#14 WISCONSIN BADGERS at MINNESOTA GOLDEN GOPHERS

#OnWisconsin 🦡 Vs. #SkiUMah 🐿

📅 27/11/21

22:00 / 📺 FOX

🏟 HUNTINGTON BANK STADIUM, MINNEAPOLIS (MINNESOTA) 

En 1906 James MacGillivray, un periodista de Michigan, publicó un relato producto de las historias que contaban los leñadores del noreste de Estados Unidos y del este de Canadá. El relato de MacGillivray sirvió incluso para que una empresa maderera rehiciera el relato de MacGillivray y dio vida a un personaje muy importante dentro del folklore estadounidense. Paul Bunyan cobraba vida en 1914 de mano de William Laughead para la anteriormente citada campaña publicitaria. Poco después el personaje se hizo tan famoso que muchas ciudades comenzaron a reclamar a Bunyan como oriundo de sus localidades.
Michigan, Minnesota y Wisconsin son los estados con más localidades que reclaman a Paul Bunyan como suyo. Como curiosidad, una de las leyendas cuenta que los 10.000 lagos de Minnesota fueron creados por Bunyan para que su buey azul tuviera un abrevadero. También se le atribuye la formación del Gran Cañón tras correr por esa zona arrastrando su hacha. Aunque era un relato para adultos, describe su nacimiento de una forma muy infantil puesto que lo trajeron cinco cigüeñas. ¡Qué leyendas tan interesantes! 

El hacha de Paul Bunyan 

Esta semana Graham Mertz dijo: “All that matters is the Axe. That’s it.” (Todo lo que importa es el hacha. Eso es todo)
Los partidos de rivalidad son importantísimos en todos los programas y los aficionados de Wisconsin y Minnesota no van a ser menos. Para ambos llega el partido más importante del año. Este sábado por la noche, Gophers y Badgers se juegan el “humillar” al vecino, se juegan su honor y –lo más folklórico de todo– se juegan EL HACHA DE PAUL BUNYAN. 

El partido de rivalidad entre la Universidad de Wisconsin y la Universidad de Minnesota es la 6o más antigua del College Football y la que más veces se ha jugado. Este partido se disputa desde 1890 y este sábado se jugará la 131a edición de esta antiquísima rivalidad. Actualmente el récord es: 62 victorias para los Badgers, 60 para los Golden Gophers y 8 empates. En Minneapolis el récord es favorable a los locales con 37 victorias, 27 derrotas y 2 empates. Aunque en los últimos 17 años, los Gophers solamente han ganado el hacha en 2018. La única ocasión en la que no se disputó fue en 1906. El Presidente Theodore Roosevelt canceló todos los partidos de rivalidad por una serie de lesiones y muertes en los campos. 

En 1930 y para darle al partido una motivación extra, el Doctor Fouch de Minneapolis diseñó una loncha de bacon hecha en madera de nogal. La idea era que sirviese de trofeo itinerante como sucedía con el “botijo” de la rivalidad Michigan-Minnesota. En 1943, los Gophers recuperaban el Bacon tras la derrota del año anterior. En el momento de entregar/devolver el trofeo, se percataron de que «alguien se había comido el bacon». En 1994 encontraron «casualmente» el trofeo desaparecido en un armario de Camp Randall. 

En 1948, ambas universidades dieron por perdida la loncha de bacon y el W Club de la Universidad de Wisconsin (una asociación que trabaja por mantener el legado y patrimonio de la universidad), instauró el Hacha de Paul Bunyan como trofeo para tan magna rivalidad. El hacha original, de 1.83 metros, fue donada al College Football Hall of Fame en 2003. La razón fue que en el año 2000, el National W Club tuvo que fabricar una nueva porque en la original no quedaba espacio para inscribir los resultados de los partidos. 

Hoy en día, ganar el «Hacha» es uno de los mayores honores de cualquier aficionado Gopher y Badger. También es una motivación extra para los jugadores y aficionados que siempre llenan el Huntington Bank Stadium y Camp Randall pese a estar todo nevado y con el termómetro rozando los 0o o incluso con muchos grados negativos. 

Graham Mertz – uwbadgers.com

El partido 

Aunque todo el folklore alrededor del partido sea lo que más titulares, tweets y comentarios acapare; el motivo de todo esto es el partido que se juega.
Minnesota por su parte llega sin ninguna aspiración a ganar la división y ya tiene más de seis victorias que le hacen elegible para una bowl. Por lo tanto los Gophers juegan con la única motivación de ganar el partido más importante del año y de conseguir la posibilidad de optar a una bowl mejor. 

La temporada de los Gophers apuntaba muy alto con un Tanner Morgan descomunal y un Ibrahim como posible candidato a pelear por el Heisman. Pero el RB se partió en mil pedazos en el primer partido contra Ohio State y las aspiraciones de los Gophers se diluyeron como un azucarillo en un pocillo de café bien caliente. Aún así Minnesota continuó su plan ofensivo basado en la carrera y llegando a hacer el doble de intentos de carrera que de intentos de pase. 

Por otra parte, los Badgers llegan con sus opciones intactas para ganar la división y luchar contra Ohio State o Michigan por el campeonato de la Big Ten. Wisconsin depende de sí misma para quedar por encima de Iowa y ganar el oeste. Aunque el comienzo de temporada no fue demasiado bueno y la salud no acompañó, Braelon Allen se ha erigido como el líder de la ofensiva. El RB freshman tuvo que tomar los mandos del juego terrestre tras la lesión de Mellusi y no ha decepcionado en absoluto. Su desempeño ha sido increíble y, si no fuese porque era el RB2 durante media temporada, habría roto todos los récords de Jonathan Taylor como freshman. 

El honor de ganar el hacha, el orgullo de poder vencer a tu vecino 

El ser humano es competitivo y “chinchón” de nacimiento. Siempre buscamos rivalidades con nuestros vecinos y nuestros iguales. Por lo tanto, vencerles siempre nos motiva más. En el caso de las rivalidades del fútbol americano universitario, la competencia es muy sana y nunca veremos altercados entre ambos. Sin ir más lejos, lo más normal es ver a aficionados de ambos programas compartir viandas cárnicas y zumos de cebada en los aledaños del estadio las horas previas a dicho partido. Y también podemos verlos juntos en las gradas. En el caso del partido de “El hacha de Paul Bunyan” la rivalidad es aún más importante porque son 130 partidos los que se han disputado, siendo la rivalidad del college que más enfrentamientos han “batallado”. 

Si los Gophers recuperan el hacha la temporada se habrá salvado y si los Badgers mantienen el hacha, tendrán un año entero para seguir restregándosela a sus vecinos 

@BadgersESP – @julianguede

P.J. Fleck – startribune.com

#2 OHIO STATE BUCKEYES AT MICHIGAN WOLVERINES

#GoBucks 🍃 Vs. #GoBlue 〽️

📅 27/11/21

18:00 / 📺 FOX

🏟 MICHIGAN STADIUM, ANN ARBOR (MICHIGAN)

Esta semana, además de ser la festividad de ‘Acción de Gracias’ y el ‘Black Friday’, es la semana de rivalidades en el College Football, abundantes partidos con las rivalidades más importantes de las universidades. El sábado a las 18h asistiremos al ‘The Game’, el histórico partido de rivalidad entre Ohio State y Michigan. Un partido que se juega desde 1897, la serie la va ganando Michigan 58-51-6. Se le denomina ‘The Game’ debido a su interés a nivel nacional, ya que durante bastantes años ha sido el partido que decide el campeón divisional, el campeón de la conferencia BIG10, o el equipo que juega la Rose Bowl. Este año, están de nuevo en la misma situación, el que gane será el ganador divisional, jugará la final de conferencia, y optará a disputar el Playoff al Nacional o la Rose Bowl.

OHIO STATE

@OhioStateFB

Los Buckeyes son el #2 de la nación, llevan un récord de 10-1, 8-0 en la conferencia, perdiendo solo el partido de la semana 2 frente a Oregon, 35-28, a partir de entonces el equipo dirigido por Ryan Day ha ganado todos sus partidos, el último frente a la revelación de la temporada en la BIG10, la renovada Michigan State de Mel Tucker, a la que aplastó 56-7. El entrenador Ryan Day en sus tres temporadas al cargo, ha conseguido mantener el nivel del equipo que dejó Urban Meyer. 

Ohio State es el equipo más anotador de la nación, con una media de 47,2 puntos y consiguiendo 559,5 yardas por partido, de las cuales 362,3 son aéreas y 197,3 terrestres. Su máximo exponente es el QB C.J. Stroud, lleva ya 3.468 yardas de pase, 36 TDs y tan solo 5 interceptaciones, erigiéndose uno de los favoritos a llevarse el Heisman Trophy, será más favorito si en este partido rinde a gran nivel. Sus mejores referencias son los WRs Garrett Wilson, Chris Olave y Jaxon Smith-Njigba. El juego terrestre también es muy dominante, lo forma un comité en donde el RB True Freshman,  TreVeyon Henderson, destaca sobre el resto con 1098 yardas corridas, 14 TDs, 7,3 yardas por acarreo, 231 yardas aéreas y 3 TDs. Le acompañan Master Teague III y Miyan Williams. Será un ataque muy difícil de defender, pero la calidad del rival en defensa también será difícil de superar.

La defensiva Buckeye permite que le anoten 19 puntos y 355,6 yardas por partido, de las cuales 252,1 son aéreas y 103,5 terrestres. Su defensa contra el pase es efectiva, pero se enfrentará a un ataque rival terrestre muy potente, por lo que veremos a qué nivel esta y si aguantará hasta el final. Los jugadores más destacados son el S Ronnie Hickman (84 placajes, 1 sack, 1 FF, 2 interceptaciones y 1 TD) y el DT Haskell Garrett (21 placajes, 7 para pérdida de yardas, 5,5 sacks, 1 pase defendido, 2 fumbles recuperados y 1 TD).

Chris Olave – cbssports.com

MICHIGAN

@UMichFootball

Los Wolverines son el #5 de la nación, llevan un record de 10-1, 7-1 en la conferencia, habiendo perdido tan solo en su visita a los Spartans de Michigan State 37-33. Sus dos últimos partidos fueron dos visitas a rivales divisionales, Penn State y Maryland, saldadas con dos triunfos que han hecho subir la confianza del equipo de cara al ‘The Game’. El entrenador Jim Harbaugh ha conseguido esta temporada recuperar las sensaciones de ser un equipo top, contendiente a disputar los Playoffs, después de varias temporadas para olvidar.

El ataque de Michigan es también muy anotador, colocándose 2º en esta faceta, justo por detrás de Ohio State, es un ataque que anota una media de 36,9 puntos y 447,9 yardas por partido, de las cuales 229,5 son aéreas y 218,4 terrestres. El ataque por tierra es uno de los más potentes de la nación, con una pareja de RBs en un gran nivel, Hassan Haskins con 1.063 yardas y 13 TDs, y Blake Corum con 778 yardas y 10 TDs. Precisamente Blake Corum salió lesionado hace unas semanas frente a Indiana, y su llegada para este partido es cuestionable, si al final llega, puede ser una gran noticia para los Wolverines. Pese a tener un ataque terrestre muy potente, la defensiva de los Buckeyes es muy dura de superar, permitiendo tan solo 3,1 yardas por acarreo a sus rivales. Es por eso, que el papel del QB Cade McNamara se antoja fundamental, y es donde puede haber mayores dudas en esta ofensiva, lleva 2.142 yardas, 14 TDs y tan solo 2 interceptaciones. Sus receptor referencia es  Cornelius Johnson, con 546 yardas y 3 TDs.

En defensa, los Wolverines permiten al rival que le anote 16,3 puntos y 306,8 yardas por partido, de las cuales 178,4 son aéreas y 128,5 terrestres. Es una defensa muy bien trabajada por el HC Jim Harbaugh, más fuerte que la del rival, siendo la #9 de la nación en yardas permitidas y a la que tan solo le han anotado 21 TDs. Los jugadores más destacados son los Pass Rushers Aidan Hutchinson ( 47 placajes, 11,5 para perdida de yardas, 9 sacks, 3 pases defendidos, 2 fumbles forzados y 1 recuperado) y David Ojabo (30 placajes, 10 para perdida de yardas, 10 sacks, 3 pases defendidos, 5 fumbles forzados y 1 recuperado), el LB Josh Ross ( 80 placajes, 7,5 para perdida de yardas, 0,5 sack y 2 pases defendidos), y el DB Daxton Hill (53 placajes, 3,5 para pérdida de yardas, 0,5 sacks, 1 Fumble recuperado, 7 pases defendidos y 2 interceptaciones).

En definitiva, se enfrentan dos de las universidades más en forma del momento, con unos ataques y unas defensivas de gran nivel,  por lo que será un choque de trenes en toda regla, ¿Quién será el ganador de este duelo? De momento no se sabe, todo puede pasar, lo que sí es seguro que el ganador será el favorito para ganar la conferencia, para clasificarse a Playoffs, y porque no, para soñar con ganar los Playoffs y el Nacional.

@LuisMa_80

Aidan Hutchinson – eu.detroitnews.com

#10 OKLAHOMA SOONERS at #7 OKLAHOMA STATE COWBOYS

#BoomerSooner 🅾️ Vs. #LetsRide 🤠

📅 28/11/21

01:30 / 📺 ABC

🏟 BOONE PICKENS STADIUM, STILLWATER (OKLAHOMA)

Partido en la cumbre de la Big 12 Conference. Ambos programas no solo se juegan la honra del poderío hegemónico del estado de Oklahoma, sino que ponen en liza, sobre el emparrillado del Boone Pickens Stadium, un puesto en el Big 12 Championship de la próxima semana. 

Oklahoma resurgió del varapalo de Waco con una gran victoria (28-21) ante Iowa State. Por su parte, los Cowboys manniataron a Texas Tech con un contundente 23-0. Según las apuestas, Oklahoma State es favorita por 4 puntos, pero las huestes aleccionadas por Lincoln Riley (no sabemos muy bien por cuánto tiempo más) han triunfado en los últimos seis enfrentamientos intraestales. La última victoria del programa sito en Stillwater data de diciembre de 2014. 

OKLAHOMA

@OU_Football

Oklahoma, como viene siendo algo habitual a lo largo de esta campaña, pasó muchos apuros para doblegar a unos Cyclones que llegaban en horas muy bajas. Las mesnadas preparadas por Matt Campbell vendieron muy cara su derrota y los Sooners no sintieron la victoria en su casillero hasta el último segundo. 

Caleb Williams se ha consolidado como un interesante quarterback dual threath, que completa el 65’5% de sus pases intentados, alcanzando 1418 yardas aéreas y 15 touchdowns. Asimismo, es un gran arma terrestre, pues es responsable de 53 acarreos para 372 yardas y 6 anotaciones, siendo algunas de ellas touchdowns en los momentos más álgidos y decisivos del partido. Caleb ha ganado ampliamente el duelo con Spencer Rattler y será el futuro del programa de Norman… salvo que acompañe a Lincoln Riley en un hipotético viaje a Baton Rouge. 

Kennedy Brooks es el agente más importante del juego terrestre sooner. Acumula 162 intentos para 972 yardas y 10 anotaciones. Se complementa a la perfección con Eric Gray, que es mucho más efectivo en el juego por aire. La referencia en la ofensiva aérea es Marvin Mims (644 yardas, 4 TDs), que forma junto Jadon Haselwood (381 yardas, 6 TDs), Michael Woods II (362 yardas, 2 TDs) y Mario Williams (337 yardas, 4 TDs) un poderoso cuerpo de receptores (aunque lejos de la productividad de generaciones pretéritas). Jeremiah Hall, Brayden Willis y Austin Stogner consolidan, asimismo, una completa unidad de tight ends siempre predispuesta a ayudar a Caleb Williams. 

La defensa de Oklahoma ha permitido un promedio de 24’2 puntos por partido. Los Sooners son muy productivos, puesto que han conseguido 29 sacks, 8 interceptaciones y 12 fumbles recuperados. Los líderes defensivos del equipo son el linebacker Brian Asamoah y el safety Pat Fields. La presión al mariscal de campo rival es propiedad de Nick Bonitto (6 capturas), Isaiah Thomas (7 sacks) y Perrion Winfrey (5’5 sacks). Otros jugadores de la zaga sooner a los que debemos estar muy atentos son el linebacker Dashaun Watson y el safety Delarrin Turner-Yell. 

Riley ya no duda – data24noticias.com

OKLAHOMA STATE

@CowboyFB

Oklahoma State consiguió una fácil victoria ante unos Red Raiders que van a la deriva. Los Cowboys son los 47º de la nación en puntos por partido (31’4) y consiguen 413’7 yardas totales por encuentro. Son una maquinaria ofensiva en perfecto funcionamiento, en la que el corredor Jaylen Warren es el arma ejecutora. El jugador senior ha sabido tomar el testigo de Chuba Hubbard y se muestra responsable de 220 intentos para 1078 yardas y 10 TDs. 

Spencer Sanders está siendo mucho más regular de lo que nos tiene acostumbrado y está moviendo excelentemente las cadenas de los Cowboys. A capacidad por aire (1997 yardas, 15 TDs y 6 interceptaciones) hay que sumar una supina movilidad fuera del pocket, que se traduce en 417 yardas y 5 anotaciones. Los dos estiletes más productivos para los pases de Sanders son los wide receivers Tay Martin (765 yardas, 6 TDs) y Brennan Presley (422 yardas, 5 TDs). 

La defensa de Oklahoma State ha dado un salto de calidad y se erige en ese cambio que está haciendo al conjunto mucho más competitivo. Es la segunda de la nación en puntos permitidos, con un promedio de tan solo 14’9 puntos por encuentro. De hecho, la excelencia ha sido alcanzada en los tres últimos encuentros, puesto que la zaga ha concedido solamente 3 puntos o menos. La agresividad cowboy es tremenda y eso se traduce en 43 sacks, 8 interceptaciones y 6 fumbles recuperados. Los agentes más determinantes de esta defensiva son los linebackers Malcolm Rodríguez y Devin Harper, el safety Dolby Harvell-Peel y los defensive ends Brock Martin y Collin Oliver. 

@EduVall82

Jaylen Warren – okstate.com

@CoollegeNation 

#CoollegeNation – #BeTheCoolest