OREGON STATE BEAVERS at WASHINGTON STATE COUGARS

#BuildTheDam 🦫 Vs. #GoCougs 😼

📅 09/10/21

22:00 / 📺 PAC12 NETWORK

🏟 MARTIN STADIUM, PULLMAN (WASHINGTON) 

A veces la vida puede ser muy traicionera. En ocasiones el destino juega con nosotros y nos envía al ostracismo mientras nuestro entorno más cercano es encumbrado a la gloria más absoluta. Amamos a nuestros hermanos y/o hermanas con todo nuestro corazón, celebramos sus éxitos y lloramos sus fracasos. Pero a veces, las historias fraternales son tan descompensadas que uno de los dos acaba tan oculto tras el éxito de su hermano que hasta puede llegar a sentir envidia sana. No hace falta que vayamos a historias bíblicas como la de Caín y Abel. En nuestra cultura popular reciente, hay grandes casos de hermanos con un comienzo parejo y un final radicalmente diferente.

¿Quién recuerda a Jackie, Tito, Jermaine, Marlon y Randy Jackson? ¿Alguien sabe qué fue de la carrera musical de Julio José Iglesias? ¿Habríamos conocido a Amaro Ferreiro si su hermano Iván no lo hubiese llevado consigo durante toda su carrera en solitario y que hubiese compuesto las mejores canciones interpretadas por Iván? Pau y Marc Gasol son leyendas del baloncesto español pero hubo un tiempo en que, ciertos medios de comunicación, escribieron que el pequeño Adriá iba a ser mejor que sus dos hermanos mayores juntos. ¿Sabíamos que Mick Jagger tiene un hermano llamado Chris que es un gran músico de Country?

Todas estas pequeñas historias de personajes que han tenido que vivir a la sombra de sus hermanos más famosos y, en ocasiones, más talentosos es un preámbulo maravilloso para contextualizar uno de los grandes partidos de college football de esta semana 6 de la FBS.

Los olvidados de Oregon y Washington.

Históricamente en los estados de Oregon y Washington, los programas ganadores siempre han sido los Ducks y los Huskies. Eugene y Seattle acogen dos campus con 13 y 17 campeonatos de conferencia, en Eugene han rozado la gloria nacional y en Seattle incluso la alcanzaron. En cambio, los hermanos “menores” de Corvallis y Pullman no suman ni la decena de campeonatos de conferencia. Pero en la presente temporada Oregon State y Washington State no están tan alejados del nivel de sus vecinos ganadores. Los Cougars llevan el mismo récord que los Huskies y los Beavers están igualados con los Ducks.

Quizás esta sea la temporada en que los dos programas –erróneamente considerados– menores de los estados del Pacífico Norte, puedan terminar la temporada por encima de los eternos ganadores. Seguro que a Tito, Jermaine y compañía les hubiese gustado haber tenido algún éxito sin Michael. Y seguro que Amaro Ferreiro se sentaría mucho más feliz si el público general se diese cuenta que temazos históricos como Turnedo son obra suya y no de su hermano y compañero Iván.

OREGON STATE 

@BeaverFootball

La temporada de los chicos de Corvallis está siendo absolutamente fascinante. Cuando publicamos la #CoollegeGuia en pretemporada, contábamos con que la campaña de los Beavers iba a ser buena y que las ideas del Head Coach Jonathan Smith, iban a asentarse mucho más y que veríamos un equipo mucho más serio. Pero lo que no se imaginaba ni el más optimista de nosotros era que Oregon State iba a desplegar un juego tan divertido y variado. 

Está claro y no sorprendemos a nadie si recordamos que los Beavers –como no podría ser de otra forma– son un equipo fundamentalmente corredor. B.J. Baylor empezó la temporada centrado en carreras de poder por el centro mientras que Fenwick se centraba más en las carreras abiertas o en las jugadas de engaño. Pero conforme ha avanzado la temporada, los papeles se han invertido y el entrenador Smith ha decidido que Fenwick tiene que crecer a base de palos y demostrar que Baylor es mucho más que un tanque. Y luego está la gran sorpresa de Chance Nolan. En el primer partido vimos a un Sam Noyer súper maduro, con unas trazas de quarterback casi profesional aunque un poco inseguro a la hora de mover el oval. En cambio Nolan se destapó como un gestor excelso con gran capacidad para echarse el equipo a la espalda si es necesario darle esa responsabilidad al mariscal. 

No podemos olvidar a Quitoriano, probablemente el mejor TE bloqueador de este año y que también es excelso como receptor.También hemos estado disfrutando de un play calling ofensivo absolutamente maravilloso. El staff ha diseñado un libro de jugadas muy variado con muchas jugadas de engaño, carreras por todas partes, pases cortos que acaban en una cantidad ingente de yardas tras recepción…Otra gran victoria del staff es la gran capacidad para adaptar y modificar el estilo de juego en base al rival. Han jugado más aéreo si el rival tenía más carencias en ese aspecto y han corrido hasta la saciedad cuando el rival era más limitado defendiendo la carrera. Y si todo esto fuera poco, Jonathan Smith se ha sacado de la manga a un jugador como Jack Colletto que, deja a la altura del betún el apodo de “navaja suiza”. Colletto, que fue QB sus dos primeras temporadas, ha jugado en todas las posiciones ofensivas y defensivas. Lo único que le falta es que lo pongan de kicker y punter. Y ya no es solo que sea alineado en esas posiciones, si no que es excelente en todas ellas. 

Otra gran virtud de los Beavers de 2021 es una defensa –especialmente el front seven– durísima. La pareja Roberts-Speights ha asentado la línea de LB, alguna vez apoyado por Jaydon Grant, Alton Julian, Rejzohn Wright, Hughes-Murray, Riley Sharp y nuestro gran amigo Lolo (Sione Lolohea).

Teagan Quitoriano, posiblemente el mejor TE bloqueador de la nación – osubeavers.com

WASHINGTON STATE

@WSUCougarFB

En la pequeña ciudad de Pullman están acostumbrados a la tranquilidad. Los tiempos en los que el mediático Mike Leach y el bigotudo Minshew han pasado a la historia y DeLaura es el nuevo líder del programa. Tras una offseason un poco complicada y con muchas dudas sobre si iba a tener protagonismo, Jayden recuperó la titularidad tras la lesión de Guarantano en el primer partido de la temporada. Con un Head Coach como Nick Rolovich lo lógico es pensar que los Cougars van a pasar más que con Mike Leach. Pero el Rolo de Washington State no es el mismo que el de Hawaii. Coach Rolo ha descubierto la gran virtud de la carrera en este “nuestro amado deporte” de la mano de Max Borghi. Desde luego que, sin intención de infravalorar al entrenador jefe de uno de mis equipos, Rolovich tampoco se ha quedado calvo de tanto pensar. Si tienes un running back tan impresionante como Borghi, el error sería no utilizarlo. Borghi es un descargo perfecto para desconcertar a las defensas y que DeLaura tenga menos presión de cara al pase. Aunque hemos visto alguna interceptación un poco absurda al bueno de Jayden, el que fuera el primer Qb freshman de los Cougars en abrir la temporada, ha mostrado mucha más cabeza que la temporada pasada.

En defensa ya flaquean más las cosas y han permitido demasiadas yardas por aire. Lo único salvable es Jahad Woods, algo que ya habíamos avisado en la Coollege Guía.

Cougars Vs. Beavers.

Entre pumas y castores anda el juego. El partido debería estar claramente decantado del lado de los de Corvallis. Como hemos comentado anteriormente, los planteamientos y ajustes de Jonathan Smith nos hacen creer que va a establecer un planteamiento en base a las debilidades de los Cougars. Ofensivamente, Oregon State debería dar un peso muy importante a Chance Nolan puesto que la secundaria de Washington State es más floja que su defensive line. Deberíamos volver a ver a Bradford, Quitoriano, Lindsey y Gould absolutamente fuera de sí como contra Purdue o Hawaii. Mientras que la defensa tiene que agobiar mucho a DeLaura –o cualquiera los otros QB por si a Jayden le hace contacto el cable que tiene pelado– e intentar cerrar las salidas de Borghi. 

En el caso de Washington State es más complicado. Una de las grandes fortalezas de la defensa de Oregon State es frenar la carrera, por lo que Borghi va a tener muy complicado abrir huecos corriendo. Rolovich va a tener que ser Rolovich y pensar en un juego eminentemente aéreo. Veremos si la presión contraria no ciega las salidas de los pases como vimos la semana pasada contra California.

Los hermanos olvidados no van a defraudar.

Desde que Cougars y Beavers se enfrentaran por primera vez en 1903, Washington State ha ganado 55 enfrentamientos, Oregon State 46 y 3 de ellos han terminado en tablas. El equipo de casa ha ganado 26 frente a las 20 del visitante. Y que la racha actual es favorable a Washington State puesto que lleva 7 victorias consecutivas. La última vez que los Beavers pudieron llevarse el duelo fue en 2013 en un partido disputado en Pullman.

Este sábado disfrutaremos de un grandísimo partido y podríamos pensar que, en ocasiones, los hermanos menos conocidos y menos exitosos nos deleitan con obras maestras. Así que no dudemos en disfrutar del maravilloso Washington State contra Oregon State como cuando disfrutamos de la mítica y preciosa Turnedo de Amaro Ferreiro.

@julianguede – @Beavs_ESP

Max Borghi… y los Cougars corrieron – profootballnetwork.com

#4 PENN STATE NITTANY LIONS at #3 IOWA HAWKEYES

#WeAre 🦁 Vs. #Hawkeyes 🟡⚫️

📅 09/10/21

22:00 / 📺 FOX

🏟 KINNICK STADIUM, IOWA CITY (IOWA) 

Sin duda, este será el -a priori- duelo más atractivo de esta jornada 6. Medirán sus fuerzas la noche de este sábado en el Kinnick Stadium dos de los conjuntos más en forma de toda la competición. No obstante, en Iowa City viviremos un duelo entre los equipos #3 y #4 de la nación, y dos de los programas llamados a erigirse en una auténtica alternativa a un nuevo campeonato de Ohio State en la Big Ten Conference. Hawkeyes frente a Lions, un enfrentamiento que promete ser una dura pugna en las trincheras, en un marco incomparable. ¿Alguien da más para la noche del sábado? 

PENN STATE

@PennStateFball

Penn State se plantará en Iowa City con una racha sensacional de nueve victorias consecutivas. Las huestes dirigidas por Jasmes Franklin han empezado la temporada con las pilas cargadas, pues ya han hecho hincar la rodilla a dos equipos “rankeados” (Wisconsin y Auburn) y vienen de un aplastante triunfo 24-0, en casa, ante Indiana. Los Nittany Lions iniciaron el año con una meritoria victoria 16-10 ante Wisconsin, en un duelo que pudo caer de un lado u otro. Posteriormente, masacraron 44-13 a una débil Ball State. El partido frente a Auburn en el célebre “White Out Game” suponía un auténtico termómetro del estado actual de Penn State… y los de Franklin demostraron ser uno de los conjuntos más en forma del campeonato. Villanova no fue rival e Indiana sufrió la venganza por la afrenta del pasado ejercicio. 

Defensivamente hablando, Penn State se sitúa como la tercera mejor zaga de la nación, permitiendo apenas 12 puntos por partido. El duelo frente a Indiana supuso una auténtica exhibición en este apartado, forzando a los Hoosiers a 8 punts y provocando 2 turnovers y un field goal bloqueado. El quarterback de Indiana, Michael Phenix Jr., estuvo desaparecido y solo pudo ayudar a su equipo con 118 yardas, consiguiendo completar solo 10 de 22 pases y sufriendo una interceptación. El linebacker junior Brandon Smith está cumpliendo las grandes expectativas puestas en él y se está consolidando como uno de los mejores linebackers de la nación. Totaliza 32 tackles (19 solo), 1 sack, 2 pases defendidos. Sus dos grandes compañeros en la posición son Ellis Brooks y Curtis Jacobs. El máximo agente en el pass rush es el senior Arnold Ebiketie (22 tackles, 3 sacks), que -junto al tackle P.J. Mustipher por el interior- sembrarán el pánico entre Spencer Petras y su guardia pretoriana. Jesse Luketa, tras su cambio de posición, también está aportando mucho como DE. La secundaria está liderada por el safety Jaquan Brisker, uno de los mejores defensas de todo el país y cuyo nombre -a buen seguro- suena pronto en el próximo NFL Draft. Además, podemos destacar la labor de los CBs Joey Porter Jr. y Tariq Castro-Fields, así como de los safeties Jonathan Sutherland y Ji’Ayir Brown. 

Ofensivamente, Penn State se muestra como una máquina bien engrasada y que funciona a la perfección, pues promedia una descomunal media de 418’6 yardas por partido. Capitanea esta ofensiva el mariscal de campo Sean Clifford, que ha completado el 67’3% de los pases intentados para 1336 yardas, 11 touchdowns y 3 interceptaciones, añadiendo 137 yardas terrestres y una anotación. La gran debilidad del ataque de Penn State es la línea ofensiva que protege a Clifford, pues ha permitido 7 sacks en 5 partidos, aspecto que puede ser muy aprovechado por una zaga tan agresiva como la de Iowa. El juego terrestre no está siendo tan dominante como en años pretéritos, pues Clifford está lanzando mucho más. En este sentido, hay que prestar especial atención a ese sólido trío de running backs formado por Noah Cain, Keyvone Lee y John Lovett. Por aire, el indiscutible líder es el impresionante receptor Jahan Dotson (446 yardas, 6 TDs), que forma un trío espectacular de wide receivers con Parker Washington y Keandre Lambert-Smith. Además, la pareja de tight ends (Theo Johnson y Brenton Strange) tendrá que decir mucho en este duelo ante los Hawkeyes. 

Brandon Smith, ¿el mejor LB de la nación? – gopsusports.com

IOWA

@HawkeyeFootball

Iowa puede ser considerado, junto a la divina y extraterrestre Alabama, como el equipo más en racha de todo el campeonato. El conjunto preparado por el impertérrito Kirk Ferentz se muestra acreedor a un récord de 11 victorias de forma consecutiva. La excelencia es la bandera enarbolada por el programa sito en Iowa City. Comenzaron la temporada con un claro triunfo 34-6 sobre Indiana; el derbi ante los Cyclones fue más igualado de lo que dictamine el 27-17 final; Kent State no presentó batalla; Colorado State fue un conjunto muy duro para los Hawkeyes -quizá el rival que dio más problemas este año; por último, el dominio defensivo ante Maryland (7 turnovers) fue total y las huestes aleccionadas por Ferentz machacaron a los Terrapins por 51-14. 

Iowa tendrá la ventaja de un día extra de preparación, ya que su duelo ante Maryland tuvo lugar la noche de hace dos viernes. El gran talón de Aquiles de los Haweyes viene de la mano de la posición más importante sobre el emparrillado, la de mariscal de campo. Efectivamente, las actuaciones del quarterback Spencer Petras dejan muchas dudas sobre su rendimiento ante una gran defensivas, como es la de Penn State. Petras tiene buenas estadísticas, no obstante, aunque su quehacer siembra muchas dudas. Spencer ha completado el 62% de sus lanzamientos intentados para 943 yardas, 7 TDs y una solitaria interceptación, añadiendo 3 anotaciones terrestres. Su mejor socio por aire es el tight end Sam Laporta -el nuevo gran nombre en una posición tan importante para Iowa-, que es responsable de 263 yardas y 2 TDs. Nico Ragaini es la otra gran opción aérea de Petras. Los touchdowns aéreos están muy repartidas, pues Petras ha completado pases para TD con Johnson, Jones, Tracy Jr. o Bruce IV. 

El running back Tyler Goodson es la estrella ofensiva de los Haweyes. No solo se muestra como un auténtico martillo que percute las defensivas rivales con sus 430 yardas y 5 TDs, sino que demuestra cada partido tener unas manos muy seguras y se erige como uno de los mejores armas a la hora de restar presión al irregular Petras, ya que acumula 12 recepciones para 146 yardas y una anotación. El RB Ivory Kelly-Martin también se muestra efectivo cuando se le necesita, aunque está completamente epatado por el talentoso Goodson. 

En defensa, hay que hacer especial hincapié en el desempeño del conjunto sobre las propias individualidades. El trío de linebackers formado por Jack Campbell, Seth Benson y Justin Jacobs es responsable de 107 tackles. La presión al QB rival y gran clave en este duelo frente a Penn State -dada la porosidad de la OL de los Nittany Lions- vendrá de la mano de la labor de Zach VanValkenburg (1’5 sacks), Logan Lee (1 sack), Lukas Van Ness (4 sacks) y Joe Evans (3 sacks). En la secundaria, hemos de destacar a jugadores de gran importancia como Jestin Jacobs, Riley Moss, Dane Belton o Matt Hankins. 

@EduVall82

Goodson, el TODO del ataque hawkeye – dailyiowan.com

#6 OKLAHOMA SOONERS Vs. #21 TEXAS LONGHORNS

#BoomerSooner 🅾️ Vs. #Hookem 🤘

📅 09/10/21

18:00 / 📺 ABC

🏟 COTTON BOWL, DALLAS (TEXAS)

El sábado 9 de octubre a las 18 horas, asistiremos a una de las rivalidades más importantes y mediáticas del College Football, la ‘Red River Showdown’, la rivalidad entre Texas Longhorns, la #21 de la nación, y Oklahoma Sooners, la #6 de la nación, una rivalidad que se lleva jugando desde el año 1900, una rivalidad entre dos estados vecinos separados por el río Rojo, el que le da nombre y ha creado muchas tensiones entre ambos territorios. El partido se juega en el Cotton Bowl Stadium, en Dallas (Texas), ciudad situada a mitad de camino entre las dos universidades, coincidiendo con la feria de la ciudad. El ganador del partido se lleva como trofeo el sombrero dorado, que lo mantendrá en su poder hasta el siguiente ‘Red River Showdown’.

En los últimos 5 partidos de rivalidad, los Sooners son los claros vencedores, ganando 4 de ellos por uno de Texas, por lo que los Longhorns seguramente saldrán a conseguir equilibrar un poco la balanza, vienen con entrenador nuevo en el equipo, Sarkisian se estrena esta temporada, y qué mejor modo de estrenar banquillo que dando a su afición una alegría ganando el ‘Red River Showdown’. Sin embargo, por el otro lado, los de Oklahoma deberán demostrar  su mejoría en el juego ofensivo, ya en el último partido frente a Kansas State se vio algo mejor con respecto al resto de la temporada, en donde no conseguían ser una ofensiva dominante como nos tiene bien acostumbrados el HC Lincoln Riley, aunque ganan sus partidos, les cuesta mucho anotar. Jugadores importantes no están rindiendo como se espera de ellos, sobre todo la figura de su QB estrella, Spencer Rattler, al que le está costando jugar a gran nivel. Ambos entrenadores son dos de las mejores mentes ofensivas de la NCAAF, y por tanto se espera un gran enfrentamiento táctico por ambos lados del ataque, con bastantes puntos de por medio.

OKLAHOMA

@OU_Football

Los Sooners se presentan al encuentro invictos, con un 5-0 en su haber. Pese a haber ganado sus 5 partidos de la temporada, su juego no está demostrando la calidad que atesora, le cuesta ganar los partidos para ser considerado uno de los favoritos a disputar los Playoffs de la FBS, el único partido ganado sobradamente fue el disputado frente a la modesta universidad FCS de Western Carolina. El HC Lincoln Riley deberá dar con la tecla y hacer regresar a esa ofensiva temida de años atrás. El QB Spencer Rattler, ya ha mostrado una cierta mejoría en el último partido frente a TCU, y tendrá que demostrar su progresión frente a un rival duro como es el de los Longhorns de este sábado, para ello cuenta con buenos jugadores, aunque su mejor referencia es el WR Marvin Mims, lo cierto es que el juego aéreo está muy repartido, junto con otros WRs, Mario Williams, Mike Woods y Jadon Haselwood, y el TE Austin Stogner, que este año no está teniendo el mismo protagonismo del año pasado. En lo que llevamos de temporada, el jugador más peligroso en ataque está siendo Kennedy Brooks, con 318 yardas y 4 TDs, consiguiendo 5,9 yardas por acarreo, que junto a su compañero, el transfer de Tennessee Eric Gray, están consiguiendo un juego de carrera dominante y difícil de parar para los rivales.

La defensiva de Oklahoma viene de hacer un mal partido frente a Kansas State, ya que fue incapaz de frenar al rival, permitiendo transformar muchos terceros y cuartos downs, dándole vida al rival hasta el final, contra Texas tendrán que ser más agresivos en esos downs, y tratar de mejorar a la hora de placar para no permitir que te hagan yardas extra, ante un ataque como el de Texas, si se lo permites estas muerto. A la defensa sooner le anotan tan solo 19 puntos por partido, aunque en su último partido contra Kansas State le anotaron 31. Su mejor faceta está siendo parar la carrera del rival, a los que tan solo permite 83,6 yardas terrestres por partido, por tanto, su lucha contra el RB tejano Bijan Robinson será muy interesante de seguir. La pareja de safeties está siendo de lo mejorcito de los Sooners, Pat Fields, con 32 placajes, 1,5 para perdida de yardas y 1 pase defendido, y Delarrin Turner-Yell, con 25 placajes, 1 para perdida de yardas, 1 pase defendido y una interceptación. El Pass Rush de Oklahoma también está rindiendo a gran nivel, destacando al DE Isaiah Thomas con 3,5 sacks y 2 fumbles forzados, el OLB Nick Bonito, con 2,5 sacks y 2 fumbles recuperados, y el DT Perrion Winfrey, con 3,5 sacks.

Spencer Rattler, un Dr. Jekyll y Mr. Hyde en Oklahoma – fivethirtyeight.com

TEXAS

@TexasFootball

Los tejanos se presentan al partido con un 4-1 en su haber, 2-0 en la conferencia, habiendo perdido frente a Arkansas en la jornada 2, vienen de ganar un partido difícil contra TCU 32-27, destacando la actuación estelar de su RB Bijan Robinson, decisivo para conseguir la victoria final. La defensa Sooner tendrá que esforzarse para contener o anular las carreras de Bijan Robinson, ya que está siendo imparable para los rivales, el RB tejano lleva 652 yardas y 10 TDs de carrera, además de 167 yardas y 2 TDs de pase. Una de las noticias tristes de la semana para los Longhorns es la lesión para toda la temporada de su OG, Denzel Okafor, que estaba siendo importante en ese juego terrestre, así que veremos hasta qué punto les afecta en la ofensiva. 

En el juego aéreo, se ha afianzado como QB1 Casey Thompson, teniendo a Jordan Whittington como su mejor referencia, siendo un jugador clave anotando el TD decisivo en el último partido frente a TCU, con una recepción de 32 yardas. Los Longhorns están consiguiendo anotar 43,8 puntos por partido, siendo una ofensiva muy difícil de parar para sus rivales, sobre todo en la faceta terrestre, donde están consiguiendo hacer 268,6 yardas por partido, en gran medida gracias a Bijan Robinson.

La defensa tejana permite que le anoten 24 puntos por partido y 394,4 yardas, de las cuales 170 yardas son de carrera y 224,4 son aéreas. Uno de los principales objetivos será frenar las carreras del RB de Oklahoma, Kennedy Brooks, ya que la defensiva tejana está permitiendo muchas yardas terrestres al rival, y será una de las debilidades a corregir, para ello destacamos el trabajo del LB Demarvion Overshown, que hasta el momento lleva 44 placajes, 2 para perdida de yardas, 0,5 sacks y 1 fumble recuperado. Además, podemos destacar otros defensas, como el OLB transferido de Notre Dame, Ovie Oghoufo, con 16 placajes, 3 para perdida de yardas, 2 sacks y un pase defendido; y el CB Josh Thompson, con 15 placajes, uno para perdida de yardas, una interceptación con TD incluido (Pick Six), y un fumble recuperado.

En definitiva, presenciaremos un partido emocionante, de máxima rivalidad, en el que es muy difícil apostar por un ganador concreto, ya que será un partido muy igualado. Se espera que el juego de Oklahoma siga en progresión y mejore lo visto hasta ahora, por su parte, los Longhorns llegan con los ánimos renovados tras la magnífica victoria frente a TCU, y las sensaciones que dan es de una progresión ascendente también. Parece que ante tanta igualdad, cualquier turnover o big play, harán decantar la balanza en un sentido u otro. ¿Qué mente ofensiva será la ganadora? ¿Riley o Sarkisian?

@LuisMa_80

¿Hay un RB más en forma que Bijan Robinson? – on3.com

WYOMING COWBOYS at AIR FORCE FALCONS

#RideForTheBrand 🤠 Vs. #LetsFly ⚡️✈️

📅 10/10/21

01:00 / 📺 CBSSN

🏟 FALCON STADIUM, USAF ACADEMY (COLORADO)

Duelo de “gallos” en la cima de la Mountain West Conference. La madrugada del sábado al domingo medirán sus fuerzas dos de los equipos más en forma no solo de la conferencia, sino de todo el Group of Five. Se citan en la Usaf Academy dos programas que llevan una casi impoluta trayectoria en esta incipiente temporada, dos colosos del juego terrestre, que pretende presentarse como alternativa a Nevada o San Diego State como aspirantes a lanzarse con el cetro de la Mountain West Conference. 

WYOMING

@wyo_football

El récord de 4-0 de Wyoming está muy lejos de parecer un “camino de rosas”. Las huestes aleccionadas por Craig Bohl she han mimetizado con el poético junco y, a pesar de momentos de casi derrumbe, nunca se han ajado, remontando partidos que parecían contundentes derrotas: en la jornada 1, consiguieron esquivar el upset ganando in extremis a Montana State; la locura se instalaría en DeKalb y ese duelo ante los Huskies pudo decantarse de uno u otro lado, con cambios constantes en el marcador; Connecticut también fue un duro rival, tal y como sentencia el 24-22 final, mientras que Ball State fue una presa mucho más fácil. 

Así que los Cowboys se plantarán en  el Falcon Stadium con un récord inmaculado y tras una jornada de descanso, que les ha servido para llegar a tope a este interesantísimo duelo. Las riendas del ataque las lleva el quarterback Sean Chambers, que ha dejado atrás -por fin- sus innumerables problemas físicos de los dos últimos años, que han dinamitado una de las carreras más prometedoras de mariscales de campo del Group of Five. Chambers ha completado solo el 58’2% de sus pases intentados, consiguiendo 750 yardas para 5 touchdowns y 3 interceptaciones. Estadísticas a las que suma 108 yardas y 2 anotaciones por tierra. 

En el ataque terrestre el adalid es, sin ningún tipo de dudas, el gran running back senior Xazavian Valladay, que acumula 340 yardas y 4 touchdowns. Junto a él, colaboran en esta unidad Titus Swen, responsable de 195 yardas y 2 anotaciones, así como Dawaiian McNeely (1 TD). Una de las grandes sensaciones del ataque de Wyoiming ha sido la estelar irrupción del receptor freshman Isaiah Neyor, con unas condiciones físicas y atléticas que lo pueden erigir en uno de los grandes wide receivers de los próximos años. El natural de Fort Worth ha sumado 13 recepciones para 227 yardas y 3 sensaciones touchdowns, a los que suma una anotación más por tierra. También colaboran en este ataque aéreo el WR Ayden Eberhardt y el TE Treyton Welch. 

Sin duda, la revitalización de la defensa con respecto a la irregularidad del pasado año es uno de los grandes méritos del veterano Craig Bohl. El in¡discutible jefe del conjunto es el excelso linebacker junior Chad Muma, un nombre que sonará -y mucho- en el próximo NFL Draft. El defensa nacido en Lone Tree (Colorado) aúna 36 tackles (29 solo), 1 sack, 1 pase defendido, 2 interceptaciones y 1 TD. Easton Gibbs, un LB freshman llamado a ser el nuevo gran defensa de Wyoming, ejerce del mejor compañero de Muma. La presión al QB rival es cosa de los rushers Solomon Byrd y Victor Jones, que suman 6 sacks, junto al defensive tackle Ravontae Holt (2’5 capturas). La secundaria de Wyoming está encabezada por C.J. Coldon, Esaias Sandy y Braden Smith.  

Isaiah Neyor, con todo el futuro por delante – montanasports.com

AIR FORCE

@AF_Football

Los chicos de la Academia Aérea se están consolidando como uno de los conjuntos más sólidos de todo el Group of Five y, con toda justicia, pueden ser considerados uno de los grandes candidatos a ocupar el trono que -creemos- va a dejar vacante San José State. Air Force ha sido un equipo muy equilibrado en este inicio de temporada, solo metamorfoseándose un poco en esa locura de partido que fue su derrota 49-45 en la tercera jornada ante Utah State. Salvo ese tachón, la defensiva falcon no ha permitido a ningún rival anotar más de 14 puntos, promediando, por contra, 34’4 puntos en ataque. Las mesnadas dirigidas por Troy Calhoun vienen de machacar 38-10 a New Mexico, colocándose con un récord 1-1 en su conferencia. Los Lobos sufrieron la tiranía defensiva de Air Force, ya que concedieron 4 turnovers y 4 sacks. 

Al mando de las operaciones se sitúa el quarterback Haaziq Daniels, que solo ha lanzado 33 pases para 384 yardas y 1 TD, aunque -lógicamente- sus fortaleza viene del lado terrestre, donde suma 419 yardas y 8 anotaciones. El gran jinete del ataque por tierra de Air Force es Brad Roberts, que suma 117 acarreos para 540 yardas y 5 TDs. No obstante, el gran “jugón” de Air Force es el wide receiver Micah Davis, que constituye una auténtica navaja suiza capaz de infligirte daño por tierra y aire. El joven sophomore nacido en Atlanta acumula 188 yardas por aire y 1 TD, a los que hay que añadir 261 yardas terrestres y 4 anotaciones. En este apartado ofensivo, también es justo poner de relieve las acciones del fullback Emmanuel Michel (206 yardas, 2 TDs). Los Falcons promedian el mayor número de yardas por partido en toda la FBS, con una media bestial de 334’8 yardas por encuentro. 

El linebacker Vince Sanford es el adalid del juego defensivo de Air Force. Acumula un total de 25 tackles (21 solo), 5’5 capturas, 1 pase defendido y 1 fumble forzado. Su espectacular rendimiento lo sitúa como uno de los mejores defensas en la historia del programa. Forma un trío de linebackers de auténtico lujo junto a Demonte Meeks y T.D. Blackmon. La secundaria falcon puede ser un auténtico quebradero de cabeza para Sean Chambers, debido a la facilidad con la que provoca turnovers. Habrá que prestar especial atención a Corvan Taylor, Zion Kelly o o Milton Bugg III. La presión al QB viene de la mano de las acciones de Christopher Herrera, Jordan Jackson o Kalawai’a Pescaia. 

@EduVall82

Air Force, ¿favoritos en la Mountain West? – mwwire.com

#19 WAKE FOREST DEMON DEACONS at SYRACUSE ORANGE

#GoDeacs 🎩 Vs. #BoostCuse 🍊

📅 09/10/21

21:30 / 📺 ESPN2

🏟 CARRIER DOME, SYRACUSE (NEW YORK)

Los Demon Deacons, con vuelo directo y sin escalas a New York, rinden visita a un equipo histórico como son los Oranges de Syracuse. La tierra de los #44 acogerá un duelo donde los visitantes buscarán con su juego mantener su racha y sumar su sexta victoria de la temporada en seis partidos y los Oranges intentarán que el último invicto de la ACC, caiga por fin. Y qué mejor que actuando como locales para conseguir dicho logro. 

WAKE FOREST

@WakeFB

Los Demon Deacons llegan tras haber ganado a Louisville Cardinals con un FG anotado en las postrimerías del partido por el que es a día de hoy el mejor kicker de toda la NCAA, Nick Sciba. Un partido muy disputado que sirvió para reivindicarse a algunos jugadores. En especial a Taylor Morin, que con 6 recepciones, 122 yardas y un touchdown explotó de sobremanera a la secundaria contraria. 

Con el tridente terrestre conformado por Justice Ellison, Christian Beal-Smith y Christian Turner a la cabeza, la ofensiva de Wake Forest intentará martillear una y otra vez la defensa de los Oranges. Este tridente se ha mostrado muy consistente a lo largo de la presente temporada y se espera que continúe así. Las operaciones seguirán siendo comandadas por un corajudo Sam Hartman del cual se comenta que jugó tocado el último partido pero no quería dejar solos a sus compañeros. La química en este equipo es un pilar fundamental y es lo que cada uno de ellos está demostrando, incluido uno de los capitanes en esta ocasión. Por aire y tras la revalorización de Taylor Morin, se sigue contando como estiletes principales a Jaquarii Robertson y a A.T. Perry, que si bien no tuvo uno de sus mejores partidos ante los Cardinals, su concurso en el campo es importante tanto en el juego aéreo como en el terrestre debido a sus bloqueos.

A nivel defensivo nos encanta ver como Nick Andersen va sumando minutos y lo que es más importante, ritmo de competición. Hay que recordar que empezó tarde debido a una lesión y en algún momento se le nota la inactividad, pero el instinto que tiene lo hace un jugador a tener en cuenta.  Como también se tiene en cuenta a sus compañeros en la zona de atrás de la defensa. Ja’Sir Taylor y Traveon Redd llegan en un momento óptimo al partido y no conviene perderles de vista, puesto que siempre están dispuestos para todo. Por delante, Luke Masterson y Ryan Smenda Jr. seguirán siendo ese bastión en los LB que apoyarán y apuntalarán a los Rondell Bothroyd, Zion Keith o Jasheen Davis, solo por nombrar alguno. Remarcar el retorno de Miles Fox, un bastión en el front seven defensivo de los chicos de coach Clawson… o al menos se espera su retorno, que para este partido será necesario.

Para finalizar… no hay que olvidar nunca a Nick Sciba. Él lo ha demostrado sobradamente… 

Pongan un kicker en su vida – godeacs.com

SYRACUSE

@CuseFootball

Dino Barbers intenta que el equipo se resarza tras una temporada 2020 que quedará para el olvido sin duda alguna. Ese 1-10 es una losa que se están quitando de una manera rápida y eficiente, pues esta temporada ya van con un balance de 3-2. Y aunque sean colistas en la ACC, parece ser que no lo serán por mucho tiempo ya que su parcial es de 0-1 y esperan agregar la primera victoria a este casillero este fin de semana. La primera titularidad de la temporada al muchacho llegado de Mississippi State, Garrett Shrader le sentó bien. Realmente jugó a un buen nivel y parece que Barbers se la vuelve a jugar con el muchacho. ¿Habrá ganado la partida por fin a Tommy DeVito?

El freshman Sean Tucker es la principal baza ofensiva por tierra. Ha confirmado las previsiones que sobre él había y ha superado las expectativas sin ninguna duda. En el juego terrestre, Tucker se verá apoyado sin duda por el propio Shrader, el segundo corredor del equipo a nivel numérico. Taj Harris y Courtney Jackson son las amenazas aéreas más reseñables, aparte del reseñado Sean Tucker, nuevamente. Es omnipresente este muchacho en la parcela ofensiva. 

En la defensa debe mejorar su defensa contra la carrera. Ese es el punto débil del cual quiere aprovecharse Wake Forest y Syracuse no le dejará. Los linebackers Michael Jones y Stefon Johnson, los estiletes de la defensiva Orange, serán los encargados de aumentar el nivel de esta defensa y de contagiar al resto del equipo. A su lado, hay que tener el ojo puesto en Marlowe Max, freshman de segundo año y que cada jornada da un paso hacia adelante para ser considerado uno de los líderes del equipo. Darius Chesnut, otro freshman, está sorprendiendo para bien. Flanqueado por Garreth Williams, y el recién llegado de New MExico State Jason Simmons Jr., esta terna estará muy atenta a lo que pueda desplegar Sam Hartman.

Syracuse es un equipo con muchísimo jugador joven y con un futuro muy prometedor que puede dar la campanada esta jornada. Por otra parte está Wake Forest, con un juego alegre y reconocible que quiere seguir teniendo una gran temporada y llegar lo más lejos posible. Un equipo llega en racha a New York y quiere salir de allí invicto. El Carrier Dome será testigo un encuentro que promete mucha emoción y en el que más que nunca, por las características de los equipos, el juego de carrera, será el que marque el devenir del juego.

@ElchicodelDAI

Un freshman que juega como un veterano – cuse.com

@CoollegeNation 

#CoollegeNation – #BeTheCoolest