, de la pasión y, en definitiva, del espectáculo… ¿Quién tomará el testigo del tiránico  Bison, dominador de la competición en la última década? ¿Jackrabbits o Bearkats? Alea iacta est… 

Gronowski seguirá haciendo daño por tierra y aire – gojacks.com

#1 SOUTH DAKOTA STATE JACKRABBITS VS. #2 SAM HOUSTON BEARKATS

#GoJacks 🐇🔵🟡 VS. #EatEmUpKats 🐾🟠

📆 16/05/21

🕰 20:00 / 📺 ESPN

🏟 TOYOTA STADIUM, FRISCO (TEXAS)

El próximo domingo a las 20 horas, medirán sus fuerzas, en la localidad tejana de Frisco, los dos programas futbolísticos más dominantes de la peculiar Spring Season ’21 de la FCS. Llegan al FCS Championship South Dakota State y Sam Houston, y lo hacen por sendas muy diferentes. Los Jackrabbits -números uno de la nación- llegan por la vía del knock out en cada uno de sus partidos, destrozando, aniquilando -sin piedad- a sus rivales y demostrando un poderío ofensivo que asusta. De otra parte, los Bearkats han demostrado una fortaleza tan lírica como la del junco, que nunca se aja a pesar de las múltiples dificultades que tenga que sortear. El conjunto tejano supo sufrir, pelear, luchar en cada segundo de cada partido para ganarse un pasaporte en la gran final de Frisco. 

Ambos programas aspiran a obtener el cetro que deja vacante el equipo más laureado de la última década, North Dakota State. Y lo hacen habiendo dejado atrás fantasmas del pasado, pues tanto South Dakota State como Sam Houston fueron eliminados en cinco ocasiones, desde 2011, por el futuro campeón -cuatro veces contra North Dakota State y en una ocasión frente a James Madison-. Sería el primer título en la longeva historia de los Jackrabbits, mientras que, para Sam Houston, sería su primer título nacional desde 1964. El head coach bearkat, K.C. Keeler, podría ser el primer entrenador en la historia de la FCS en obtener dos títulos con dos programas diferentes, tras su campeonato nacional, en 2003, con Delaware. 

¿Hará historia K.C. Keeler? – gobearkats.com

SAM HOUSTON

¿Cómo se para a una inexpugnable defensa que solo ha permitido anotar un field goal en tres de los últimos cinco partidos? La respuesta parece clara para K.C. Keeler: velocidad, velocidad y más velocidad. Jequez Ezzard demostró en el partido contra James Madison cómo se puede destrozar a la mejor defensa -hasta entonces- de la nación. Su exhibición fue apoteósica y su temporada está siendo sensacional, promediando 26’9 yardas por recepción y anotando 7 touchdowns en tan solo 28 recepciones. Ese fast & furious llamado Jequez Ezzard, con su presumible extra cobertura defensiva por parte de la defensa de SDSU, dejará expedito el camino para que los talentosos receptores Cody Chrest e Ife Adeyi puedan generar muchísimo peligro. 

El quarterback Eric Schmid está jugando de manera prodigiosa y haciendo gala de una sorprendente veteranía, echándose el equipo sobre sus espaldas en momentos álgidos de cada partido y sabiendo liderar al campeón de la Southland Conference hacia el deseado oasis de Frisco. Schmid promedia 331 yardas de pase por encuentro, anotando 17 touchdowns por aire y añadiendo 8 anotaciones más por tierra. Será necesaria la mejor versión de su guardia pretoriana -encabezada por Colby Thomas, auténtico prefecto de esta unidad- para que Schmid tenga el tiempo suficiente para pensar, tomar la decisión más acertada en cada momento y no ser destrozado por esos feroces miuras metamorfoseados en las figuras del linebacker Logan Backhaus, del nose tackle Caleb Sanders y del defensive end  Reece Winkelman -sin duda, los agentes defensivos más peligrosos de South Dakota State-. 

Desde el backfield, Ramon Jefferson (656 yardas terrestres) tratará de aprovecharse de cualquier error de la zaga jackrabbit. Y habrá que prestar especial atención al running back Noah Smith, que puede sembrar el caos con recepciones desde el primer nivel. Bajo la disciplina del coordinador ofensivo Ryan Carty, los Bearkats promedian 450 yardas ofensivas y 39 puntos por partido -ambas estadísticas en el top10 de la FCS-. Por su parte, la defensa de South Dakota State solo permite 281 yardas totales y apenas 14 puntos por encuentro. 

La defensa contra la carrera de Sam Houston está siendo una de las causas principales del viaje del equipo tejano hasta esta final. Los Bearkats han conseguido 95 tackles para una pérdida de yardas total de 373, siendo el indiscutible adalid de esta zaga Jahari Kay, que ha sido el agente aniquilador del poderío terrestre de Monmouth, North Dakota State y James Madison en estos playoffs.

La agresiva e inexpugnable zaga bearkat – crescentcitysports.com

SOUTH DAKOTA STATE

¿Añadirá la defensa contra la carrera bearkat una muesca más a su revólver tras sus despliegues ante JMU, NDSU y Monmouth? Coach Stiegelmeier parece tener un plan… Los Jackrabbits promedian 231 yardas por partido y seis yardas por acarreo, lo que les sitúa en el puesto segundo de toda la FCS. Pierre Strong Jr. (650 yardas) e Isaiah Davis (640) se han consolidado como una productiva pareja que sabe hacer daño por tierra. Tras mostrar, en cierta manera, la pólvora mojada en los partidos de octavos y cuartos, Strong volvió por sus fueros e hizo de su capa un sayo frente a los Blue Hens. Sam Houston no ha permitido correr más de 100 yardas a ningún running back en los últimos 20 partidos, minimizando a solo 2’2 yardas por acarreo los intentos individuales de los corredores. 

Jason Eck, coordinador ofensivo de South Dakota State, tiró de imaginación para hacer daño a Delaware y diseñó varias jugadas sorprendentes para castigar al poderoso pass rush de los Blue Hens (recuérdese ese maravilloso pase para touchdown de Pierre Strong sobre Mark Gronowski). Quizá esa sea la ecuación para sortear el inexpugnable entramado defensivo por tierra de Sam Houston… sorprender. 

El quarterback true freshman Mark Gronowski sigue su camino poderoso hacia el título nacional y -quizá- mejor jugador de los playoffs. Acumula exhibición tras exhibición, consiguiendo 1568 yardas de pase para 15 touchdowns y tan solo 3 interceptaciones. En el lado terrestre, ha obtenido 567 yardas, siendo el responsable -junto a Strong y Davis- de 17 anotaciones por tierra. Su liderazgo, tranquilidad y toma de decisiones ante una defensa tan dominante como la bearkat resultarán determinantes en Frisco. Su máximo socio en la línea ofensiva volverá a ser el tackle All-America Garret Greenfield. 

En principio, Sam Houston intentará forzar a lanzar a Gronowski y que este gane el partido por aire. Pero cuidado con Gronowski porque, cada vez, está asegurando más el ovoide y cometiendo menos errores. Además, una pareja de gemelos receptores está rayando a máxima altura. Los “Jake Twins” -Jaxon y Jadon- se pueden erigir en los brazos ejecutores que aniquilen la maraña defensiva de Sam Houston.  South Dakota State promedia 408 yardas totales y 30 puntos por encuentro, mientras que los Bearkats solo permiten 356 yardas ofensivas y menos de 20 puntos por partido. 

En defensa, los Jackrabbits lo deben tener claro: seguir metiendo una presión constante al quarterback rival, tal y como se hizo con Nolan Henderson. En este sentido, Reece Winkelman, Caleb Sanders, Logan Backhaus y Tolu Ogunrinde pretenderán que Schmid corra constantemente por salvaguardar su rubicunda cabellera. 

Pierre Strong Jr. espera volver a rendir a un gran nivel – gojacks.com 

🏈 @CoollegeNation – @EduVall82 🏈 

#CoollegeNation  #BeTheCoolest

www.coollegenation.com