¡Llegó el día! Vuelve la emoción, regresa el espectáculo, retorna la pasión a los emparrillados… Tradiciones, mascotas, marching bands, tailgates, rivalidades, ambientes espectaculares, confraternización de aficiones, odio visceral, polémica, desencuentros, esperanzas rotas, alegría… Podemos decirlo bien alto: ¡vuelve el College Football!

Desde @CoollegeNation, inauguramos nuestro tercer año con la ilusión del primer día y -lógicamente- seguiremos aportando nuestro -modesto- granito de arena a la difusión del football colegial en nuestro idioma. La Week 0, que debía ser una fiesta europea con la disputa, en Dublín, del encuentro Nebraska Vs. Illinois, ofrece grandísimos encuentros. Junto al citado duelo entre Cornhuskers y Fighting Illini, la temporada colegial se abre con los siguientes partidos: 

  • UConn Vs. Fresno State.
  • Eastern Illinois Vs. Indiana State.  
  • Hawai’i Vs. UCLA.
  • UTEP Vs. New Mexico State.
  • Southern Utah Vs. San Jose State.
  • Alcorn State Vs. North Carolina Central (de este interesantísimo encuentro de la FCS, el Cricket MEAC/SWAC Challenge, podréis leer nuestra previa en la web de @TheSpanishBowl). 

Siendo fieles a nuestros principios, seguiremos ofreciendo nuestra visión de la previa de los duelos que consideramos más interesantes, atractivos y emocionantes, nuestros clásicos #Coolest. En esta ocasión, hemos optado por tres grandes partidos (una tradicional rivalidad, entre ellos), que servirán para abrir boca a una temporada que se presenta apasionante. Esperemos que la disfrutéis. Buen provecho. 

Memorial Stadium – fightingillini.com

NEBRASKA CORNHUSKERS AT ILLINOIS FIGHTING ILLINI

#TheGoodLife 🌽 Vs. #Illini 🔶

📅 28/08/21

⏳19:00 / 📺 FOX

🏟 MEMORIAL STADIUM, CHAMPAIGN (ILLINOIS) 

Como hemos indicado anteriormente, este apasionante duelo debería haberse disputado en Dublín, pero, debido a la pandemia, las autoridades de la NCAA decidieron no correr riesgos y que Champaign acogiera este enfrentamiento de la Big 10. El partido vendrá marcado por la figura de los head coaches de ambos equipos. El foco mediático de la #HuskerNation está encima de Scott Frost, que no ha demostrado nada en sus tres campañas al frente del programa sito en Lincoln, siendo ya muchos fanáticos los que hablan de que no es el futuro del equipo. Por su parte, en Champaign, tras el fin de la era de Lovie Smith, se abre una etapa de esperanza, merced a la llegada del enérgico Bret Bielema. Será un duelo muy parejo, que puede marcar el rumbo de la temporada de ambos equipos. Nebraska querrá quitarse la espina de la derrota (23-41), en Lincoln, de la pasada temporada. 

NEBRASKA

@HuskerFBNation

Scott Frost seguirá confiando en la figura de Adrian Martinez para llevar las riendas del ataque husker. Con la salida de Luke McCaffrey, el quarterback tendrá la responsabilidad de implementar los números de una ofensiva, que el pasado año apenas promedió 23’1 puntos por partido y unas patéticas 5’6 yardas por jugada. Mucho se esperaba del nativo de California, tras su espectacular temporada freshman, pero una involución se ha producido desde ese 2018 espectacular. Precisamente, ese año Martinez realizó una exhibición frente a los Fighting Illinois, acumulando 328 yardas de pase, 3 touchdowns y 118 yardas por tierra. ¿Volveremos a ver a ese Adrian Martinez? 

En ataque, Nebraska sufre la pérdida de su líder terrestre Dedrick Mills, así que Frost deberá confiar en una rotación entre los corredores Gabe Ervin (freshman), Rahmir Johnson y el transfer llegado desde USC, Markese Stepp. En este partido y teniendo en cuenta las dificultades de Illinois para parar la carrera, el ataque terrestre puede ser la clave. Más problemas plantea el desempeño aéreo, donde Martinez tendrá que buscar sensaciones con los recién llegados Omar Manning, Oliver Martin y Samori Toure. 

La gran debilidad de la defensa de Nebraska es, sin duda, la secundaria, donde Frost tiene un auténtico quebradero de cabeza. Salvo el magnífico cornerback Cam Taylor-Britt, que el año pasado estuvo a gran nivel, el resto de la unidad es muy mejorable. Ahí es, precisamente, donde Illinois puede hacer muchísimo daño. Por el contrario, la gran baza defensiva de los Cornhuskers es su front seven, donde cuenta con linieros defensivos y linebackers muy experimentados. El indiscutible jefe de este grupo es el linebacker JoJo Domann. 

Scott Frost – thespun.com

ILLINOIS

@IlliniFootball

Bret Bielema retorna a la Big 10 y lo hace acompañado de un viejo conocido, el Coordinador Ofensivo Tony Petersen, con el que ya compartió etapa en Appalachian State, Marshall, Louisiana Tech y East Carolina. La tarea que tienen ambos es la de reflotar un ataque patético, que el año promediaba, bajo mando de Lovie Smith, apenas 20 puntos por partido. Bielema lo debe tener claro y apostar principalmente por una sólida y experimentada línea ofensiva. Teniendo en cuenta este aspecto, corredores excepcionales de la talla de Chase Hayden, Chase Brown y Mike Epstein tienen que explotar. De todos ellos, sobresale la figura de Chase Brown, que ya el año pasado consiguió 540 yardas y 3 anotaciones terrestres. 

El quarterback Brandon Peters será clave en la evolución o involución de Illinois esta temporada. Bielema confía mucho en él, pues Peters ha demostrado destellos el pasado ejercicio. No obstante, el gran problema es la falta de calidad del cuerpo de receptores, donde hay que destacar a Brian Hightower, Donny Navarro y los reconvertidos Jafar Armstrong (antiguo running back de Notre Dame) e Isaiah Williams (ex-QB). En corto yardaje, ayudarán muchísimo a Peters los tight ends Daniel Barker y Luke Ford. 

En defensa, el nuevo Coordinador Defensivo Ryan Walters apostará por una 3-4. Reflotar esta defensa se antoja una empresa compleja, pues la zaga illini concedió casi 35 puntos por partido la pasada campaña. Sin duda, los grandes agentes defensivos de Illinois son el linebacker Jake Hansen y el edge rusher Owen Carney. 

Bret Bielema – fightingillini.com

HAWAI’I RAINBOW WARRIORS AT UCLA BRUINS

#WinEveryDay🌈 Vs. #GoBruins🐻

📅 28/08/21

⏳21:30 / 📺 ESPN PLAYER

🏟 ROSE BOWL, PASADENA (CALIFORNIA) 

Hawai’i y UCLA disputarán un atractivo encuentro en el Rose Bowl para inaugurar la temporada 2021. Será un partido interconferencial entre dos equipos que llegan con altas expectativas a esta nueva campaña. Hawai’i, tras el fin de la era “Air Raid” de Nick Rolovich, ha encontrado en el entrenador Todd Graham un juego más equilibrado, concediéndole importancia a la carrera y mejorando el desempeño defensivo. Por su parte, este año tiene que ser clave para Chip Kelly, pues su equipo ha mostrado destellos intermitentes a lo largo de su etapa, aunque dichas bondades han quedado diluidas en el último momento. El gran objetivo de Kelly y sus Bruins es alcanzar su primer bowl game desde 2017. 

HAWAI’I

@HawaiiFootball

Hawai’i quiere reeditar su gran temporada 2019, en la que logró vencer a dos equipos Pac-12. Para ello, Todd Graham se ha traído -desde UCF- a un viejo conocido, el Coordinador Defensivo G.J Kinne, que tratará de sacar el máximo partido a ese interesante quarterback llamado Chevan Cordeiro. Cordeiro consiguió el pasado ejercicio 2083 yardas de pase y 14 touchdowns, en tan solo 9 encuentros. Pero Chevan no solo pasa, sino que también se ha mostrado como una arma amenazadora por tierra: 483 yardas y 7 anotaciones, lo demuestran. El gran problema para Cordeiro es su porosa y débil guardia pretoriana, aspecto que debe aprovechar el pass rush de UCLA. 

El mejor jugador ofensivo de los Guerreros del Arcoíris es, sin duda, ese eléctrico y explosivo corredor conocido con el nombre de Calvin Turner Jr., que el año pasado dejó destellos de jugador alucinante. Si le concedes el mínimo espacio, Turner te va a matar…

Desde el punto fue vista defensivo, Hawai’i cuenta con dos grandísimos jugadores. En el front seven, emerge con luz propia un auténtico coloso, el linebacker Darius Muasau. Es sin duda, el líder de la unidad, con una gran habilidad para placar, parar la carrera e ir al blitz. En la secundaria, hay que hacer énfasis en la labor del cornerback Cortez Davis, un auténtico playmaker que puede cambiar el signo de un partido. 

Chevan Cordeiro – staradvertiser.com

UCLA

@UCLAFootball

Por fin, parece que Chip Kelly ha encontrado al tipo de jugador que se acomoda perfectamente a su “especial” concepto ofensivo. Y bastante le ha costado asimilarlo al quarterback Dorian Thompson-Robinson, que -tras su cuarto año en el programa afincado en Los Ángeles- sacó el máximo partido a ese ataque “chipkellyano”. Thompson-Robinson es un gran arma por tierra (promedió 5’6 yardas por acarreo el año pasado) y por tierra, donde ha mejorado con creces su capacidad de pase. El gran problema de Thompson-Robinson es su incapacidad para mantenerse sano, así que Kelly tendrá que contribuir, ofreciéndole una guardia pretoriana más sólida. 

El gran socio, por aire, de Thompson Robinson volverá a ser el espectacular tight end Greg Dulcich, que en 2020 ofreció un promedio sensacional de casi 20 yardas por recepción y 5 touchdowns. Otros jugadores que pueden aportar por aire son los receptores Kyle Phillips y Kim Brown (transfer que llega desde Texas A&M) y el otro TE Mike Martínez. La gran duda para el ataque es quién será el recambio de Demetric Felton. Quizá, Brittain Brown sea el más productivo agente terrestre para los Bruins. 

En defensa, el coordinador Jerry Azzinaro tendrá que seguir implementando el conjunto, especialmente cuando se enfrenta a dual-threats quarterbacks tan versátiles como Cordeiro. Retorna gran parte de la defensa del año pasado. En esta unidad sobresale la labor de dos auténticos veteranos como los linebackers Caleb Johnson y Mitchell Agude.  

Dorian Thompson-Robinson – uclabruins.com

UTEP MINERS AT NEW MEXICO STATE AGGIES

#PicksUp⛏ Vs. #AggieUp🤠

📅 29/08/21

⏳03:30 / 📺 BALLY SPORTS

🏟 AGGIE MEMORIAL STADIUM, LAS CRUCES (NEW MEXICO) 

La Interestal 10 une El Paso con Las Cruces, dos localidades de los estados de Texas y Nuevo México a tan solo 74 kilómetros de distancia. Ambas ciudades acogen los programas de Miners y Aggies respectivamente. Esta rivalidad entre UTEP y New Mexico State se remonta al 31 de octubre de 1914. Por tanto, Miners y Aggies se han enfrentado -nada más y nada menos- que 97 veces. El duelo recibe el nombre de The Battle of I-10, pero los dos conjuntos compiten por el Silver Spade Trophy (la Pala de Plata) y la Mayor’s Cup. El año pasado no se pudo celebrar este encuentro, ya que New Mexico State decidió no competir por causa de la pandemia.. Los Miners dominan la serie por 57 victorias, 38 derrotas y 2 empates. 

UTEP

@UTEPFB

El head coach Dana Dimel puede estar feliz, pues regresa la columna vertebral del ataque miner de 2019. El quarterback Gavin Hardison volverá a estar al comando de las operaciones. En siete encuentros, Hardison completó el 54’3% de sus pases, acumulando 1419 yardas, 5 touchdowns y 5 interceptaciones. Junto a él, retornarán dos impresionantes receptores que ya hicieron diabluras el pasado ejercicio: Jacob Cowing (41 recepciones, 691 yardas y 3 TDs) y Justin Garrett (38 pases, 510 yardas y 3 TDs). 

Del lado terrestre, Deion Hankins entrará en su temporada sophomore de la mejor manera posibles tras ser responsable de 592 yardas y 9 anotaciones. Anoten este nombre, ya que podemos estar ante el gran running back de la C-USA en los próximos años. 

En la parcela defensiva, hay que mencionar al sensacional middle linebacker Tyrice Knight, que se erigió en la figura más sobresaliente de una unidad muy débil. Fue responsable de 54 tackles, 2’5 TFLs y 1 sack la pasada temporada. 

Deion Hankins – kfoxtv.com

NEW MEXICO STATE

@NMStateFootball

 Es vital que el QB Jonah Johnson dé un golpe sobre la mesa, mueva bien las cadenas del ataque y capte la atención y vigilancia de las defensas rivales. El running back O’Maury Samuels (un antiguo recluta 4 estrellas nacido en el estado de Nuevo México) llega desde Michigan para ayudar a los Aggies. Su innata capacidad física otorgará un plus a una ofensiva acostumbrada a darle mucha preponderancia al juego terrestre. El corredor rs-freshman Juwaun Prince será el complemento perfecto para el poderío de Samuels, debido a su agilidad, dinamismo y buenas manos. Jonah Johnson contará con un nutrido cuerpo de receptores de una grandísima calidad, entre los que destaca Robert Downs III. Dominic Gicinto, Terrell Warner y Andre Bodison, que completan una unidad muy atractiva.

El Defensive Coordinator Frank Spaziani tiene una ingente tarea por delante para reflotar la débil zaga aggie. Se encomendará a una línea defensiva formada por el defensive end Donavan King y los tackles Lama Lavea y Justin Segura. El mejor linebacker es, sin duda, Trevor Brohard. Por su parte, en la secundaria, los dos cornerbacks dominantes serán Xavier Hinkle y Daehmahni Williams, junto a los safeties Caleb Mills y Devlin Kirklin. 

O’Maury Samuels – nmstatesports.com

@EduVall82

#CoollegeNation